Compartir
Publicidad

El bueno (un pobre empleado de Apple Store), el feo (iMessage) y el malo (Gizmodo)

El bueno (un pobre empleado de Apple Store), el feo (iMessage) y el malo (Gizmodo)
Guardar
67 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada iMessage recibido y enviado desde el iPhone de este chico (sus amigos lo llaman Wiz) ha sido enviado a nosotros por accidente. Sabemos sobre su trabajo, su vida sexual y dirección. Apple, es posible que quieras arreglar esto.

Es oficial. La gente de Gizmodo ha perdido definitivamente los papeles. ¿Os acordáis de aquel problema de privacidad de iMessage del que os hablamos en diciembre? Bueno, pues parece que para Gizmodo, no contentos con el lío que se formó con el caso del iPhone 4 perdido, la mejor forma de enviar a Apple el mensaje de que solucionen un problema es publicar fotografías y mensajes privados interceptados de unos de los trabajadores de una Apple Store.

Como ya comentamos, parece que Apple vincula las cuentas Apple ID con el UDID de los teléfonos en su base de datos, de modo que aunque lo borremos y lo activemos con un nuevo Apple ID, puede llegar a seguir enlazado de algún modo al antiguo, produciendo situaciones tan poco deseables como la de que un ladrón pueda leer los mensajes que enviemos o recibamos. La manzana debería tomar cartas en el asunto y corregir el problema, de eso no cabe duda.

Ahora bien, los métodos utilizados por Gizmodo, al margen de poco éticos, rozan la ilegalidad si es que no la atraviesan directamente sin piedad. “Sabemos lo suficiente sobre este tipo como para seguirlo, chantajearlo y acosarlo usando simplemente lo que hemos recogido de él”. Igual son cosas mías pero creo que este no es el modo. Ya veremos como termina la película, y si esta descarada campaña de autopromoción no termina una vez más en los juzgados.

Aclaración: Gizmodo ha conseguido infiltrarse en la vida privada de este empleado por culpa del error de iMessage. Según su historia, el hijo de una amiga tuvo un problema con su iPhone 4, lo llevó a la Apple Store para que se lo solucionasen y al regresar, descubrió que su teléfono “se había convertido en un portal a la vida privada de otro hombre” sin importar cuantas veces reseteó el teléfono. Podemos creerles, pero la historia tiene sus lagunas: ¿los empleados de las tiendas utilizan sus propias Apple ID para configurar los dispositivos de los clientes así por las buenas? ¿cómo es que no volvió a la tienda ante la aparición de este nuevo problema? En cualquier caso, en mi opinión, todo esto es irrelevante.

Lo importante: a) Apple NECESITA solucionar este problema en la próxima actualización de iOS (es inadmisible que un error de este tipo perdure durante meses). b) Gizmodo necesita que alguien le recuerde que el fin no justifica los medios.

Vía | TUAW

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos