Compartir
Publicidad

Cables fuera: pros y contras de los auriculares inalámbricos en el iPhone 7

Cables fuera: pros y contras de los auriculares inalámbricos en el iPhone 7
Guardar
152 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Apple la va a liar, o eso es al menos lo que parece. De ser ciertos los rumores, la firma podría acabar con los cables en el iPhone 7, un asunto que ha puesto en pie de guerra a un número de usuarios que han llegado a amotinarse en defensa de los auriculares actuales. No nos queda claro si la firma va a animar a todos los usuarios a saltar a una conexión inalámbrica de los auriculares, o simplemente se trata de la decisión estratégica de eliminar el conector de 3,5 mm y dejar que las cosas caigan por su propio peso.

Tendemos a pensar que más bien se trata de lo segundo. Te refrescamos la historia desde su origen: el sitio japonés Mac Otakara, fuente altamente fiable en lo que toca a los rumores de los de la manzana, avanzó que el iPhone 7 no tendría jack para auriculares, y en su lugar, la firma emplearía el conector Lightning para la salida de audio, consiguiendo, de esta manera, eliminar un puerto y adelgazar el chasis. La misma fuente sugiere que Apple vendería un adaptador Ligthning para conectar los auriculares de 3,5 mm, y que el mencionado puerto Lightning contaría con un conversor de señal digital a analógica (DAC) que permitiría el uso de los auriculares convencionales (con el adaptador, claro).

EarPods y AirPods, dos categorías de auriculares
Image

La cuestión es... ¿Qué llegará en la caja del iPhone 7 en lo que respecta a los auriculares? Todo parece indicar que los auriculares de serie, los EarPods, a partir de esta versión del terminal serán Lightning, con independencia de que luego puedas adquirir el mencionado adaptador para usar tus auriculares favoritos. Pero algunos rumores apuntan a que Apple daría la opción al usuario de hacerse con una gama premium, y esta sí, sin cables: los AirPods. 9to5Mac menciona la adquisición de Beats por parte de los de Cupertino como el detonante de este desarrollo.

Los AirPods se comercializarían aparte y por un precio que rondaría los 300 dólares, pero Apple tendría motivos para justificar este importe: además de la calidad de audio, considerando que se conectan mediante Bluetooth, los auriculares contarían con un micrófono con cancelación de ruido de forma que podrías utilizar Siri y atender o efectuar llamadas con el iPhone en el bolsillo o la mochila, y cómo no, eventualmente utilizarlos con el Apple Watch cuando hagas deporte. Los AirPods contarían con un único botón para atender llamadas y activar Siri.

Ventajas e inconvenientes del cambio
Image

Como puedes ver, el salto que propondría Apple (recordando siempre que nos movemos en el terreno de los rumores), sería de calado y podría arrastrar a toda la industria como ha sucedido en otras ocasiones. Ahora bien ¿qué ventajas e inconvenientes presentaría para el usuario?

Ventajas

  • Decir adiós a los cables: refiriéndonos a los AirPods, el impacto en el uso puede ser demoledor. Imagina lo que supondría salir de casa con los auriculares en las orejas y ningún cable colgando... Nos acercaríamos más que nunca al futurista concepto planteado por la película HER.
  • Contar con un iPhone todavía más fino: en su lucha por lo compacto, Apple se apuntaría una gran victoria al deshacerse del jack de auriculares y no sólo por el grosor, sino también por el espacio que se ganaría en el interior del chasis.
  • Mayor protagonismo de Siri: Las marcas tienen claro que el futuro pasa por el uso de la voz en la relación con los dispositivos, sin embargo resulta muy tentador seguir atados a la pantalla táctil. Es posible que ahora, al poder dejar el iPhone en el fondo de la mochila, no sintamos más tentados a usar Siri y alejarnos de alguna manera de la pantalla.
El impacto de los AirPods en el uso puede ser demoledor. Imagina lo que supondría salir de casa con los auriculares en las orejas y ningún cable colgando

Inconvenientes

  • Cambio obligatorio: Lo padecimos ya con la irrupción de Lightning. Los cambios de puertos o conectores pueden resultar un engorro para el usuario, sobre todo en el periodo de coexistencia de ambos formatos. Por otro lado, los que hayan invertido un buen dinero en unos auriculares de calidad, pese al adaptador, tendrán una sensación agridulce.
  • Económicos: Lo mires por donde lo mires, al usuario que quiera adaptarse al nuevo formato le va a salir caro el cambio, bien sea porque se compre el nuevo iPhone o el adaptador, el paso por caja será obligado.
  • Las incógnitas de la batería y la calidad de audio: en este presunto cambio quedan dos incógnitas para el usuario, y es conocer el impacto en la batería del iPhone de unos auriculares Bluetooth, y por otro, la relativa a una posible merma en la calidad de audio. Aunque conociendo a la marca, no nos queda ninguna duda de que ambos aspectos estarán bien cuidados.

Vía | 9to5Mac

En Applesfera | Adiós al jack de 3,5 mm: no es el cuándo, sino el cómo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos