Compartir
Publicidad
"Vida y muerte en la App Store" o cómo ha madurado la economía de las apps
App Store

"Vida y muerte en la App Store" o cómo ha madurado la economía de las apps

Publicidad
Publicidad

La App Store de iOS vio la luz en el verano de 2008 hace casi ocho años. No fue la primera en ofrecer acceso a software desde un móvil. Pero sí resultó ser la que dio en el clavo. Que la App Store alcanzara ese nivel de aceptación y éxito tan pronto es algo que hoy en día parece obvio.

Sin embargo, en su momento supuso una auténtica revolución a la forma de distribuir apps y conectar desarrolladores con usuarios. Apple resolvió de un plumazo una serie de problemas que siempre habían lastrado al desarrollo de software. Desde la piratería de apps que en algunos casos parecía endémica hasta la gestión de los pagos y cobro de royalties, pasando por la emisión de actualizaciones.

Sus comienzos fueron prometedores. Pero la App Store está enfrentándose a una crisis que amenaza los logros alcanzados por la App Economy. ¿Qué es lo que está pasando?

El boom de la App Store

Las ventajas que ofrecía la App Store a los desarrolladores se unió a las posibilidades que ofrecían un dispositivo como el iPhone primero y el iPad después. Además de la existencia de un pilar fundamental para el negocio del desarrollo de apps: un público con poder adquisitivo y dispuesto a invertir en software para su dispositivo.

Estas conclusiones y muchas otras pueden extraerse del informe elaborado por App Annie sobre el ecosistema de apps de iOS y Android en 2015.

Apps 2

Si comparamos ambas plataformas en términos de descarga de apps, Google Play Store consiguió duplicar el número de descargas de la App Store de iOS. Aquí hay que matizar que se trata de las cifras de la tienda oficial de Google para Android y que no es la única vía de instalar apps en un terminal Android, además de que en China domina una variante de Android fuera del alcance de Google, AOSP.

Apps 1

Es comprensible que Google Play Store duplique en descargas a iOS si tenemos en cuenta que la cuota de mercado de Android mundial está por encima del 80%. Pero no sucede lo mismo cuando hablamos de ingresos. Tal como muestra la imagen superior, los ingresos de la App Store son un 75% superiores a los de Google Play Store, subiendo de un 70% el año anterior. De lo que se deduce que un usuario medio de iOS es más valioso a ojos de un desarrollador que un usuario medio de Android.

Pago A Desarrolladores

Tal vez la gráfica que más ilustra el boom de la App Store sea esta. Cada cierto tiempo, Apple actualiza la cantidad entregada a los desarrolladores lo cual permite construir este gráfico. Así se explica la fiebre que hubo hace unos años con el desarrollo de apps. Todo el mundo quería lanzar una.

"Muerte en la App Store"

Hace unos días que en The Verge publicaban un artículo (de donde he tomado prestado el título) sobre el auge y caída de Pixite, un desarrollador de apps para iOS. Esta empresa consiguió llegar a rozar el millón de dólares de facturación en 2014. Fue en 2015 donde comenzó a toparse con varios problemas y a ver caer su facturación. Aunque el caso de Pixite se vio afectado por la salida de una app oficial para los álbumes de fotos de Google, sí que nos muestra indicios de un mercado que ha madurado.

Pago Ponderado

El mercado de apps comenzó a dar señales de saturación en ese año. Aunque la anterior gráfica del pago a desarrolladores pintaba una historia de crecimiento, lo cierto es que hay que tener en cuenta que no se muestran en una escala lineal. En la gráfica superior he calculado el pago diario de la App Store según los datos de Apple y queda claro que durante la última actualización de enero ha habido una caída.

Es hora de cambiar las reglas de juego de la App Store

No es una catástrofe pero sí pone de relieve algo que parecía que no llegaría nunca: la maduración del mercado de Apps. Los usuarios de países desarrollados y que llevan varias generaciones con un iPhone ya tienen elegidas sus apps favoritas, de modo que, salvo excepciones, "la venta ya está hecha".

El esfuerzo necesario para incorporar nuevas plataformas como el Apple Watch, unido al hecho de que la mayoría de apps más populares están en manos de grandes compañías, hace que se vislumbre un panorama muy difícil para desarrolladores independientes. Es en esta fase, no ya de revolución sino de evolución, en la que las reglas de juego que Apple impone a sus desarrolladores se han convertido en un problema.

Rompiendo las reglas de la App Store

Messenger

La lentitud en la aprobación de apps y de actualizaciones es una queja generalizada de los desarrolladores. Pero tal vez aún más importante es la falta de novedades y mejoras en las reglas de juego. Las formas de ganar dinero mediante el desarrollo de apps en iOS alcanzaron su máximo exponente con las compras in-app. Eso fue en 2009.

Desde entonces, apenas hemos visto cambios. Existen cuatro maneras de ganar dinero en la App Store:

  • App gratuita con publicidad.
  • App gratuita con compras integradas.
  • App gratuita con suscripción o e-commerce integrado.
  • App de pago.

Las reglas actuales de la App Store están pensadas por y para el iPhone, con especial predilección para los juegos. Esta limitada selección de formas de monetización restringe el desarrollo de apps innovadoras en plataformas diferentes al iPhone. Lo cual reduce el atractivo de nuevos productos como el iPad Pro.

Apps
Apple está obstaculizando la creación de apps innovadoras en otras plataformas que no sean el iPhone

El modelo de negocio de la App Store tiene unas normas que no contemplan la generación de ingresos por otras vías. Dos de ellas llevan siendo demandadas por los desarrolladores desde hace años:

  1. El cobro de actualizaciones con mejoras importantes. Todas las actualizaciones son gratuitas, de modo que un desarrollador debe elegir entre regalar el esfuerzo de añadir mejoras considerables o crear una app nueva partiendo de cero, donde deberá renunciar a todas las reseñas positivas (y negativas) y el ranking en la App Store que haya acumulado.
  2. Los periodos de prueba gratuitos. La App Store favorece que los desarrolladores pongan precios lo más bajo posible. Esto es genial para una app mainstream como puede ser un juego, pero una mala política para una app de nicho. Los ejemplos de apps que superan los diez euros (como Ulysses) son escasos por este mismo motivo, desalentando la creación de apps avanzadas para plataformas como el iPad Pro. El riesgo de descargarse una app con un precio elevado es demasiado alto como para que no sea lo que buscas, por eso un periodo de prueba arreglaría el problema.

Apple necesita empezar a pensar en cómo quiere facilitar a los desarrolladores la creación y sostenimiento de sus negocios. Para ello, cada una de sus plataformas (Mac, iPhone, iPad, Apple Watch y Apple TV) necesitan nuevas reglas de juego. Puede que la designación de Phil Schiller como responsable de la App Store sea una indicación de cambios que están por venir.

En Applesfera | Apple abre su primer Centro de Desarrollo de Apps en Italia.

Imágenes | Kārlis Dambrāns 1, 2 y 3.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos