Compartir
Publicidad

Curso de fotografía con iPhone (VI): cómo conseguir mejores retratos

Curso de fotografía con iPhone (VI): cómo conseguir mejores retratos
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta nueva entrega pasamos a explorar uno de los géneros fotográficos más populares y habituales: el retrato. Seguro que realizamos retratos habitualmente con nuestro iPhone, es algo muy natural y por aquello de ser la cámara que siempre solemos llevar encima. Pero no está de más trasladar, nuevamente, algunos principios básicos sobre la fotografía de retrato a las características de la cámara del iPhone.

Aquí de nuevo tenemos que incidir en sus enormes limitaciones, pero esto no debe impedir conseguir mejores retratos, que se puede, simplemente teniendo en cuenta algunos consejos esenciales. Ya hemos aprendido a sujetar bien la cámara, a enfocar, a controlar la exposición y también a trabajar la composición. Todo ello lo debemos aplicar a la toma de retratos y seguro que conseguiremos mejores resultados. Aunque el retrato tiene algunas características particulares que debemos tener en cuenta a la hora de capturar a nuestros modelos, ya sean personas cercanas, menos conocidas e incluso autorretratos.

Retratos con iPhone: compensando las limitaciones técnicas

iPhone Portraits Project - Jim Darling
iPhone Portraits Project, por Jim Darling

Ya sabemos que con la cámara de nuestro teléfono no disponemos de controles suficientes para sacar el máximo partido a las capturas. Pero podemos sacar provecho a lo que tenemos y añadir elementos que nos ayuden a la hora de hacer retratos. Lo ideal es disponer de un objetivo con distancia focal larga, gran apertura, un sensor grande… todo ello nos otorgará unas facilidades a la hora de afrontar un retrato. Con el iPhone disponemos de una focal fija, una apertura fija y unos valores de velocidad de obturación y sensibilidad ISO que no podemos controlar. Pero hay otros factores que influyen tanto o más a la hora de realizar un buen retrato: la luz, la naturalidad, la expresión… todo ello sí que podemos trabajarlo y nos será esencial para obtener buenos resultados.

Un buen ejemplo reciente de esto que comentamos es lo que ha realizado el fotógrafo deportivo Nick Laham que tuvo que improvisar una sesión a los jugadores del equipo de béisbol de los Yankees usando su iPhone en el cuarto de baño de los vestuarios del estadio. Allí realizó algunos retratos que compartió en Instagram. Buena demostración que con conocimiento fue capaz de suplir las carencias en unos excelentes retratos, como podemos apreciar.

nick laham
The Yankees, por Nick Laham

Una de las principales cuestiones que tenemos que tener en cuenta a la hora de hacer retratos con nuestro iPhone es intentar no tomar las fotos muy cerca del rosto de nuestro modelo. Por la distancia focal que nos ofrece la cámara lograremos cierta distorsión en los rostros que no siempre es muy favorecedora. Así que siempre es mejor tomar una cierta distancia y si necesitamos un primer plano del rostro pues ya recortaremos y encuadraremos a la hora de procesar la captura. Y tampoco nos olvidemos que un retrato no es solo un primer plano del rostro, también podemos tomar retratos de medio cuerpo o de cuerpo entero, donde el fondo y el entorno cobran vital importancia, como veremos a continuación.

Cuidar el fondo, la composición y el enfoque

Cuando queremos captar un retrato de nuestros familiares, amigos o gente desconocida es importante cuidar la luz, buscar la naturalidad, como veremos, pero también elegir muy bien el entorno, el escenario y el fondo. Un retrato requiere que en la composición nos fije toda la atención en el sujeto y si tenemos elementos alrededor que nos distraigan, restará protagonismo al retratado.

Para lograrlo podemos llenar el encuadre con el retratado, aunque no siempre es posible (y más si tenemos en cuenta el punto anterior para evitar una distorsión por estar muy cerca) por lo que resulta esencial cuidar el fondo. Por ello busquemos siempre un fondo lo más neutro posible, limpio y mejor si nos ofrece un buen contraste con nuestro retratado.

En cuanto a la composición, busquemos aplicar la regla de los tercios que ya comentamos y situar a nuestro retratado, especialmente sus ojos, en esas líneas ficticias que cruzan el marco de la imagen. Así lograremos aprovechar la fuerza visual que esta regla de composición nos permite. Pero no tengamos miedo de experimentar y probar distintos ángulos. Y sobre todo hagamos varios disparos, no solo para que luego valoremos qué composición es mejor, sino también porque así lograremos asegurarnos captar la mejor sonrisa, mirada y otros elementos que no resultan fácil captar en un solo disparo.

Además de seguir consejos que ya hemos comentado, como desactivar notificaciones, incluso el sonido de nuestro iPhone, lo que nos ayudará a centrarnos en lograr mejores retratos y no nos distraerá a nuestro modelo, es importante cuidar mucho el enfoque. Aquí, tanto si usamos la aplicación nativa para hacer las fotos como cualquier otra aplicación que ya hemos mencionado (y que nos ofrece más posibilidades a la hora de disparar) es importante lograr un buen enfoque principalmente en los ojos. Aunque siempre dependerá del tipo de retrato y lo que queramos expresar o capturar de la esencia de nuestro retratado, no podemos olvidar que la mirada es clave en el retrato y, por tanto, fijemos el enfoque en el rostro para lograr que los ojos queden lo mejor enfocados posible.

Algunos consejos para controlar bien la luz en los retratos

iPhone Fashion 9 Raw
iPhone Fashion 9 Raw, por Fstoppers

Antes que nada recordar que debemos olvidarnos del flash del iPhone, ya que para los retratos sus resultados suelen ser aún más desastrosos, aunque se le puede sacar algo de partido en determinadas situaciones como veremos. Aunque lo ideal debido a las limitaciones de la cámara del iPhone es contar siempre con una buena luz. Así lograremos un enfoque preciso, el automatismo de la cámara disparará a mayor velocidad y congelará el momento y además nos ofrecerá menos valores de ruido al usar una sensibilidad ISO más baja.

Busquemos para los retratos un lugar suficientemente bien iluminado (y echemos un vistazo a consejos para mejorar la iluminación). Si estamos en exterior, huyamos de la luz del mediodía en un día soleado, es demasiado fuerte y ofrece sombras duras y contrastes fuertes que no favorecen nada a un rostro (además de que podemos provocar que nuestro retratado no pueda abrir bien los ojos por la fuerte luz). Un día nublado es ideal ya que la luz está suficientemente difuminada y nos permite aprovechar la suavidad de tonos en un retrato. Y si estamos en un espacio interior, tengamos en cuenta que es mejor disponer de una luz en diagonal mejor que de frente, para lo cual podemos echar un vistazo a esquemas de iluminación para retratos, siempre útil para aprovechar determinadas situaciones.

Una buena ayuda para conseguir un retrato bien iluminado es utilizar algo que nos sirva de reflector, si tenemos un luz lateral o diagonal que es lo ideal, podemos compensar utilizando un cartón blanco, un papel grande o cualquier objeto blanco o claro situado en el lado opuesto a la fuente de luz para lograr una buena iluminación de nuestro sujeto. No nos olvidemos usar alguna aplicación para poder controlar la exposición y siempre disparar varias tomas, en distintas situaciones y distintos fondos, así lograremos en la selección posterior tener suficientes posibilidades de haber logrado un buen retrato.

Por último, no olvidarnos que aunque estemos en un día soleado en un lugar bien iluminado, el flash aquí si que puede sernos de cierta utilidad, sobre todo si tenemos muchos contrastes por una luz fuerte. Si disparamos a cierta distancia (tampoco demasiado lejos) el flash puede ser muy útil como luz de refuerzo, para iluminar sombras (por ejemplo en la playa, en la nieve…). Recuerda no tenerlo habitualmente en automático sino desactivado y solo activarlo para situaciones puntuales o para hacer pruebas en estas situaciones.

Busca la naturalidad, un retrato no es solo una foto de una cara

10/366
10/366, por liquidnight

Para terminar, hay que tener en cuenta que un retrato no es solo una foto de una cara. Se puede ser mucho más creativo y tener en cuenta otros factores que ayudan a potenciar un retrato. El entorno, la persona, el estado de ánimo, la expresión… son elementos que debemos tener en cuenta y no olvidarnos a la hora de retratar. El hecho de hacer fotos de retrato con iPhone suele imponer mucho menos a los retratados que hacerlo con una DSLR y un gran objetivo, así que podemos lograr retratos más naturales gracias a esta ventaja.

Además, un retrato no tiene porque ser solo de una única persona, podemos retratar a una pareja, a un grupo… siempre cuidando, como hemos comentado, el entorno, el fondo y enfocando bien los rostros. Si conseguimos crear una situación cómoda, agradable y distendida (y no siempre posando forzadamente) lograremos mejores retratos.

No nos olvidemos del autorretrato, que es excelente recurso para experimentar y probar todo lo que venimos comentando. Usa el temporizador, coloca la cámara en un sitio seguro y fijo y podrás probar contigo con modelo todas estas indicaciones.

Selportrait (wet mirror)
Selportrait (wet mirror), en mi Flickr

En Xataka Foto | Curso de fotografía

En Applesfera:

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos