¡Para el carro! Antes de destripar un Mac, sigue estas sencillas normas de seguridad

Síguenos

Placa

Como ya te comentamos ayer, en Applesfera estamos preparando un especial con tutoriales para desmontar y reemplazar algunas de las partes más importantes de nuestros equipos. Pero antes de empezar con ellos no podemos evitar recomendarte algunas medidas de seguridad a tener en cuenta a la hora de realizar dichas operaciones.

Y es que mucha gente no le tiene ningún miedo a destripar un Mac, y lo cierto es que dicha aptitud es bastante buena, pero también hay que saber donde están los límites y además tener unos conocimientos básicos de seguridad. Puede parecer una tontería pero cualquier problema no sólo invalidará la garantía de vuestro equipo, también puede estropearlo para siempre.

Por eso mismo aquí te describimos algunos procesos y medidas de seguridad básicos a la hora de desmontar un Mac, o cualquier equipo electrónico.

  • La fuerza bruta no es un buen camino. Si hay una norma básica a la hora de desmontar cualquier equipo es la de no usar la fuerza bruta, sobretodo en cualquier equipo de Apple. La razón de ello es que la compañía cuida mucho el diseño interno de los equipos y por lo general todo encaja a la perfección, la segunda es que la mayoría de los componentes son realmente delicados y cualquier tensión extra puede romperlos. Si algo ejerce excesiva resistencia es por que seguramente lo estás haciendo mal, simplemente vuelve sobre tus mismos pasos y comprueba que has realizado todos los pasos de forma correcta.
  • La electricidad puede ser peligrosa, no únicamente par ti. Por norma general, cuando reemplaces, cambies o simplemente manipules el interior de un Mac recuerda hacerlo sin corriente en el mismo. En el caso de los portátiles deberás de retirar la batería del equipo, o al menos desconectarla. En el caso de un sobremesa ten especial cuidado puesto que las fuentes de alimentación están expuestas e incluso sin corriente es fácil que los
    condensadores mantengan carga durante más de 5 minutos, no morirás electrocutado pero puede que electrocutes algún componente interno.
  • Electricidad estática. El mayor demonio de toda reparación casera radica en la electricidad estática, uno de los fenómenos que más afectan a los componentes internos de cualquier ordenador. Controlar este fenómeno no es fácil sin el equipo necesario y si quieres jugar sobre seguro te recomendaría que compraras una pulsera de electricidad estática desechable, son muy baratas y te ahorrarás algún que otro problema inexplicable después de reparar tu Mac.

El último consejo que te puedo dar, ahora de amigo, es no sólo seguir los pasos indicados por nuestro manuales, o cualquier otro, a rajatabla; también aplicar el sentido común y saber donde están nuestros límites. Por muchos manuales y tutoriales que leas, algunas reparaciones pueden llegar a resultar bastante complicadas y no aptas para todos los públicos. Lo mejor que puedes hacer es reconocer tus limitaciones y buscar ayuda de otra forma.

En Applesfera | Tutorial para diagnosticar tu Mac en casa: MacBook Pro

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios