Sigue a Applesfera

Curso de fotografía con iPhone - 9 applesfera

Con la expansión de la fotografía móvil nos encontramos con una producción fotográfica inmensa. Un crecimiento imparable que arrancó con el auge de la fotografía digital pero que ahora se ha visto potenciado. El iPhone, junto con otros dispositivos móviles, ha impulsado un crecimiento fotográfico de enorme envergadura y, con ello, también ha llegado una nueva forma de consumir fotografía. Vemos cientos de imágenes a diario y la mayoría de las veces apenas dedicamos un segundo a observarlas.

Ante tanta cantidad de imágenes, se hace mucho más complicado conseguir que una imagen consiga destacar, llamar lo suficiente la atención, tanto como para querer conocer quién es su autor. Estamos ante una etapa en la que es fácil que perdamos la perspectiva para disfrutar y saborear grandes imágenes que hoy día se hacen con un iPhone, así como descubrir a muchos fotógrafos, noveles o experimentados. Y en la que encontrar originalidad, creatividad y desarrollar un estilo propio es más complicado.

Euro Going Down, por Álvaro Arregui Euro Going Down, por Álvaro Arregui

Aún así, con un poco de calma podemos ver muchísimos usuarios de iPhone que saben contar historias con sus capturas, que desarrollan su propia personalidad a través de imágenes. Y lo que resulta más estimulante es que muchos han “descubierto” la fotografía gracias al iPhone.

De todo esto vamos a tratar en este capítulo del curso de fotografía con iPhone. De cómo potenciar la creatividad, cómo utilizar el iPhone como herramienta para contar historias y desarrollar un estilo propio. Es el momento de aplicar todos los conocimientos técnicos que hemos ido comentando. Una vez dominada la herramienta, ahora tenemos que empezar a entrenar nuestra mirada y trasladarla a imágenes captadas con la cámara de nuestro iPhone.

Consejos para potenciar la creatividad fotográfica con iPhone

En realidad todos estos consejos son perfectamente aplicables a la hora de fotografiar con cualquier cámara, pero hay una cosa clara: el iPhone siempre nos acompaña. Y este factor hace que sea ideal para que no perdamos nunca la oportunidad de fotografiar cualquier motivo, escena o momento que nos llame la atención a lo largo del día. Un viaje, en el transporte, paseando, mientras esperamos,… es tan fácil como encuadrar y pulsar el disparador. Pero dando un paso más, puede convertirse en la forma en la que nos comunicamos a través de imágenes.

  • Potenciar la observación: a veces en cualquier situación podemos encontrarnos con un motivo suficientemente atractivo fotográficamente. Aunque sea algo cotidiano, algo aparentemente intranscendente para el resto, sin embargo puede tener una luz diferente, peculiar y significar algo especial para nosotros. Así que intentemos tener esa mirada reposada, analizando la realidad y así descubriremos cuándo algo merece la pena fotografiar. Es importante que empecemos a descubrir fotografías allí donde antes solo veíamos una escena, un lugar o un motivo.
  • Trabaja distintos puntos de vista: a veces tendemos a fotografiar siempre desde un mismo punto de vista. Es importante que probemos, experimentemos… desde otro punto de vista, más alto, desde abajo, acercándonos o alejándonos,… Esto siempre podemos acompañarlo de poner en práctica las reglas de composición que hemos comentado. O no, es cuestión de buscar la mejor perspectiva a lo que queremos capturar.
Revelation in B mino Revelation in B minor, por Saturninofarandola
  • Domina las herramientas: como adelantaba, una vez ya hemos aprendido a dominar la cámara de nuestro iPhone, a enfocar bien, a exponer, a componer,… y hacernos con nuestro “kit de aplicaciones favoritas”, estaremos en disposición de sacarle el máximo partido, de empezar a captar mejores fotos. Es importante dar ese paso de olvidarnos de la cámara para trabajar nuestra mirada. Y luego podemos elegir las aplicaciones para procesar que más se acoplan a nuestros gustos, aquí tenemos cientos para elegir, es cuestión de quedarnos con unas pocas (recomiendo que no más de 3 ó 4).
  • Solo dispara, ya las editarás: es algo que también he apuntado en alguna ocasión, dediquemos a capturar e intentemos no procesar al instante. Mejor vamos haciendo fotos, y ya tendremos tiempo de editarlas posteriormente. Ya decidiremos si queremos archivarlas, editarlas, compartirlas o borrarlas. Es mejor esperar, hacerlo en frío que al instante, así sacaremos todo el partido a las mismas. Aunque, con experiencia podemos llegar a editar al instante logrando excelentes resultados (sobre todo si nuestra idea es compartirla de inmediato).
  • Fotografía solo lo que te gusta y apasiona: como fotógrafos y más con un smartphone encima, tendemos muchas veces a fotografiar casi de todo. Capturar cada instante, cada motivo que nos llama la atención durante un segundo, para compartirlo a través de Twitter, Facebook, Instagram… Esto está bien, pero seguro que conseguiremos mejores capturas si solo fotografiamos lo que realmente nos gusta y apasiona. Decidir qué tipo de fotografías son las que más nos llenan: elegir el género, los motivos, escenas, tratamiento… esto es algo que hay que decidir en función de lo que realmente nos transmite mejores sensaciones.
Goodbye NYC Goodbye NYC, por grrrrrrrrrrrrrrr
  • Prueba con un proyecto fotográfico: el iPhone es ideal para proyectos fotográficos a modo de diarios personales, en los que podemos hacer una foto cada día, o mejor aún elegir un tema y abordarlo a fondo. En Internet podemos encontrar infinidad de proyectos, de temas, de fotógrafos que nos pueden servir de inspiración para desarrollar nuestro proyecto fotográfico propio. Pero no descartemos otras fuentes de inspiración: el cine, la literatura, la arquitectura… empezar un proyecto fotográfico también conlleva marcarse unos plazos, unos objetivos y una disciplina que ayudan mucho a potenciar la creatividad.
  • Comparte y recibe feedback: tenemos a mano y de forma directa poder compartir nuestras capturas al instante en los medios sociales (Facebook, Twitter, Instagram,…) y seguro que nos ayudará a mejorar. Tan solo tenemos que esperar feedback, una respuesta de nuestros amigos y seguidores nos servirá para mejorar algún punto, para confirmar nuestras ideas, para cambiar si fuera necesario… aunque tampoco hay que llevar esto al extremos, es importante ese feedback pero que mantengamos nuestras ideas originales, nuestra propuesta, para que cada crítica negativa no suponga un impedimento para desarrollar nuestra historias a través de imágenes.
  • Huye de los tópicos y busca siempre la originalidad: cuando llegamos a un lugar llamativo, en un viaje, una visita, tendemos a fotografiar lo que hemos visto tantas y tantas veces. Es una fotografía más, aunque nos quede la satisfacción de haberla hecho nosotros. Tenemos que ser autoexigentes y hacerlo pero bajo nuestra mirada, buscando originalidad, huyendo de los tópicos y seguro que esa imagen nos dará más satisfacciones. Además, tendrá mucho significado para nosotros, ya que será nuestra mirada y no una foto más. Para ello es interesante transmitir con nuestras fotos los sentimientos que nos depara un lugar, una persona, o un momento. No es fácil, pero con trabajo y disparando muchas fotos se puede conseguir.

Busca tu estilo fotográfico propio

Todo lo que venimos comentando ayuda para potenciar la creatividad. Buscando la originalidad, en ese camino de experimentación, nos encontraremos con motivos o elementos comunes, algo que nos ayudará a desarrollar un estilo propio. Que no es otra cosa que la extensión de nuestra personalidad a través de nuestras fotos.

Si todo el mundo se dedica a fotografiar el mismo tema, sería muy aburrido. Ya hay demasiadas fotografías de gatos, así que busquemos ideas originales pero sobre todo con una mirada personal. Para ello hay que fotografiar mucho, analizando las capturas y buscando elementos en común entre ellas. Así podremos ir descubriendo patrones, texturas, colores o sensaciones que transmiten nuestra personalidad.

Eso sí, ante todo, hay que tomarse la fotografía con iPhone como una diversión. Se trata de pasarlo bien, de hacer mejores fotos, de compartirlas, pero sobre todo de experimentar y de divertirse. Seguro que si nos lo pasamos muy bien tomando fotos, eso lo transmitiremos en cada captura y es una experiencia mucho más satisfactoria.

En Xataka FotoCurso de fotografía

En Applesfera:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios