Síguenos

iOS 6, iOS 7 & iOS 8 roadmap

Tras darle un repaso a Siri y los Mapas de Apple ahora le toca el turno a iOS, el sistema operativo móvil de Apple cuya próxima versión será revelada probablemente en junio de 2013. A continuación encontraréis un análisis de las cinco cosas que Apple necesita mejorar en iOS 7 (además del mencionado asistente por voz y los mapas) para satisfacer las demandas de los usuarios y demostrar su compromiso con el nuevo motor de la compañía, los dispositivos móviles liderados por el iPhone y el iPad.

1. Gestión de archivos

Pese a lo que podáis pensar, uno de los grandes aciertos de Apple con iOS fue hacer borrón y cuenta nueva con la antigua metáfora del sistema de archivos y la estructura jerárquica de directorios. Tan solo esa decisión ya justifican el que podamos hablar de la tan cacareada era Post-PC, y hacen tremendamente más sencillo para el usuario medio subirse al carro de las nuevas tecnologías.

Pero lo cortés no quita lo valiente y si Apple ha dado pasos de gigante con iOS 6 y OS X 10.8 Mountain Lion gracias a iCloud, sigue faltando una pieza clave para que su aproximación de documentos enlazados a aplicaciones sea tan práctica y versátil como sencilla: espacios comunes para la interconexión de aplicaciones, o dicho un modo más simple, librerías de documentos con el mismo funcionamiento que la de fotos que no solo permitan como ahora crear un documento en Pages para Mac y seguir modificándolo en Pages para iOS, sino poder leerlo desde cualquier app compatible con el formato o enviárselo a un amigo directamente desde Mail.

Del mismo modo, ¿no creéis que va siendo hora de que AirDrop, una de las novedades introducidas con OS X 10.7 Lion, pase a ser compatible con los dispositivos con iOS? ¿Quieres pasar una canción, foto, documento, vídeo o lo que sea a tu iPhone o iPad desde tu Mac? Abres AirDrop en Finder, y arrastras los archivos sobre el icono del dispositivo para transferirlos de forma inalámbrica igual que podemos hacer hoy día entre varios Macs.

2. Pantalla de bloqueo

Pantalla de bloqueo de Windows Phone 8

La evolución de la pantalla de bloqueo a lo largo de los últimos seis años ha sido, siendo generosos, “discreta”. Tan solo tres cambios diferencian en este sentido el iPhone original presentado en 2007 de las últimas versiones de iOS además de la resolución y el tamaño de pantalla: el acceso directo a la cámara junto a la barra de desbloqueo, las notificaciones acumulables reflejo del propio Centro de Notificaciones introducido en iOS 5 y las opciones alternativas de respuesta cuando nos hacen una llamada.

No es que tenga nada contra la actual pantalla de bloqueo, pero creo que Apple puede aprender un par de cosas de Windows Phone 8 y su compromiso entre minimalismo y utilidad. Se puede hacer una pantalla de bloqueo más personalizable, práctica e informativa. La competencia lo ha hecho, así que no veo el motivo por el que Apple tiene que seguir aferrándose a este palo ardiendo.

Por otro lado, el Centro de Notificaciones ya tiene widgets (tiempo, bolsa y redes sociales) así que pulir un poco los existentes, crear algunos nuevos (o abrir esa puerta a los desarrolladores) y permitir colocarlos en la pantalla de bloqueo tampoco supondría gran esfuerzo. Nada nuevo para los usuarios de Cydia.

3. Agenda de Contactos 2.0

People HUB de Windows Phone 8

Llevo soñando con una renovación de la agenda de contactos desde antes del lanzamiento de iOS 5 cuando puse como ejemplo a seguir a Windows Phone 7. Tendría gracia que fuese precisamente en iOS 7 cuando Apple atendiese a mis súplicas pero teniendo en cuenta los pasos que se han dado en la integración de Twitter y Facebook quizás incluso sea así.

Tampoco quiero que reinventen la rueda, tan solo que resuelvan los problemas de duplicación de contactos que aparecen tras sincronizar nuestra agenda con estas redes (o que en su defecto, ofrezcan un sistema más rápido que el engorro actual de editarlos individualmente para enlazarlos) y que actualicen un poco su diseño para reflejar de forma dinámica las últimas aportaciones de nuestros contactos en Twitter, Facebook y compañía. Ni más ni menos que lo que escribí en marzo de 2011:

Una agenda dinámica, que no se limite a almacenar cuatro datos de contacto de una persona en cuestión sino que nos permita seguirle la pista en las principales redes sociales como Facebook y Twitter. Ah, y si ya de paso evoluciona tanto en interfaz (quiero ver las fotos y avatares de mis contactos en el listado, por favor) como en funcionalidades más relacionadas con el teléfono en si (configurar el grupo “Trabajo” para que todas las llamas fuera de horario vayan automáticamente al buzón de voz, o para que nuestro teléfono aparezca apagado o fuera de cobertura para un contacto “baneado” o para las llamadas con número oculto…) ya sería para coger a alguien en hombros.

4. Cuentas de usuario

Soporte multiusuario de Android 4.2 para tablets

Otra característica que llevo demandando desde hace un par de años es la novedad estrella de Android 4.2 (Jelly Bean), el soporte multiusuario. Como ya he comentado en anteriores ocasiones, esta función tiene todo el sentido del mundo en el iPad, un dispositivo que suele compartirse en familia, pero también en el iPhone para (por ejemplo) disponer de una cuenta con privilegios limitados y sus propias aplicaciones para cuando nuestro hijo se adueña de él (algo cada vez más común según observo en mi entorno de amigos).

Internamente iOS ya soporta múltiples cuentas de usuarios (de hecho tiene dos, root y mobile) de modo que lo único que necesita hacer Apple es desarrollar la interfaz, algo que tampoco debería de llevarles demasiado tiempo teniendo en cuenta su estrecha relación con OS X y la representación de estas en el sistema operativo de Mac.

5. Multitarea y multiaplicación

En contra de la creencia popular, iOS no solo es un sistema con multitarea real sino que además hace un magnífico trabajo gestionando de forma automática las aplicaciones en segundo plano para mantener el difícil equilibrio entre autonomía y funcionalidad. No todas las aplicaciones permanecen en memoria ocupando ciclos del procesador, solo las que de verdad lo necesitan, pero aún hay un amplio margen de mejora en su interfaz de usuario.

Concretando lo que me gustaría ver, os invito a que le echéis un ojo a este rediseño de la barra multitarea del iPhone. Si además se las ingeniasen para adaptar de algún modo los gestos multitarea del iPad al iPhone y mejorasen la transición de una aplicación a otra para ver más claramente todas las que estamos utilizando, mi felicidad sería completa.

Relacionado con este punto encontramos algo para lo que no hay una solución sencilla pero que todo el mundo se está afanando por lograr: utilizar varias aplicaciones de forma simultánea. La interfaz No-me-llamo-Metro de Windows 8 lo permite para algunas aplicaciones y los últimos phablets y tablets de Samsung parchean Android para conseguirlo con mayor o menor éxito. Por mi parte de momento me conformo con que Apple de un primer paso añadiendo esta opción a algunas aplicaciones del sistema como Safari o Mail.

Anexo

Skeumorfismo

Seguro que se os ocurren muchas otras cosas que necesitan añadirse o mejorar, pero hay dos en concreto que he mantenido fuera de la lista de forma premeditada. La primera es un rediseño general de muchas de las aplicaciones de iOS y el sistema en si ahora que Jonathan Ive está al frente de interfaz humana. Ive es famoso por su obsesión por el diseño minimalista, y es de esperar que termine influyendo en el skeumorfismo que inunda iOS, pero a priori no lo considero una cuestión de estado. Cada corriente tiene sus propios admiradores y detractores.

La otra cosa que he dejado fuera es una importante, pero que choca tan diametralmente con la filosofía de Apple que es poco probable que suceda a corto plazo: dejar al usuario libertad para seleccionar las aplicaciones que se utilizan de forma predeterminada. Ya sabéis, poder cambiar Mail por Sparrow, Safari por Chrome o Mapas por la aplicación que prefiráis (incluso si es HERE Maps de Nokia). El tema es más complejo de lo que parece pero sin ponerme demasiado técnico, debéis saber que no es algo tan simple como poner un nuevo apartado en Ajustes.

En su lugar, es algo que podría mandar al traste la facilidad de uso, integración y fiabilidad de iOS. Las API de Xcode, lo que hace tan sencillo para un desarrollador integrar funciones del sistema en sus aplicaciones están diseñadas para trabajar junto a las aplicaciones de Apple. Si cambiásemos una de ellas por las buenas, en el peor de los casos tendríamos un efecto en cadena que haría que otras aplicaciones dejasen de funcionar correctamente. En el mejor, la aplicación de Apple seguiría utilizándose para esos casos, encontrándonos por ejemplo con dobles configuraciones a la hora de mandar un mail.

No me entendáis mal, es posible hacerlo y me gustaría verlo en iOS, pero dudo mucho que ocurra en breve. Es mejor ser realistas. Si alguien tiene un serio problema con esto, es mejor que abandone iOS hasta nuevo aviso.

En Applesfera | Cinco cosas que Apple necesita mejorar de Mapas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios