La tensa "calma chicha" de Apple que no parece preceder a la tormenta

Sigue a

apple-store-logo.JPG


¿Que ocurre con Apple estos últimos meses? Tras la fatídica noticia Apple parece haberse sumergido en una desidia de la que no parece saber desprenderse. Tal vez es verdad que estemos mal acostumbrados y ya durante los últimos años hemos sufrido una desaceleración en lo que a novedades de hardware se refiere. Pasamos unos años de “bonanza” que implicaba acto en enero, acto en junio, acto en septiembre…

Nos habíamos mal acostumbrado, si. Cuando llegaba enero, queríamos un evento de presentación de iPad, cuando estábamos en primavera, queríamos renovación de MacBooks, cuando entrábamos en verano queríamos el lanzamiento del iPhone y al inicio del curso escolar queríamos tener nuestro iPod nuevo en el bolsillo. Una auténtica locura la verdad, pero que felices nos sentíamos todos entonces, esperando “keynote” para contar después lo mucho que nos había decepcionado.

Pero reconozcámoslo, Apple ya había levantado el pie de acelerador, lo cual en sí era bueno. Apple había tomado una inercia peligrosa, difícil de mantener y que podía llevar por un mal camino. Pero entonces, muy a su pesar me temo, Tim Cook tomó el mando (no creo que le haya gustado tomar el control en esas condiciones, perdiendo a un amigo y mentor). Y Apple parece haberse aletargado, como si le costara hacerse a la idea de que él ya no está (aunque seguramente esté totalmente equivocado en esta afirmación, solo es una apreciación).

Pero es que más allá de hardware, más allá de presentaciones de iPad, de nuevos iPhone, de nuevos MacBooks, iMacs o Mac Pro, existe una cosa llamada software al cual Apple parecía no dejar de lado nunca y últimamente parece un poco olvidado. Es verdad que Lion va “fino” a cómputos generales y que iOS 5 tampoco parece tener grandes problemas a resolver (el tema de la batería, la verdad es que no lo he sufrido en “mis carnes” creo que el iPhone 4S es el iPhone al que más le ha durado la batería desde que he tenido uno). Pero hay algunos flecos que pulir en ambos sistemas operativos y mejoras que incluir, seguro.

Pero aplicaciones como Final Cut, que pretenden ser un “abanderado” en el sector e intentar convencer al usuario “pro” de que deben actualizarse a ellas, siguen renqueando con “fallos tontos”. No es de recibo, que para el sector hispano-parlante, que tal vez no seamos el más importante, lo se, le siga fallando la aplicación cuando intenta acentuar títulos, cerrándose el programa. Y aunque es un buen programa que tiene que evolucionar, tiene multitud de flecos a pulir y nadie parece estar intentando solventar la papeleta (aunque solo hayan pasado 52 días desde su lanzamiento el tema de los acentos es crucial).

Este próximo jueves tenemos evento de Apple, y aunque todo apunta a que se trata de un evento “menor” (no esperéis ningún iPad nuevo ni nada por el estilo) esperemos que sea el pistoletazo de salida para un año 2012 cargado de novedades interesantes. Pero también es verdad que con los tiempos que corren, tal vez sea mejor replegar velas y esperar a que la tormenta (léase crisis mundial) pase.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

15 comentarios