Tu Mac no arranca, comprobaciones básicas antes de buscar un servicio técnico

Sigue a Applesfera

Repairing iMac


Hay veces en las que te vuelves demasiado cómodo y eso hace que te olvides de como se hacía algo que antes sabías. Mac OS X es una plataforma muy estable, pero aún así son maquinas y como tal puede fallar. Si, los Mac también fallan y aunque puede no ocurrir frecuentemente, debemos tener una serie de pautas muy claras que pueden sacarnos de algún que otro apuro sin necesidad de pasar a mayores.

Y seguramente tarde o temprano llegará el día en el que te encuentres ante un punto sin salida, tu Mac no arranca. Tal vez no se encienda la pantalla o se queda en la pantalla de arranque o te aparece un Kernel Panic al poco de cargarse Mac OS X. No todos somos expertos informáticos capaces de identificar la causa exacta de un problema, pero seguro que si aprendes unos sencillos pasos, puedas resolver muchos de estos “cuelgues” sin necesidad de acudir a un servicio técnico.

Una de las primeras ideas que debes tener claras es que no podemos suponer nada, yo al menos siempre caigo en el error de este no puede ser el problema. Lo primero que debes hacer es desconectar todos los periféricos que tengas conectados a tu Mac, dejando únicamente los imprescindibles, teclado y ratón. El pensar que la tarjeta de sonido externa no puede ser, porque ni siquiera se ha arrancado el ordenador, puede ser contraproducente.

Intentar dilucidar si es un problema de Software o de Hardware

Si al encender nuestro Mac, este se queda congelado en la pantalla de arranque o le cuesta mucho iniciarse apareciendo cada dos por tres la famosa ruleta de colores puede que sea un simple problema de permisos en el sistema. Si oímos un fuerte ruido en el disco duro o el monitor no da ningún tipo de señal, debemos temernos lo peor. Pero primero de todo, resetéa la PRAM, tal como explicaba Pedro Santamaría en su artículo.

Si nos encontramos ante un posible fallo de hardware, como el disco duro, deberemos intentar el arranque desde otra fuente. La unidad óptica, un disco duro externo u otro Mac en modo Target, podrá permitirnos el arranque para utilizar las herramientas de disco del sistema. Deberemos entonces realizar una reparación de permisos y de disco duro y volver a intentar iniciar el Mac normalmente.

Si vemos que esto persiste y no disponemos de herramientas como Drive Genius o DiskWarrior, me temo que debamos pasar a medidas más drásticas reparticionando el disco duro para volver a instalar el sistema y volcar la copia de time machine. Si aún así el problema persiste solo queda asumir que el disco duro está fallando y es necesaria su sustitución.

Escritorio Mac

El problema es el Software, no es tan grave

Puede que los controladores de algún periférico o algún programa esté creando conflictos con el sistema. Para poder estar seguros de esto, deberemos iniciar nuestro Mac en modo seguro pulsando la tecla shift al encenderlo. Al hacer esto, nuestro Mac hace una criba de controladores y únicamente arranca los propios de Apple, dejando inactivos los de terceros. En este punto deberemos tener un ratón con cable USB ya que los inalámbricos como el Magic mouse no suelen funcionar.

Ahora llega el punto en el que tendremos que calibrar cuales han sido nuestros últimos pasos en el sistema y que podemos haber instalado que esté dando conflictos. Evidentemente deberemos desinstalarlos ya sea manualmente o desde el propio desinstalador proporcionado por el programa. Aplicaciones gratuitas como TrashMe pueden ser de gran ayuda.

Si vemos que aparentemente no hay ningún programa en conflicto, iniciando el ordenador desde el DVD de instalación o una partición externa podremos reparar permisos y comprobar si podemos navegar normalmente por el disco duro. Si todo esto falla, solo nos restará volver a instalar el sistema entero. Snow Leopard permite realizar una instalación manteniendo todos los archivos propios solamente reinstalando los del sistema.

Tal vez nos encontramos definitivamente ante un tema de incompatibilidades de software de terceros. Solo podremos adoptar como única solución el instalar de cero y utilizar los programas que sabemos a ciencia cierta que no nos dan ningún tipo de problema.

Parece complicado pero no lo es, teniendo siempre en mente estos pasos y comprobaciones, nos evitaremos llevar nuestro Mac al servicio técnico a no ser que sea estrictamente necesario.

Vía | Cnet
Imágen | Magic Madzik y DeclanTM

Deja un comentario

Ordenar por:

48 comentarios