Siete cosas que probar con las apps que se cierran nada más abrirse en nuestro iPhone o iPad
Tutoriales

Siete cosas que probar con las apps que se cierran nada más abrirse en nuestro iPhone o iPad

Algunas aplicaciones de nuestro iPhone o iPad se pueden querer negar a abrirse. Una situación poco común gracias a los filtros de calidad del App Store, pero que, de encontrar, es bastante inconveniente. Afortunadamente, tenemos varios recursos para asegurarnos de poder abrir cualquier aplicación siempre que la necesitemos.

Qué podemos hacer con las apps que ni se abren

Como todo el software que utilizamos, las apps de nuestro iPhone o iPad pueden tener errores. De ser así, pueden causar que estas no se abran correctamente cuando tocamos su icono en la pantalla de inicio. Una situación poco común ante la que podemos hacer lo siguiente:

  1. Forzar la salida de la app: pues suele solucionar el 99% de los errores. Para forzar la salida de cualquier app que esté negando a abrirse, basta con que deslicemos hacia arriba desde la parte inferior de la pantalla y nos detengamos a la mitad. Luego simplemente deslizamos la app hacia la parte superior para que desaparezca. Tras volver a abrirla debería funcionar adecuadamente.
  2. Activar y desactivar el modo avión: para forzar que el iPhone restablezca todas las conexiones, incluidas aquellas que la app puede necesitar para funcionar y pueden llevar a errores de no estar presentes al tratar de abrirla.
  3. Reiniciar nuestro iPhone o iPad: un recurso que siempre debemos tener en cuenta. Basta con que mantengamos presionado el botón lateral y el de subir el volumen y, cuando aparezca, deslicemos en Desliza para apagar. A continuación lo mantenemos presionado de nuevo para encenderlo.
  4. Actualizar la aplicación: pues la versión actual podría tener algún error. Para ello acudimos al App Store, tocamos nuestra foto en la parte superior derecha, desplazamos la pantalla hacia abajo para buscar nuevas actualizaciones y tocamos en Actualizar todo. Aunque hay una forma más rápida de acceder a las actualizaciones, si la app en cuestión recibe novedades podemos ver como se soluciona el error.
  5. Actualizar nuestro iPhone o iPad: igual que las apps individuales, es buena idea actualizar el sistema operativo de nuestro iPhone o iPad. Lo haremos dentro de la app Ajustes, entrando en General y, en Actualización de software, comprobando que no haya nada pendiente de instalar.
  6. Eliminar y reinstalar la app: siempre teniendo una copia de seguridad de todos los datos que contenga. Basta con que mantengamos presionado sobre la app, toquemos el botón en forma de crucecita que aparece en la esquina de la misma y confirmemos nuestra intención tocando en Eliminar app (puede que dos veces) y pulsando en Eliminar.

Si nada de esto funciona, lo mejor que podemos hacer es contactar con el desarrollador para consultar qué está ocurriendo. Puede ser un error generalizado del que ya esté al corriente o algo que requiera una corrección concreta.

Llegados aquí es buena idea comprobar que la app funcione en otros dispositivos. Si así es, podemos restablecer nuestro iPhone o iPad y, antes de restaurar la copia de seguridad, ver si en una instalación limpia la aplicación funciona. Si lo hace y tras restaurar la copia vuelve a fallar, deberíamos plantear configurar nuestro iPhone o iPad como nuevo.

Está claro que gracias al control de calidad del App Store son pocas las apps que fallan nada más encenderse, pero lo cierto es que a veces puede ocurrir. En estas situaciones los recursos que hemos expuesto están a nuestra disposición para poder usar las apps justo cuando las necesitamos.

Temas
Inicio