Compartir
Publicidad
Cómo escribir en discos NTFS con OS X, gratis y sin instalar aplicaciones adicionales
Tutoriales

Cómo escribir en discos NTFS con OS X, gratis y sin instalar aplicaciones adicionales

Publicidad
Publicidad

Durante mucho tiempo hemos estado mirando soluciones para la limitación de los discos formateados con el sistema propietario de archivos NTFS, que en OS X sólo podemos leer pero no escribir. Un se mira pero no se toca en toda regla, que ha dado dolores de cabeza a muchas personas.

Existen varias aplicaciones que nos lo solucionan, pero normalmente son de pago u ofrecen funciones muy limitadas en sus versiones gratuitas. Pero si odias tener que instalar este tipo de programas, existe una alternativa algo más complicada pero completamente gratuita para poder escribir en discos NTFS desde OS X.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que vamos a necesitar un disco duro o pendrive USB formateado en el sistema de archivos NTFS, cosa que podemos hacer desde una máquina virtual de Windows o desde cualquier PC. Además, el nombre de ese disco no puede tener espacios. Debe de ser una sola palabra, como "Disco". Recomiendo también que antes de seguir paso a paso la guía, os la leáis hasta el final para tener una idea general de lo que vais a hacer en el Mac.

Las autoridades sanitarias advierten: vamos a hacer uso del Terminal

Si cumples con los requisitos, podemos empezar: abre un terminal y escribe lo siguiente. Es posible que te pida la contraseña de administrador del Mac, así que asegúrate de recordarla:

sudo nano /etc/fstab

Lo que hacemos con este comando es crear la tabla de sistemas de archivo fstab, común en los sistemas basados en Unix, y abrirla con el editor de texto Nano. Os tiene que aparecer algo así, con el texto completamente en blanco y sin la línea que veis en la imagen (que añadiremos enseguida):

Terminal

El siguiente paso es escribir en ese editor lo siguiente, donde NOMBREDELDISCONTFS sea el nombre de vuestro disco formateado con el sistema NTFS. Recordad que dicho disco no puede tener espacios:

LABEL=NOMBREDELDISCONTFS none ntfs rw,auto,nobrowse

¿Listos? Pues ahora pulsamos CTRL+X para salir, pulsamos Y para confirmar y luego pulsamos la tecla INTRO para cerrar el editor. Lo más difícil ya está hecho, así que podemos cerrar el terminal sin temores.

¿Dónde está mi disco NTFS?

Finder

Quizás te hayas adelantado y hayas conectado ya el disco NTFS para ver si se montaba para poder escribir datos en él y te has llevado una decepción al no encontrarlo ni en el escritorio ni en la barra lateral del Finder. Tranquilo, no hay ningún error: tu disco NTFS está montado en el directorio /Volumes del sistema.

Es el precio que hay que pagar por poder escribir en volúmenes NTFS sin pagar en OS X: no podemos acceder a ellos directamente. Para encontrar el directorio /Volumes, basta con abrir de nuevo el Terminal y escribir:

open /Volumes

Bingo, se nos abrirá una ventana del Finder en la que veremos el disco montado junto a nuestro disco interno. Siempre podemos colocarnos un acceso directo de esa carpeta, ahora que la tenemos abierta en el escritorio. O si la hemos cerrado, siempre podemos crear ese acceso directo en modo geek con otro comando en el Terminal:

sudo ln -s /Volumes ~/Desktop/Volumes

Finalmente, si lo que queremos es deshacer todos los cambios y dejar de poder escribir en los discos NTFS, basta con eliminar la tabla de sistemas de archivos que hemos creado con este último comando de Terminal. Insistimos en que en cada una de estas operaciones se nos puede pedir la contraseña de administrador:

sudo rm /etc/fstab

Listo. La desventaja es tener que acceder a la carpeta /Volumes manualmente, pero a cambio nos libramos de aplicaciones de pago. El truco funciona en OS X Mavericks y en OS X Yosemite, donde yo mismo he podido comprobarlo.

Imagen | Jeff Kubina
En Applesfera | Cómo trabajar con varias zonas horarias en el calendario de OS X y no morir en el intento

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio