Apple tiene que mejorar su ritmo de lanzamientos, y nosotros tendremos que acostumbrarnos

Sigue a

Tim Cook

Si lleváis varios años siguiendo la actualidad de Apple con nosotros, especialmente desde el boom de dispositivos móviles de la compañía, habréis notado la “costumbre” de renovar dispositivos cada año. Llevamos, aproximadamente, un iPhone anual desde 2007 y un iPad con el mismo ritmo desde el 2010. Aunque ha habido algunos cambios este año, y viendo lo que se cuece en el mundo de los rumores puede que los cambios vayan a más.

En este año 2012 que ya se termina hemos visto cómo el iPhone 5 tardaba algo más de lo normal en lanzarse, aunque ha seguido siendo el “nuevo modelo que ha protagonizado este año” para Apple (iPhone el 2007, iPhone 3G el 2008, iPhone 3GS el 2009, iPhone 4 el 2010, iPhone 4S el 2011 y iPhone 5 el 2012). Pero donde se nota más el cambio ha sido con el iPad: el modelo de tercera generación ha durado sólo medio año en los mostradores de las tiendas y ahora mismo está a la sombra del modelo de cuarta generación. Y de carambola, también tenemos el iPad mini que ha diversificado la gama contra todo lo que se hablaba hace poco.

El mercado ya no es el mismo que el de hace tres años: el ritmo de lanzamientos debe subir

iphone 5 apple nano sim

¿Tendremos un 2013 con, simplemente, un nuevo modelo de cada dispositivo como ha ido pasando hasta ahora? No lo descarto, pero personalmente lo dudo. Los rumores han estallado estas navidades, afirmando que Apple está preparando un iPad mini con pantalla retina y procesador A6X para ser lanzado en algún momento de marzo. Si se termina confirmando, significaría que el iPad mini original habrá estado presente como “último modelo” cinco meses. Ah, y un iPad de quinta generación cogido de la mano de ese nuevo iPad mini.

Si algunos propietarios de un iPad de tercera generación ya se quejaron con la llegada del de cuarta generación, no quiero imaginarme el enfado que puede causar un nuevo iPad mini tan pronto. Todos los que solemos comprar dispositivos de Apple estamos demasiado acostumbrados a querer algo “reciente” durante como mínimo un año, y ver cómo este plazo de tiempo se reduce a la mitad o incluso menos no es que siente muy bien.

Pero me temo que habrá que acostumbrarse, y para buscar la razón sólo hay que ver el ritmo que lleva el resto del mercado. Samsung lanza un móvil nuevo cada pocos meses, y en cuanto un modelo sale a la venta ya hay rumores acerca de las características técnicas de su sucesor. Poco a poco Google se acerca al mismo ritmo con los Nexus, Nokia también va por el mismo camino… y por mucho que Apple cuide al máximo los detalles de sus terminales no puede limitarse a un nuevo teléfono y tablet por año. Así sólo se conseguirían ventas durante pocos meses, mientras las especificaciones técnicas de la competencia no ganasen demasiado terreno.

Exprimir el diseño y mejoremos más a menudo el interior

apple a5 procesador ipad 2

Apple ya tiene la solución: conservar el diseño de un dispositivo y renovar todas sus tripas. Pasó con el iPhone 3GS, pasó con el 4S y probablemente pasará con un iPhone 5S. Es más, si ponemos en práctica lo que comentamos, no me extrañaría ver esta estrategia alargada con un iPhone 5S y un iPhone “5SS” o “5S2”. Es decir, el interior del iPhone 5 sería mejorado dos veces utilizando el mismo diseño y con una frecuencia mayor. Es precisamente lo que ha pasado con el iPad de tercera y de cuarta generación: nada de cambiar el diseño, le metemos un chip a la altura del de los rivales y listo.

La consecuencia inevitable será que todos los que tengan un terminal de Apple y vean que se va renovando una y otra vez en menos de veinte meses se quejarán, pero deberíamos empezar a ver el mundo de los móviles y los tablets como el mundo de los sobremesa y los portátiles PC: da igual cuando te lo compres, a la semana siguiente saldrán modelos con un mejor procesador, una tarjeta gráfica más potente y un nuevo chip de almacenamiento que doblará espacio y reducirá a la mitad su tamaño y su peso. Y a la semana siguiente, otra vez. Y otra vez. Y otra.

No estoy vaticinando que Apple lanzará un iPhone y un iPad nuevo cada semana (en Applesfera tendríamos tanto trabajo que nuestras jornadas laborales necesitarían días de 120 horas), pero a día de hoy la presión de los competidores sugiere que ese ‘año’ de espera entre un terminal y su siguiente generación puede verse notablemente reducido. Y si eso es así, nos espera un 2013 repleto de sorpresas.

En Applesfera | ¿Cual ha sido el tablet ganador de estas fiestas?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios