Esto es todo lo que hago nada más estrenar iPhone: qué configuro, qué desactivo y qué instalo
Tutoriales

Esto es todo lo que hago nada más estrenar iPhone: qué configuro, qué desactivo y qué instalo

Estrenar un iPhone es todo un ritual. Un ritual bastante personal, además, pues según cuál sea el uso que le vayamos a dar al teléfono, priorizaremos unas u otras acciones. Hay algunas líneas básicas —comunes, digamos— que no repasaremos en este artículo, pues de lo que hablaremos es de detalles de configuración y algunas apps.

Vaya por delante que los consejos —si es que se pueden llamar así— que voy a exponer no han de ser válidos para todos, ni mucho menos. Pero, eso sí, pueden servirnos de recordatorio a la hora de configurar estas u otras opciones similares en nuestro nuevo iPhone o incluso para modificar algunos ajustes en el iPhone que ya estamos utilizando. Así, sin más, permitidme que os cuente todo lo que hago nada más estrenar iPhone.

Algunas configuraciones, instalación de apps y poco más

Con el paso de los años, de los sistemas operativos y de las instalaciones en limpio motivadas principalmente por haber participado de los diferentes ciclos de betas, he ido dejando atrás gran parte de la personalización. Por eso mismo, incluso cuando en una formación nos dedicamos a configurar desde cero un iPhone para alguien, recomiendo mantener al máximo posible los ajustes de fábrica. Lo hago así porque considero —una opinión más, claro está— que las opciones que Apple deja predefinidas son muy lógicas. A veces, activar o desactivar ciertas opciones entra en un cierto conflicto con otros ajustes y puede enturbiar la experiencia.

Dicho esto, sí modifico algunos ajustes y recomiendo también modificar aquellos que tenemos claros que queremos cambiar. Lo que hago yo, no necesariamente en este orden, es cambiar el buscador de Safari a DuckDuck Go desde Ajustes > Safari y cambiar las opciones de deslizar en Ajustes > Mail para que deslizando hacia la derecha pueda archivar rápidamente correos. También subo al máximo el volumen de Timbre y alertas y cambio mi tono de llamada en Ajustes > Sonidos y vibraciones, lo hago usando uno de los varios que tengo comprados y que se descargan automáticamente.

Repaso que los calendarios y las listas de Recordatorios por omisión sean las correctas y escribo de nuevo las contestaciones rápidas a una llamada en Ajustes > Teléfono. Activo el informe de privacidad de apps en Ajustes > Privacidad y desactivo el acceso al Centro de Notificaciones, Hoy y Buscar, Control Center y otros siempre que el iPhone esté bloqueado. En Ajustes > Calendario defino los Avisos por omisión para que los eventos suenen a la hora concreta y los de cumpleaños y de día entero a las 9:00 del día en cuestión.

Hecho esto, dirijo mi atención al App Store y descargo las ocho apps que utilizo: iA Writer, Lockdown, Slack, 1Blocker, Vinegar, Soporte técnico, Apple Store y Uber. Y con esto doy por concluida la configuración. El resto de la información, como Fotos, Archivos, Música y todo lo demás, se descarga automáticamente de iCloud.

Una cosa más. Tengo la costumbre de dejar que la batería se descargue por completo y la cargo luego también por completo para que haga su primer ciclo de carga y se calibre correctamente. Una costumbre de cuando la tecnología no era la de los iPhone 14, ciertamente. Y listo. A partir de aquí simplemente a disfrutar del iPhone.

En Applesfera | Las 6 primeras tareas más recomendables si acabamos de estrenar un iPad

Temas
Inicio