Curso de fotografía con iPhone (VII): cómo conseguir mejores fotos de paisajes

Sigue a

curso de fotografía con iPhone - 7 - applesfera

El paisaje es otro género muy popular en fotografía y, como no podía ser de otra forma, también para fotógrafos con iPhone. Vamos, de nuevo, a trasladar consejos generales de la fotografía de paisajes aplicados a las características y limitaciones de la cámara de nuestro iPhone. Aunque cabe advertir que tiene una aparente ventaja que puede convertirse en una dificultad.

Es en los paisajes, en líneas generales, donde la cámara del teléfono de Apple parece comportarse con mejores resultados (es una apreciación muy personal, tras ver y hacer muchas fotos con ella). Es muy agradecido si tenemos una buena luz. Al mirar la pantalla de retina display encontramos un resultado aparente. Pero, no por ello caigamos en lo fácil y pensando que aquí el iPhone nos convertirá cualquier situación, cualquier escena en una gran foto de paisajes. Hay que ser exigentes, originales y, sobre todo, tener en cuenta algunos elementos que nos ayudarán a sacarle el máximo provecho.

La luz idónea: esencial para destacar un paisaje

Aunque es un tópico, resulta muy cierto: cada paisaje, cada escena puede ofrecernos múltiples posibilidades dependiendo de la hora del día y la luz que encontremos. Así que con esta premisa debemos explorar los potenciales paisajes que nos guste fotografiar y observar bien qué luz es más idónea para nuestro propósito. Evidentemente, la denominada hora azul o “magic hour” o incluso “golden hour” es ese momento del día en el que la luz del sol se vuelve más cálida, difusa, justo antes del amanecer completo o de la puesta de sol. Es un momento ideal para capturar casi todo tipo de paisajes, no solo en plena naturaleza, sino también urbanos.

Una dificultad aquí es que este momento dura escasos minutos, así que tenemos que tener algo de previsión y organizarnos bien si queremos tener suficientes capturas a nuestro paisaje elegido. Aquí se presta tener a mano alguna aplicación que nos ayude a controlar los horarios de salida y puesta de sol en cada lugar, así nos podemos organizar bien. Podemos usar The Photographer’s Ephimeris, Magic Hour y alguna otra aplicación para conocer el estado del tiempo.

Por otra parte, si nos encontramos con una luz fuerte del mediodía en un día soleado nos producirá fuertes sombras, muchos contrastes que nos dificultarán también lograr una correcta exposición. Al margen de que busquemos determinado efecto, no es el mejor momento. Distino si se trata de un día nublado, que logrará una luz matizada ideal para muchos entornos, especialmente urbanos.

foggy morning - jesusleon foggy morning, en mi Flickr

Con todo no descartemos situaciones diferentes, en días de lluvia, escenas nocturnas o con niebla (como el ejemplo anterior, capturado poco después del amanecer). Siempre teniendo en cuenta que necesitaremos apoyar el iPhone con firmeza, evitar en lo posible disparar a pulso y usando un temporizador (que nos ofrecen algunas aplicaciones para disparar que ya hemos repetido: Pro Camera, Camera+,…). Aunque, como a cualquier otro fotógrafo de paisajes, un trípode siempre nos será muy útil. Para iPhone hay algunos de bolsillo (como el GorillaMobile de Joby), que se antoja como un accesorio esencial para sacar el máximo partido a los paisajes.

Paisajes con iPhone: exposición, HDR y panorámicas

Hay que recordar el capítulo en el que nos referíamos al control de la exposición. Esencial para conseguir mejores capturas, pero aún más vital en una fotografía de paisaje. Si nuestro escenario elegido no tiene ningún elemento próximo, lo ideal es enfocar a un punto lejano, así lograremos que toda la escena esté en foco. Pero no nos olvidemos que podemos jugar con la exposición, podemos probar varios puntos de medición para tener varias capturas con distinta exposición. Algo útil para luego, cuando revisemos con calma elegir la más adecuada. A veces, in situ, no resulta fácil decidir (por la luz, el momento,…), así que disparemos varias capturas con distinta exposición y nos aseguramos sacarle el máximo partido, especialmente para evitar cielos sobreexpuestos.

Llegados a este punto nos podemos alegrar de la inclusión de la opción de HDR (Hight Dynamic Range o alto rango dinámico) en iOS. En la aplicación nativa Cámara del iPhone podemos encontrarla pulsando en “Más”. Si la activamos, el iPhone realiza su particular HDR, es decir toma tres capturas simultáneas con distinta exposición (una subexpuesta, una más o menos correcta, y otra sobreexpuesta) que fusiona en una sola foto.

Con ella nos aseguramos tener un rango dinámico amplio, con altas luces ni sombras oscuras muy acentuadas. Puede ser una buena opción para determinados paisajes (especialmente los contraluces y situaciones con fuertes contrastes), así que lo podemos tener en cuenta. No siempre consigue unos buenos resultados, pero al menos siempre tendremos guardada la captura original por si no nos gusta el resultado obtenido con la opción HDR (aunque hay que acordarse de activar esta opción en los ajustes).

Feel the light!!! Feel the light!!! por elrebo

Aunque si encontramos en el HDR un buen aliado para nuestros gustos (no es mi caso) a la hora de capturar paisajes, podemos contar con otras aplicaciones que nos permiten más posibilidades: Pro HDR, TrueHDR, HDR Foto, Simply HDR… aunque hay muchas que combinan otras opciones.

Por último, en los paisajes nos encontramos con el atractivo de las panorámicas. Ya comentamos algunas aplicaciones que nos ayudarán a lograr buenos resultados, pero en general, es vital encontrar un buen escenario y encontrar la mejor luz, para tener mejores resultados.

La geolocalización, una gran ventaja

Una de las grandes ventajas con las que cuenta el iPhone (frente al gran número de cámaras compactas o réflex incluso avanzadas) es que contamos con GPS integrado. Si activamos esta opción con la aplicación con la que tomemos las capturas contaremos con los datos de situación exacta. Algo que en fotografía de paisajes se antoja muy importante. Siempre podemos tener almacenado el dato exacto de ubicación de nuestras capturas de paisajes.

Así que el geoetiquetado es un valor añadido en la fotografía con iPhone. Ya sea para compartir nuestras fotos y situación exacta (altitud, latitud y longitud) o bien para los que gusten de explorar lugares. Y ahora con iPhoto podemos ver en un mapa (aunque sea en OpenStreetMap)todas nuestras capturas.

Busca inspiración: menos en más

Algo muy básico y en lo que un fotógrafo poco experimentado suele caer es capturar paisajes con muchos elementos. Esa típica fotografía en la que capturamos un lugar muy bonito pero en lo que no hay ningún elemento que destaque sobre otro, está muy bien como recuerdo. Pero debemos buscar un poco más de originalidad y, sobre todo, sacarle más partido a los paisajes. Siempre debemos buscar la simplicidad, intentar eliminar todos los elementos del encuadre que no nos aporten sino que consigan distraer la mirada.

Para ello, probemos distintas composiciones, potenciando la profundidad, también distintos ángulos e incluso jugar con las perspectivas… la fotografía de paisajes no es solo retratar un lugar como una postal, hay que buscar transmitir algo más. Buscar algún elemento llamativo que destaque. Como no contamos con zoom hay que moverse, aproximarse o alejarse y buscar el lugar más apropiado para nuestra captura de paisajes.

Mementos and Recuerdos Mementos and Recuerdos, por gogoloopie

Y algo muy importante es buscar siempre referencias en la composición para dar idea de la escala real de lo que capturemos. Añadir elementos que ayuden a confirmar la altura de una montaña, un árbol o un edificio nos ayudará a darle mayor dimensión y mejora la comprensión del paisaje. Y no olvidarnos que después podremos sacarle el máximo partido con aplicaciones muy apropiadas como generar el efecto miniatura (o efecto Tilt Shift). Incluso podemos corregir pequeñas distorsiones con aplicaciones específicas.

Para terminar, y no menos importante, no nos olvidemos nunca de la famosa regla de los tercios que ya comentamos en el capítulo de la composición. En la fotografía de paisajes se antoja más vital si cabe. Aunque es buena conocerla y practicarla, no nos atemos a clichés y experimentemos, rompamos las reglas, siempre en el afán de ser originales, de transmitir nuestra idea y sacarle el máximo jugo a nuestro iPhone. En los paisajes, la cámara del iPhone se comporta bien, así que aprovechemos al máximo ésto y potenciémoslo con nuestra visión, personalidad y estilo propio.

No os olvidéis de compartir con nosotros vuestras fotos en el grupo de Flickr o en Instagram, con el tag #applesfera.

En Xataka Foto | Curso de Fotografía

En Applesfera:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios