Steve Jobs publica un comunicado oficial y deja las cosas claras sobre el DRM e iTunes

Síguenos

JobsRecortado.jpg

Después de toda la movida sobre que iTunes pueda ser declarada ilegal en algunos paises europeos, Steve Jobs ha publicado un interesantísimo artículo en la web de Apple, comentando cómo está el tema. Es un artículo bastante largo, en inglés of course, aunque os voy a comentar los puntos claves de su exposición:

  • En principio deja claro que un iPod puede reproducir cualquier formato “abierto” como el MP3 o el AAC, y que iTunes produce éstos formatos sin protección cuando se importan CD’s. La protección sólo se añade cuando se compra música en la tienda.
  • Los DRM fueron impuestos por las discográficas cuando Apple les preguntó sobre vender su música legalmente en internet. Sin embargo, la compañía consiguió ventajas como la reproducción ilimitada en cualquier número de iPods y 5 ordenadores.
  • Los DRM sólo pueden funcionar manteniendo en secreto el algoritmo de codificación incluido. El de Apple se llama FairPlay, y Jobs reconoce que ha sido roto algunas veces, aunque la compañía ha sabido reaccionar a tiempo y lo ha arreglado con parches para iTunes y el software del iPod. Aún así, siempre habrá gente que volverá a intentarlo y conseguirá hacerlo. Es el juego del “ratón y el gato”...

El CEO de Apple propone 3 soluciones:

  1. Continuar como estamos. Cada uno por su lado, con protecciones diferentes. La gente dice que si te compras un iPod estás obligado a comprar música en la iTunes Store, aunque según un estudio de mercado, el 97% de la música de los iPod no proviene de iTunes. Por tanto, no parece que los usuarios de iPod estén muy obligados a comprar en iTunes…
  2. Que Apple licencie su FairPlay a todas las compañías actuales y futuras. En principio es una buena solución, pero es algo que no funcionará a la larga. Para que un sistema DRM funcione debe ser todo lo secreto que se pueda, y si se reparte entre muchas compañías, la seguridad no puede ser garantizada. Se pueden parchear los reproductores y el software de cada dispositivo de cada compañía, pero requeriría un esfuerzo coordinado que sería complicado de lograr. Apple no garantiza a la discográficas que los DRM funcionen con ésta alternativa.
  3. Eliminación de los DRM de todas las compañías. Toda la música de cualquier tienda online será “abierta” y reproducida en cualquier dispositivo. Si las discográficas permiten a Apple distribuir su música sin DRMs, toda la música sería libre de DRMs al instante.

La parte interesante es la reflexión de Steve Jobs final: ¿Por qué deberían las discográficas permitir distribuir su música sin DRM? Porque nunca han funcionado, nunca lo harán, y no sirven para frenar la piratería. Estas compañías obligan a vender su música on-line con DRM, aunque ellas mismas venden CDs sin protección que pueden ser convertidos a MP3 y subidos a internet sin problemas. Si el 90% de su música no tiene DRM… ¿A quien beneficia que el restante 10% sí lo tenga? Sin ella, las discográficas tendrían un mayor apoyo de nuevas tiendas de música que no tienen que invertir dinero en sus propios sistemas de protección, así como nuevos dispositivos para oir sus canciones.

Y ahí va el dardo final: Muchos de los preocupados por éstos sistemas de protección están en Europa… Quizás deberían dirigir sus energías hacia las discográficas y pedirles que permitan la venta de música on-line sin DRMs. Universal es propiedad de una compañía francesa, EMI es británica y Sony es propiedad al 50% de un grupo alemán… Convencerlas para que licencien a Apple y otras compañías su música sin protección es la única forma de crear un mercado de música completamente interrelacionado. Y Apple apoyará ésto sin lugar a dudas.

Pues eso, ahora les toca mover ficha a las discográficas, a ver si alguna se dá por aludida…

¡Muchísimas gracias a todos los que nos habéis enviado el enlace a la noticia!

Artículo | Apple: Thoughts on Music

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios