Síguenos

portada-ipad.jpg

Ya lo tenemos aquí, ya ha llegado, el hijo prodigo rumoreado tablet de Apple ha hecho su presencia y se llama iPad.

A estas alturas casi todos habréis leído sus características, primeras impresiones y si encima te gusta te habrás visto todo vídeo de presentación habido y por haber. Por lo que voy a intentar hablar un poco de lo que me parece este nuevo dispositivo en lugar de hablar una y otra vez de sus características.

Y para empezar nada mejor que un poquito de historia para conocer y sobre todo entender un poco más este dispositivo.

iPad, la historia


Apple siempre ha sido una compañía centrada en buscar la usabilidad y sencillez de todo lo que hace. Las tecnologías táctiles son perfectas para lograr esa meta ya que acompañadas de una interfaz sencilla conseguimos que hasta el producto más complicado, adquiera un funcionamiento sencillo y entendible.

Esto no es nuevo para Apple, en Applesfera os mostramos como la compañía lleva casi 30 años trabajando con dispositivos similares, tablets, agendas, tabletas gráficas y un sin fin de accesorios basados en estas tecnologías.

El Newton fue el primer dispositivo de renombre y comercial de la compañía en hacer uso de unas cuantas de sus patentes en este ámbito.

El dispositivo nació en una época complicada tanto para la compañía como el mercado. Esto propicio que un equipo adelantado a su tiempo, con unas características increíbles y un funcionamiento futurista tuviese unas ventas muy por debajo de las esperadas. Pero si por algo pasará a la historia este dispositivo es por crear un nuevo mercado, un mercado que no existía hasta el momento y que tardó casi 10 años en despegar, pero el Newton fue la primera PDA tal y como entendemos hoy en día.

Por desgracia, lo primero que hizo Steve Jobs al llegar a la compañía de nuevo fue borrar todo rastro del dispositivo y centrarse en sus nuevas creaciones. En el 2001 empezó esta nueva oleada de rumores constantes y curiosamente el primer rumor fuerte de un tablet en la compañía data precisamente de esta fecha.

No sabemos muy bien si Apple tardaría 6 años, pero no fue hasta el 2007, casi 10 años después del último Newton, que llegó el iPhone. El primer dispositivo táctil de la era Steve Jobs.

Lógicamente el iPhone dejó con la boca abierta a todo el mundo, de nuevo un equipo de Apple se adelantaba a su época y tendrían que pasar casi 3 años para que empezaran a llegar dispositivos de otras compañías con características y funcionamiento similares.

Los rumores en estos 9 años nunca cesaron, aunque seguramente todos ellos erraban en concepto y hablaban sin saberlo del iPhone. 3 años después de la presentación del iPhone, Apple ha presentado el iPad, la interpretación por parte de Apple de que es un tablet.

iPad, ¿qué es?


nyt-ipad.png

Esa pregunta tan difícil de contestar, en este caso, es la que está causando la mayor parte de los problemas de aceptación del equipo.

Cuando una compañía presenta un nuevo dispositivo normalmente suele estar catalogado bajo un concepto relativamente cerrado, el iPad no puede catalogarse bajo ninguna referencia puesto que él mismo es la referencia.

El iPad no es un lector de libros electrónicos por lo que es ridículo decir que es peor que un Kindle, simplemente no pretende serlo. El iPad no es un netbook por lo que es ridículo decir que es peor que un netbook de HP o un Asus EEE, simplemente no pretende serlo. El iPad no es un…

Entonces, ¿qué narices es el iPad? Este es el mayor fallo, desde mi punto de vista, que ha tenido Apple en esta ocasión no decir desde el primer momento que se puede hacer y que no se puede hacer con el dispositivo. La mayor parte de personas intentan buscar similitudes en otros equipos y ahí vienen los problemas, el iPad es simplemente un iPad.

Después unos cuantos días pensando y hablando con personas entendidas en ordenadores y personas que no tienen ni idea de ellos, mis conclusiones son claras: El iPad es el ordenador perfecto para todas esas personas que no buscan ninguna complicación, ni quieren dolores de cabeza con actualizaciones, virus, programas, opciones… simplemente funciona, simplemente pueden hacer lo que ellos quieren en cada momento sin tener que preocuparse ni un sólo momento de su dispositivo.

El iPad ha reinventado lo que entendemos por ordenador sencillo (si he vuelto a decir ordenador por segunda vez), por que un netbook no es un ordenador sencillo, es un ordenador igual de complicado que cualquier otro, con sus mismos problemas, con sus dolores de cabeza, con sus ampliaciones de memoria…. pero más barato que un ordenador o portátil.

Es un equipo pensado para todas esas personas con conocimiento básicos en la informática, personas que poco han usado un ordenador o que simplemente piensan que es excesivamente complicado para ellos. Si conoces alguna persona así (yo conozco varias) sólo necesitas mostrar el vídeo de funcionamiento para vender el equipo de forma automática, sin decir nada sobre él.

iPad, ¿qué no es?


calendario-ipad.jpg

Pero hay un problema, hoy en día quedan pocas personas que realmente no conozcan como funciona un ordenador y que no sepan usar (aunque sea de forma básica) un Windows XP para navegar o tareas sencillas.

¿Qué pasa con el resto de usuarios? Pues que son la mayor parte de usuarios de Mac y justamente ellos son los que más defraudados se sienten con el equipo.

La principales quejas son relacionadas con lo que justamente Apple quiere vender, la simplicidad. ¿Por qué no usa Mac OS X Snow Leopard? ¿Por qué no es más potente? ¿Por qué....?

Porque no es eso, o al menos Apple no ha diseñado eso. Todos los usuarios habían interpretado los rumores como un equipo ultraportable donde poder usar Mac OS X en cualquier sitio, el problema es que Apple odia esos conceptos de “poca usabilidad”.

Si ves problemas en sus características de dispositivo “cerrado”, entonces es que simple y llanamente no es un producto pensado para ti.

En la cabeza de Apple (o de Steve Jobs) no cabe ofrecer un netbook con una pantalla reducida, no entiende porqué hay que instalar Snow Leopard en una pantalla de 10 pulgadas, no entiende porqué tiene que sufrir un usuario al usar un teclado, no entiende porqué la gente quiere un equipo que no es bueno en nada.

Por eso mismo el iPad no usa Mac OS X, bajo el concepto de Apple esa idea es estúpida. Sin embargo tal y como yo mismo comentaba hace unas semanas, iPhone OS es un sistema potentísimo y muy reescalable gracias a su buena planificación y además perfecto para la idea que Apple esta vendiendo, un equipo que simplemente sabes usar.

El iPad por lo tanto no es un eBook por la sencilla razón de que hoy por hoy la balanza apuntaba mucho más alta que un dispositivo tan centrado en una única tarea, pero tampoco es un netbook por razones obvias.

James May usaba en un capitulo de Top Gear una frase que le viene perfectamente al iPad, dice así:

El motivo por el cual es el dispositivo del futuro, es porque simplemente es como el dispositivo de hoy en día.

Aunque no tiene mucho que ver respecto a su comparación, no podría estar más de acuerdo con la idea. El iPad es un concepto nuevo, un concepto distinto, un concepto futurista para algunos pero es perfecto por que simplemente es como el dispositivo de hoy en día. No requiere un aprendizaje, no requiere un manual de instrucciones, no requiere… simplemente funciona. Es la máxima expresión del “just works” que se puede encontrar en un ordenador de hoy en día.

Hasta aquí llega esta primera parte de mi opinión sobre el iPad, dentro de unos días estará disponible la segunda entrega.

En Applesfera | iPad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios