Síguenos

iPhone 4S

Si hay una característica que ha pasado bastante desapercibida del nuevo iPhone 4S de Apple es la “doble antena”. Entendemos que por un lado Apple tampoco es que quiera hacer mucha promoción de la misma, ya que al mismo tiempo afectaría al iPhone 4, pero lo cierto es que poca gente ha prestado atención a este detalle.

Si volvemos a ver el vídeo de presentación de Apple, podemos comprobar como se dejar claro que es el primer terminal del mundo en incorporar una doble antena, pero poco más de 10 segundos dura la novedad en un anuncio de más de cinco minutos.

¿Realmente supone un cambio respecto al iPhone 4? Según los expertos en la materia, sí. El iPhone 4S solventa todo tipo de problema que pueda surgir del diseño original del mismo. La pregunta es… ¿se nota esa supuesta mejora en el día a día?

Curiosamente he convivido con un iPhone 4 y un iPhone 4S estos últimos 2 meses debido a contar con dos contratos diferentes así que he podido comprobar y medir a “ojimetro” hasta que punto esto supone una mejora o simplemente una característica en segundo plano.

Concretar sin ningún tipo de mediciones exactas dicha mejora es algo complicado, así que esto es más un resumen de mi experiencia con ambos terminales en tres situaciones concretas y que muchos de vosotros habréis experimentado alguna vez.

  • Día a día y en entornos de buena cobertura. Entendiendo con esto cualquier zona al aire libre y de una gran ciudad en la cual la conexión de datos es de una calidad aceptable/excelente, teniendo en cuenta estos dos detalles la diferencia entre ambos terminales es nula. En mi caso ambos cuentan con la misma compañía de datos, por lo que la comparación es aún más odiosa. En cualquier caso, las diferencias no son apreciables y tanto el indicador de cobertura como la calidad de las llamadas es idéntica en ambos terminales sin apenas excepción.
  • Entornos de cobertura complicada. Entendiendo por eso, lugares donde la recepción es complicada pero está asegurada, como una ciudad. En estas situaciones es donde la doble antena anunciada parece que mejora algo la recepción del terminal, en cualquier caso no supone de nuevo una mejora excepcional y es simplemente una mejora puntual, aunque desde luego una mejora. Concretamente y donde se marca la diferencia es en algunos entornos concretos donde mi iPhone 4S tenía un mínimo de cobertura mientras que el iPhone 4 no tenía ninguna.
  • Entornos de cobertura baja. Entendiendo por estos, situaciones como entornos rurales y con una calidad de señal media o baja. En dichos entornos, al igual que en los de cobertura complicada, se nota una pequeña mejoría del terminal y como en algunas situaciones donde tu iPhone 4 muestra una pobre cobertura el iPhone 4S se desenvuelve de forma más eficiente.

Como podéis comprobar las diferencias no son exageradas entre ambos terminales, pero en situaciones concretas y en donde se requiere de dicho extra se agradece el mismo puesto que realmente funciona. No es ni mucho menos un cambio radical, ni una excusa más para comprar el terminal, pero desde luego se agradece el esfuerzo por parte de Apple de intentar mejorar dichos aspectos mejorables del terminal.

PD: ya puedes tapar todo lo que quieras el iPhone 4S, puesto que el cambio automático entre antenas hace que nunca pierda la señal, lo cojas como lo cojas.

En Applesfera | iPhone 4S: una correcta actualización con Siri como principal reclamo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

35 comentarios