Cinco motivos por los que el reconocimiento dactilar del iPhone 5s es superior a todos los que conoces

Síguenos

Touch ID del iPhone 5s

Todo eso del Touch ID del iPhone 5s está muy bien pero, ¿qué pasa si utilizamos una fotocopia del dedo? ¿o hacemos una copia en plastilina de la huella? O peor aún, ¿y si alguien nos corta un dedo? ¿Podrían saltarse el sistema de reconocimiento dactilar de Apple? No, todo eso es por fortuna cosa del pasado y del mismo modo que el iPhone original fue el primer teléfono con pantalla táctil que de verdad hacia justicia a esta tecnología gracias a su interfaz, el iPhone 5s será el primer teléfono en acercar los sensores de huella al gran público.

1. Cortarte un dedo no sirve para nada

El sistema Touch ID utiliza un sensor capacitivo, lo que significa que no obtiene una imagen óptica de la epidermis, sino que en su lugar realiza una lectura de las diferencias en la carga eléctrica de las crestas y valles en las capas subdermicas del dedo. Una fotocopia no funcionará, una huella de plastilina no funcionara y un dedo cortado tampoco funcionará.

2. Una tecnología que trabaja para ti, no al contrario

Touch ID del iPhone 5s

Los antiguos sensores de huella presentes en algunos portátiles o incluso teléfonos, además de tremendamente antiestéticos, necesitan que deslices el dedo en una determinada dirección a una determinada velocidad, ni demasiado lento, ni demasiado rápido. El sistema Touch ID del iPhone 5s por su parte se activa al colocar el dedo sobre el botón de inicio (incluso sin llegar a presionarlo) y es capaz de obtener una lectura de él independientemente del ángulo y sin que tengamos que hacer ningún movimiento desesperante cada vez que queramos desbloquear el teléfono.

3. Más seguro y mucho más cómodo

Existen tres sistemas de autentificación: los que utilizan algo que sabes (como una contraseña), algo que tienes (como un token de seguridad) o algo que eres (como tu huella, voz o retina). El único modo de obtener un nivel máximo de seguridad es utilizar no uno sino dos o tres de estos sistemas pero para la mayoría de los mortales, esto tampoco es necesario.

Dicho esto, la gran ventaja de utilizar nuestra huella para desbloquear el teléfono o comprar una app en lugar de una contraseña no es tanto la seguridad adicional que proporciona como la comodidad de no tener que recordar y escribir una y otra vez esta, especialmente teniendo en cuenta que si de verdad estamos preocupados por la seguridad deberíamos utilizar una contraseña diferente para cada servicio combinando la mayor secuencia posible de letras en minúscula y mayúscula con números (exacto, justo lo que no es la clave de cuatro dígitos que utilizamos la mayoría de nosotros para desbloquear el iPhone).

4. Touch ID + Llavero de iCloud

iCloud Keychain

Bueno, este punto quizás es un poco precipitado pero asumo que se trata de algo que aun en el caso de que no esté disponible desde el principio, terminará haciéndose realidad más pronto que tarde. Cuando iOS 7 y OS X Maverick estén en la calle, ambos compartirán nombres de cuentas, contraseñas y números de tarjeta automáticamente y de forma segura a través de iCloud mediante un cifrado AES de 256 bits.

Apple ha confirmado que podremos utilizar nuestra huella en lugar de la contraseña para realizar compras en sus tiendas de aplicaciones, música, cine y libros, pero también ha asegurado que nuestra huella nunca saldrá del enclave seguro del chip A7 ni pasará por sus servidores. El modo de cumplir esa promesa es sencillo: cuando iOS 7 confirma que en efecto somos nosotros, envía la contraseña asociada a nuestra cuenta y listo, así que con todo esto en mente, realmente no hay ningún motivo para que antes o después podamos utilizar la huella para acceder a servicios web, redes corporativas o cualquier otro sitio cuya cuenta y contraseña se encuentren almacenadas en el llavero.

Ah, y todo ello con la ventaja adicional de que aquí sí podemos utilizar contraseñas alfanuméricas aleatorias de gran longitud que nunca tendremos que recordar.

5. El impulso que la industria necesitaba

Ya sabéis como funciona esto. Los sistemas de reconocimiento dactilar llevan con nosotros una década pero hasta ahora su uso en la electrónica de consumo había sido cuanto menos marginal. Todo esto cambiará el 20 de septiembre con el lanzamiento del iPhone 5s y en unos pocos meses habrá literalmente millones de personas utilizando cada día esta tecnología.

Expertos en biometría como Philip Smith han levantado los pulgares hacia arriba dándole el visto bueno. “Llevar los sensores biométricos de huellas digitales al gran público es un gran hito. Estoy encantado de ver esto” Y Smith también lo hace pensando en sus futuras implicaciones:

“Se puede ver cómo esta tecnología podría abrirse camino en sistemas que hoy día requieren llaves, contraseñas, tarjetas magnéticas o tarjetas de identificación. Personalmente me encanta la idea de que mi iPhone pueda llegar a reemplazar [algún día] las llaves del coche, llaves de casa, la tarjeta del cajero automátio y la tarjeta de identificación electrónica de la oficina, de modo que si lo pierdo, nadie más pueda utilizarlo de ese modo. Por supuesto Apple tan solo permitirá aquellos usos que encajen e su estrategia, pero su liderazgo en este espacio realmente valida este enfoque de la biometría”

¿Lo mejor de todo? Que el iPhone 5s tan solo es el principio. Ahora puede ser el único dispositivo de Apple que lo soporte el sistema Touch ID, pero siguiendo la progresión actual, dentro de dos años todos los modelos de iPhone a la venta lo harán.

Fuentes | TidBITS, Cult of Mac y CITEworld
En Applesfera | Touch ID, todo sobre el reconocimiento dactilar del iPhone 5s

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios