¿Cerrar todas las aplicaciones abiertas en iOS sirve de algo? Un desarrollador nos despeja las dudas

Sigue a Applesfera

La barra de aplicaciones abiertas de iOS es objetivo de debate desde su mismo nacimiento en iOS 4: ¿Eso son las aplicaciones abiertas? ¿O es sencillamente una lista de aplicaciones que se han usado recientemente? ¿Vale la pena cerrarlas todas regularmente? ¿Se consigue ahorrar batería y rendimiento del dispositivo haciéndolo? Un desarrollador llamado Fraser Speirs ha grabado un vídeo mostrándonos la respuesta con multitud de detalles.

El vídeo, que podéis ver justo arriba, nos muestra el comportamiento de algunas aplicaciones al pasar en segundo plano y cerrarse. Básicamente nos muestra como una aplicación consume ciclos de CPU (o sea, requiere que el procesador haga operaciones para ella) y al mismo tiempo ocupa memoria RAM con los datos que usa en ese momento. Cuando la aplicación pasa a un segundo plano sigue necesitando memoria RAM, pero generalmente su uso de la CPU se reduce a cero siempre que su creador haya implementado bien la multitarea.

Eso sí, hay algunas aplicaciones que necesitan ciclos de CPU incluso estando en segundo plano para según qué funciones. En el vídeo podemos ver ejemplos como los de Instacast, que aunque esté en segundo plano necesita CPU cuando se está descargando el episodio de algún Podcast. Hasta que no termina, su uso del procesador no se rebaja hasta cero. Así que no depende de la cantidad de aplicaciones que tengamos en segundo plano, depende de que esas aplicaciones no estén realizando algunas tareas mientras estemos usando otra aplicación diferente en primer plano.

La conclusión que se puede sacar de este vídeo es que cerrar regularmente todas las aplicaciones en segundo plano puede darnos algo más de potencia, pero generalmente sería un cambio inapreciable. Sencillamente hay que tener cuidado de no tener demasiadas aplicaciones complejas en segundo plano.

De todos modos, y a raíz de una experiencia personal que tuve con un Genius en la Apple Store de Barcelona, pude comprobar cómo un el rendimiento de un iPhone 4 se reduce notablemente cuando el número de aplicaciones abiertas es del orden de varias decenas. Quizás el vídeo siga teniendo razón y el problema no era en la cantidad sino en determinadas aplicaciones que tenía en segundo plano, pero supongo que no está de más dar el consejo de no pasarse con la cantidad de aplicaciones en segundo plano que tengamos en la barra de multitarea de iOS.

Vía | The next web
Vídeo | Vimeo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios