Nuevo Gorilla Glass 2 de Corning y un vistazo atrás a su relación con Apple

Sigue a

Corning Gorilla Glass 2

Corning ha presentado la nueva generación del Gorilla Glass, el cristal (presuntamente) súper resistente popularizado por el iPhone original y ahora común en buena parte de los smartphones de gama alta, tablets y toda clase de dispositivos de electrónica de consumo. El nuevo Gorilla Glass 2 presume de ser un 20% más fino manteniendo la misma resistencia a golpes y arañazos, lo que al final puede traducirse en dispositivos más delgados, una mejor respuesta táctil e imágenes más brillantes y nítidas.

Aunque el iPhone o el iPad no aparecen por ninguna parte en el listado de productos con Gorilla Glass de la web de Corning, la propia compañía advierte que debido a sus acuerdos de confidencialidad no pueden identificar a todos los productos que lo incorporan, algo que suena muy típico de Apple.

Lo que sabemos, lo sabemos a través de la biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson donde, en uno de sus fragmentos más interesantes, descubrimos cómo Jobs logró convencer al CEO de Corning para que fabricasen el cristal de la pantalla del primer iPhone utilizando un proceso de intercambio químico que habían desarrollado en los años sesenta y para el que nunca habían encontrado mercado.

Corning Gorilla Glass 2

“Lo hicimos en menos de seis meses. Creamos un cristal que no se había fabricado nunca (...) Pusimos a trabajar a nuestros mejores científicos e ingenieros y logramos llevarlo a cabo” – Wendell Weeks, consejero delegado de Corning Glass

Al principio Weeks le aseguró a Jobs que no tenían la capacidad necesaria para producir la cantidad de cristal Gorilla que Apple necesitaba y que la falsa confianza no lo ayudaría a superar los desafíos de ingeniería a los que se enfrentaría. Una premisa que Jobs ya había demostrado en repetidas ocasiones no estar dispuesto a aceptar. “Sí que puedes hacerlo. Hazte a la idea. Puedes hacerlo”

Y sí que pudo. Según cuenta Isaacson, Weeks tiene en su despacho un recuerdo enmarcado; un mensaje que Jobs le envió el día en que el iPhone salió al mercado: “No podríamos haberlo hecho sin ti”.

Avanzando hasta 2010, Isaacson narra como Jonathan Ive, el vicepresidente de diseño industrial de Apple, llevó a los principales miembros de su equipo a Corning para que fabricaran el cristal bajo las órdenes de los capataces de la empresa. “La compañía estaba trabajando ese año en un cristal muchísimo más fuerte, cuyo nombre en clave era cristal Godzilla, y esperaban ser capaces algún día de poder crear cristales y cerámicas lo suficientemente duros como para que se pudieran utilizar en un iPhone que no necesitara un reborde metálico.”

Weeks cierra ese capítulo con una firme declaración: “Jobs y Apple nos hicieron mejorar. Todos somos unos fanáticos de los productos que fabricamos.” Con todo esto en mente y dado que la producción de Gorilla Glass se ha convertido en uno de los negocios de la compañía de mayor crecimiento (solo en 2011 ya generó más de 700 millones de dólares, el triple que el año anterior), es difícil pensar que se hayan desvinculado de Apple. ¿Se fabricará el iPhone 5 con Gorilla Glass 2… o tal vez nos descubran entonces el poder de Godzilla?

En Xataka | Corning presentará su Gorilla Glass 2 en el CES 2012
Más información | Corning Gorilla Glass 2

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios