Cuando los roles cambian y es Microsoft el que introduce soplos de aire fresco

Síguenos

Mujer esperando al Metro


Es algo que me resulta extraño escribir, pero es así como lo siento. Quien me lo iba a decir a mi hace más de diez años, cuando harto de Windows XP me pasé a Linux hasta que pude permitirme comprarme un Mac. Y bueno, cuando uso Windows 7 (o cualquier Hardware no “Apple” más bien) no se me quitan las ganas de seguir con OS X. Pero ahora mismo, en mi opinión, quien más está innovando (y arriesgando) con su OS para Smartphones es Microsoft.

Esto es mi opinión, y no se basa en ningún complejo estudio de mercado, sino que se debe a impresiones que me he llevado tras cacharrear con un Nokia Lumia 800 durante un intervalo de tiempo prolongado. No quiero decir con esto que aborrezca iOS, que no lo hago. Lo cómodo que me siento en el “ecosistema” que me proporciona el tener un Mac, un iPhone y un iPad no lo cambiaría por nada.

Pero Microsoft, con su Windows Phone series, (empezando por el 7 y ahora que llegará el 8) ha introducido un soplo de aire fresco a una habitación (la de los Smartphones) que estaba empezando a coger cierto “tufo” a rancio. Y la culpa es tanto de Apple con iOS como de Google con Android. Tanto se han apoyado/copiado/inspirado el uno en el otro (ambos han usado conceptos del otro) que ha llegado un punto en el que todo parece “más de lo mismo”.

Interfaz Metro

El gran talón de Aquiles de Windows Phone, las aplicaciones

También hay que reconocer lo que hay, Windows Phone series, lamentablemente no levanta el mismo interés para los desarrolladores como si lo hace Android o iOS. Recientemente (este mismo verano) han superado las 100.000 aplicaciones, numeros bastante lejanos de los que poseen actualmente la App Store o el Market de Android.

Tampoco se levanta interés ni en los propios vendedores de telefonía móvil, ni mucho menos en los consumidores. La serie Lumia de Nokia son unos muy buenos teléfonos y tanto Microsoft como Nokia han puesto toda la carne en el asador con ellos. Pero ni los vendedores lo ofrecen (según un estudio de mercado en los Estados Unidos), ni los clientes preguntan por él. Toda la atención la acaparan Android e iOS. Bueno, más bien el iPhone y los demás, siendo los “demás” cualquier terminal con Android.

Pero me temo que las tornas empiecen a cambiar con la aparición de Windows 8 y también con la más que probable posibilidad de que Microsoft empiece a inyectar dinero a “mansalva” para conseguir atraer desarrolladores a su redil. Ya lo decía Steve Ballmer “Developers, developers, developers”.

Apple debe de introducir un soplo de aire fresco

Quede claro aquí, que vuelvo a expresar una simple opinión, personal e intransferible, y que evidentemente caerá en saco roto. Lo cual resulta totalmente lógico. Pero no entiendo como si Microsoft lo hizo, Apple no puede hacerlo.

Microsoft estaba con su Windows Mobile, y llegó Apple y sacó el iPhone… Google estaba con sus versiones iniciales de Android. Ambos (Microsoft y Google) estaban en un camino totalmente diferente a lo propuesto por Apple, y reaccionaron. Uno lo hizo más pronto (Google) y otro tardó más. Pero en mi opinión, Microsoft ha tenido la mejor reacción, la interfaz Metro

Son tres caminos totalmente diferentes, el de Google, el de Microsoft y el de Apple… Y Apple fue el que propuso la revolución, viendo los resultados númericos (de dinero) que le proporcionan año a año, es normal el “aparente” inmovilismo, pero sigo esperando un puñetazo encima de la mesa por parte de Apple para que vuelva a demostrar lo mismo que hizo allá por el 2007, que son ellos los que tienen un saco de ideas frescas que aportar… Tal vez en iOS 7.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios