Sigue a

Tim Cook CEO Apple

Lo que parecía que iba a ser un eterno juicio de patentes entre Apple y Samsung terminó bien para la compañía de Cupertino, que recibirá algo más de mil millones de dólares en concepto de daños causados por infracción de patentes. Tim Cook ha aprovechado la victoria legal para enviar un comunicado a todos sus empleados explicando la situación y reflexionando sobre el tema.

Hoy ha sido un día importante para Apple y para todos los innovadores de ahí fuera.

Muchos de vosotros habéis seguido al detalle el juicio contra Samsung en San Jose durante las pasadas semanas. Fuimos reacios a tomar medidas legales, y lo hicimos después de pedir repetidamente a Samsung que dejara de copiar nuestro trabajo. Para nosotros, esta demanda siempre ha tratado de algo mucho más importante que las patentes o el dinero. Se trata de nuestros valores. Valoramos la originalidad y la innovación, y en dedicar nuestras vidas a crear los mejores productos del mundo. Y hacemos esto para satisfacer a nuestros consumidores, no para que nuestros competidores nos copien flagrantemente.

Debemos nuestra gratitud al jurado que ha invertido su tiempo en escuchar nuestra historia. Nos entusiasmamos mucho por poder contársela a alguien. Las montañas de pruebas presentadas durante el juicio ha demostrado que las copias de Samsung han ido mucho más allá de lo que nos pensábamos.

Ahora el jurado ha hablado. Los aplaudimos por determinar que el comportamiento de Samsung fue intencionado y por enviar un mensaje alto y claro de que robar no está bien.

Estoy muy orgulloso del trabajo que todos y cada uno de vosotros hacéis.

Hoy, los valores han ganado y espero que el mundo entero esté escuchando.

Tim.

Apple también ha enviado un comunicado público al New York times, donde prácticamente se dice lo mismo. ¿Y ahora qué? Apple ya ha dado el siguiente paso, que es convocar al jurado de nuevo el 20 de septiembre para intentar conseguir que Samsung deje de vender todos los dispositivos que estén infringiendo las patentes de Apple. Es de esperar que Samsung apele la sentencia, aunque habrá que ver si consigue algún tipo de victoria con eso.

Las consecuencias a nivel más general son sencillas: Apple se ha impuesto en el mercado, y ha dejado bien claro que no titubea cuando alguien copia sus dispositivos de forma descarada. Sea a nivel de hardware o sea a nivel de software. Por lo tanto, los fabricantes de software tienen dos opciones: o hacer lo mismo que Samsung y arriesgarse a sufrir una demanda, o hacer lo mismo que Microsoft pagando licencias a Apple, o crear algo completamente diferente que intente innovar tal y como llevan haciendo en Cupertino en toda su historia.

Vía | AppleInsider
En Applesfera | Apple, Google y Samsung podrían aliarse para comprar las patentes de Kodak y evitar que caigan en malas manos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios