Compartir
Publicidad

Curso de fotografía con iPhone (V): organizando nuestro flujo de trabajo

Curso de fotografía con iPhone (V): organizando nuestro flujo de trabajo
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ocurre con cualquier otra cámara digital, la captura constante de imágenes nos obliga a tener que organizarlas de algún modo si no queremos perder o sentirnos desbordados con una ingente cantidad de archivos. Muchos piensan que teniendo suficiente memoria en el iPhone no hace falta preocuparse de organizar nuestras fotos, pero llegará el momento que nos veremos obligados si no queremos perder nuestras capturas.

Y como indicamos, mantener una organización y seguir unos pasos en el flujo de trabajo con imágenes digitales con un iPhone no es diferente de hacerlo con otra cámara digital, pero el hecho de contar con una conexión a internet de forma instantánea, nos ofrece algunas ventajas y particularidades que podemos aprovechar. Así sacaremos más partido de su capacidad y podremos guardar y acceder a cualquiera de nuestras capturas fácil y rápidamente. Se trata un paso tan importante como cualquiera de los previos para aprender a mejorar nuestras fotos.

Eso sí, tenemos que advertir que no hay un workflow más apropiado que otro. Cada uno mantiene el suyo que es el que mejor se acopla a sus necesidades, sus gustos y su forma de trabajar sus fotografías con su iPhone. Pero siempre es útil conocer las algunas de las opciones y sugerencias de flujo de trabajo para quedarnos con lo que más se adecua a nuestra necesidad. Así como conocer cómo se organizan otros, que siempre se pueden acoplar ideas y completar nuestro flujo de trabajo.

Organizar la toma de fotos con iPhone

icloud workflow

A la hora de la captura, y como hemos ido comentando a lo largo de los capítulos anteriores, es interesante disponer de una o varias aplicaciones fotográficas que potencien y aumenten las posibilidades de la cámara del iPhone. Ya hemos visto que la aplicación nativa Cámara es muy básica, no nos permite seleccionar el punto de enfoque del punto de medición de la exposición, por lo que podemos optar por otra aplicación más completa para disparar. Aunque, seguro que para muchos, la aplicación Cámara es más que suficiente para lo que necesitan, unido a la comodidad de disponer de un acceso directo en la pantalla de inicio. Esto nos ayuda a tomar una foto al instante y no perder unos valiosos segundos en arrancar una aplicación.

Ya hemos citado algunas buenas aplicaciones para disparar como Pro Camera, Camera+ y también podemos añadir Camera Plus Pro, que cuentan buenas opciones para disparar. Eso sí, siempre conviene configurar adecuadamente las mismas teniendo en cuenta dos aspectos:

  • Guardar siempre las capturas en la biblioteca de imágenes del iPhone (el denominado “carrete”). Así tendremos siempre todas las capturas en el mismo sitio y no almacenadas en las bibliotecas de cada aplicación, o incluso duplicadas, lo que complica nuestra organización.
  • Elegir siempre el tamaño más grande a la hora de guardar. Ya que estas aplicaciones suelen ofrecernos opciones para elegir tamaños de archivo más pequeños y es preferible disponer siempre del más grande que nos dará ventajas para una posterior edición, por si tenemos que recortar, por ejemplo, o queremos no solo compartirla por internet sino disponer de una fotografía que podamos imprimir a un tamaño decente.
info photos taken with a iphone
iPhoto para iPhone

En esta primera etapa del flujo de trabajo como es la captura, también es importante tener en cuenta algunos consejos que no serán muy útiles posteriormente:

  • Centrarnos en la captura y únicamente en ello. Cuando tengamos una escena, un motivo al que queremos hacer nuestra fotografía, desconectemos las notificaciones de otras aplicaciones, incluso el de las llamadas, para no tener distracciones. Incluso recomiendo silenciar el iPhone o desconectar cualquier sonido que las aplicaciones incorporan a la hora de disparar.
  • Disparar varias tomas. No quedarnos con una única captura, si tenemos oportunidad mejor disparar sin miedo, tomar varias lo que nos ayudará luego a seleccionar la mejor.
  • No revisar constantemente los resultados. Podemos comprobar de un vistazo si nuestras fotos están saliendo como queremos, pero no debemos caer en la revisión constante, lo que nos puede distraer y además consumiremos apreciados minutos de autonomía de la batería.

Almacenamiento de las fotos: ¿en nuestro equipo o en la nube?

lightroom workflow

Como indicábamos al principio, el hecho de contar con una conexión a internet, nos permite una opción idónea para guardar y almacenar nuestras fotografías con iPhone. Aunque siempre podemos seguir un proceso similar a la descarga de imágenes de cualquier otra cámara digital, el tradicional almacenamiento en el disco duro de nuestro equipo.

Aquí incidimos que cada uno debe elegir el mejor método según sus necesidades y recursos, por lo que vamos a exponer dos opciones diferentes igualmente válidas, a las que cada uno puede añadir sus variantes.

1. Descarga de imágenes en el disco duro

Tras cada sesión, cada día o periódicamente, según el número de capturas que hagamos, podemos ir descargando nuestras imágenes para almacenarlas en el disco duro de nuestro ordenador. Aquí podemos optar por hacerlo manualmente, almacenando las capturas en carpetas y éstas organizarlas por fechas, sesión, lugares o lo que queramos. De esta forma mantenemos las imágenes a salvo, aunque en este caso no estaría de más luego tener una copia de seguridad, bien en otro disco duro o bien en la nube.

Si contamos con software fotográfico para la gestión de todas nuestras fotos, por ejemplo Adobe Lightroom o Aperture, también podemos gestionar fácilmente la descarga, catalogación y orden de las fotos de nuestro iPhone. Al fin y al cabo hace esta tarea de organizar por carpetas pero de forma más automática, además de otras muchas opciones avanzadas. Otra variante puede ser iPhoto para Mac, aunque reconozco que no me entusiasma y su forma de organizar las capturas no me atrae, es software básico y más económico, a tener en cuenta. A lo que hay que añadir que si tenemos sincronizadas (en streaming) nuestras fotos con iCloud, en iPhoto para Mac podremos verlas al instante de forma cómoda, sin tener que conectar nuestro iPhone y en cualquier momento. Es una buena opción para los que busquen simplicidad y tener todo su flujo en el entorno iOS, Mac OS e iCloud.

En cualquier caso, al almacenar y organizar nuestras fotos podemos tener en detalle los datos de cada captura: tamaño, fecha, nombre y geolocalización (si es que hemos tenido activada esta opción al capturar con el iPhone).

2. Almacenamiento en la nube

workflow cloud

La otra opción que tenemos aprovecha nuestra conexión a internet y podremos tener todas nuestras capturas con iPhone almacenadas en la nube, donde las podemos organizar y tener disponibles siempre sin necesidad de pasar por ordenador. Una ventaja para los que tienen más movilidad, o incluso a tener en cuenta cuando vamos de viaje y no cargamos un portátil.

Aquí podemos aprovechar las ventajas de iCloud, el almacenamiento en la nube de Apple. Aunque básicamente solo nos serviría como una copia de seguridad, que es en realidad lo que hace cuando lo activamos, de todas nuestras fotos. Aquí apenas tenemos opciones para organizarlas, pero puede ser suficiente para quien no busque mucho más.

Otras opciones ya entran en juego aplicaciones como Dropbox, Box o Sugarsync, que ofrecen espacio gratuito y también de pago, según nuestras necesidades. Todas disponen de aplicación para iPhone y podemos almacenar nuestras fotos, además de organizarlas como si las tuviéramos en el disco duro de nuestro ordenador.

Edición y procesado

workflow selection
Guardando versiones: a la izquierda la captura tal cual, a la derecha primeros ajustes

Independientemente de si somos de los que procesamos con frecuencia nuestras capturas o bien cuando tenemos más tiempo y calma para ello, es importante seguir los pasos anteriores para disponer siempre de un backup de las mismas (interesante echar un vistazo al especial “Especial backup para fotógrafos” de Xataka Foto). Sobre todo porque así siempre contaremos con una copia de la captura original a la que podremos acudir si tenemos algún problema en la edición o queremos empezar de nuevo, o realizar otras ediciones con otras aplicaciones.

Aquí hay que imitar, en cierta medida, al proceso que seguimos con un archivo RAW (recordemos que es el negativo digital que nos permiten las cámaras más avanzadas y que siempre se mantiene tal cual) aunque con el iPhone no dispongamos de ello. Lo ideal es tener las capturas originales siempre bien guardadas y a salvo, además del resultado final tras el procesado que realicemos cada una.

Una vez hemos realizado una sesión o tras una jornada tomando fotos, podemos empezar a hacer la selección. De entre todas las capturas elegimos las que más nos satisfagan y empezamos a editarla (aquí ya depende de lo busquemos) con las aplicaciones que usemos.

Hat and camera
Resultado final tras un procesado, listo para compartir. ‘Hat and camera’, en mi Flickr

En este punto, lo ideal es si vamos a realizar una edición completa, que requiera más de una aplicación, guardemos siempre una versión de todos los pasos que vayamos haciendo con la foto. Así podremos ir hacia atrás en caso de queramos repetir desde un punto y no desde el comienzo. Es el equivalente a tener el historial de nuestra foto, desde el original tal y como se tomó hasta el resultado final, pasando por los pasos intermedios. En mi caso, suelo guardar unas tres versiones de la misma captura, tal y como comentamos: la original de la captura, una tras hacer los ajustes más básicos (que puede ser el recorte, ajustes de contraste básicos,…) y la versión final tras completar la edición. Estas tres versiones las guardo, almaceno y hago copia de seguridad.

Una vez tengamos ya los resultados que busquemos con nuestras fotos, si queremos podemos dar el paso de compartirlas en nuestros canales sociales (Twitter, Facebook, Instagram, Flickr, Tumblr, Google+, EyeEm…), bien en nuestro propio fotoblog o simplemente enviarla particularmente a quien queramos (por e-mail, iMessage,…).

En Xataka Foto | Curso de fotografía

En Applesfera:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos