Curso de fotografía con iPhone (XV): Hipstamatic, para amantes de lo retro

Síguenos

Curso de fotografía con iPhone - 15 Applesfera

Dentro del repaso a aplicaciones fotográficas para iPhone he querido dejar para el final una de las más populares: Hipstamatic. Supone uno de los grandes aciertos en aplicaciones desarrolladas para fotografía en iPhone en cuanto a adaptar el estilo retro a la hora de capturar imágenes.

Hipstamatic ha aportado mucho a la hora de difundir y expandir la fotografía digital con iPhone. Es una veterana en la iTunes Store (se presentó en septiembre de 2009) junto a Instagram (que veremos en el siguiente capítulo) y, desde hace poco, sus caminos han sabido encontrarse. Como sabemos el acuerdo entre ambas permite compartir las capturas retro de una en la inmensa red de usuarios de la otra. Una relación que parecía necesaria.

Pero más allá de este hecho simplemente anecdótico (por el momento), vamos a conocer un poco más en detalle a Hipstamatic, especialmente para sacarle el máximo rendimiento y aprovechar su potencial social.

Hipstamatic o cómo poner de moda lo analógico en la fotografía digital

Foto con hipstamatic Foto tomada con Hipstamatic y datos de la captura

No es que Hipstamatic descubriera nada que no se conociera. De hecho la corriente “analógica”, o fotografía química, sigue teniendo muchos adeptos. Algunos tan entusiastas como los adictos a la “lomografía” proclaman precisamente los valores de hacer una fotografía fresca, espontánea, alejada de la nitidez, calidad técnica y más como medio de expresión, con ese punto retro que resulta tan de moda.

Hipstamatic traslada esto mismo dentro de una de las aplicaciones fotográficas para iPhone mejor diseñadas. Tenemos una cámara con carrete tradicional como interfaz, disparamos en formato cuadrado y posee un gran botón disparador e incluso uno exclusivo para activar el flash, lo que la hace muy fácil de usar.

impresión con hipstamatic

Como una cámara analógica de las más simples. Si queremos aportar algo de creatividad podemos optar por intercambiar los objetivos que incorpora de serie, así como cambiar el tipo de carrete o de flash. Aunque también tendremos la opción de adquirir nuevos elementos, incluso en kits con nombres y presentación muy llamativa para ampliar nuestra colección de accesorios.

Los resultados varían, pero todos se mueven en ese estilo de fotografía “vintage” que promulga. Las capturas que conseguimos poseen esos “defectos” propios de la fotografía analógica de cámaras antiguas e incluso de juguete: distorsiones, falta de contraste (o abuso), tonalidades acentuadas, texturas y otros efectos.

Lo social de Hipstamatic y su poder de adicción

Jumping with Good Feet, por Sion Fullana Jumping with Good Feet, por Sion Fullana

En Hipstamatic debemos esperar unos segundos hasta que nuestras capturas se pueden visualizar en la galería. Se trata de un modo simulado de “revelado” con más sentido emotivo que práctico. Y a partir de ahí, es cuando Hipstamatic ofrece un nuevo mundo al fotógrafo con iPhone. Desde Hipstamatic se ha construido una amplia comunidad de usuarios y desde la aplicación podemos crear pilas de fotos, álbumes, con opción de imprimirlas manteniendo ese estilo vintage y, además, participar en distintos retos y concursos.

Desde Hipstamatic se ofrecen concursos con los que podemos participar con nuestras aportaciones y ver los trabajos de otros. Por supuesto, desde la aplicación podemos compartir nuestras fotos en los servicios más habituales como Twitter, Facebook, Tumblr, Flickr y, como indicábamos al principio, ahora también directamente en Instagram.

Más allá de que “conectemos” con Hipstamatic (no es mi caso) y disfrutemos con sus efectos y con las fotos cuadradas de estilo retro y analógico, hay que reconocer que está muy bien diseñada, pensada y resulta adictiva. Incluso hay fotógrafos con iPhone y usuarios de Instagram que utilizan Hipstamatic casi en exclusiva como aplicación fotográfica.

La facilidad de uso unida con el diseño de la interfaz, las posibilidades creativas y el hecho de tener a muchos usuarios compartiendo sus capturas, ha convertido a Hipstamatic en una aplicación realmente adictiva. Es divertida usarla y se consiguen fotos, que más allá del efecto aplicado, siguen la moda de lo retro con su peculiar estilo.

Hipstamatic: algunos consejos para sacarle partido

Con el atractivo diseño de su interfaz, no solo resulta divertido sino realmente fácil usar Hipstamatic para tomar fotos.

Tan solo hay que componer lo que vemos a través del visor y pulsar el botón disparador amarillo, que además es enorme. Tenemos la opción de dejarlo pulsado y solo tomará la captura al soltarlo. Se plantea ideal si queremos demorar lo mínimo el retraso en una toma, o incluso para autorretratos.

Si hacemos una doble pulsación sobre el visor, éste se amplia y lo vemos casi a pantalla completa, más fácil para componer y en unos segundos disfrutar (tras el “revelado”) de nuestras “HipstaPrints” lista para compartir.

Desde ajustes de nuestro iPhone también podemos configurar algunas opciones como:

  • elegir si queremos visor clásico o preciso
  • si queremos guardar nuestras capturas también en la biblioteca de imágenes
  • si queremos poner la fecha en las fotos (en los carretes que imprimen en un lateral éste y otros datos simulando película)
  • podemos añadir nuestro nombre, que se añadirá a los metadados de la captura.

Por otra parte, si nos gusta la espontaneidad (y el riesgo de lo imprevisible) solo hay que configurar para que cambie automáticamente y de forma aleatoria de película sacudiendo el iPhone. O bien, si ya hemos experimentado con nuestras combinaciones favoritas de carcasa, flash, carrete y objetivo podemos guardarlo como favorito (recomendable si queremos tenerla siempre a mano).

Como vemos, Hipstamatic está muy bien pensado y es una de las aplicaciones fotográficas más populares, con múltiples opciones, aunque con escaso margen en el control de los resultados y dejando amplias posibilidades a la espontaneidad y, sobre todo, a resultados inesperados.

accesorios hipstamatic

Si nos gusta prescindir de controles y solo buscamos encuadrar, disparar y lograr efectos retro a nuestras fotos, Hipstamatic es un paraíso. Lástima que no permita aplicar sus efectos a nuestras fotos guardadas en la biblioteca y que para disfrutar de todos los packs curiosos haya que pasar por caja. Para los más adictos, venden una funda retro para iPhone por unos 40 dólares.

Hipstamatic (en la versión 251) se puede adquirir en la iTunes Store por 1,59 euros.

En Xataka Foto | Curso de Fotografía

En Applesfera:

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios