Síguenos

iTunes

La biblioteca de iTunes siempre nos acompaña en nuestro Mac. Allá donde vayamos viene ella. Y es una historia de amor muy bonita pero que a veces cansa. Sobre todo cuando la capacidad de almacenamiento del Mac no es tan grande como nos gustaría.

A pesar de contar con servicios como iTunes Match, que nos permite subir nuestra música a la nube; u opciones de música vía streaming como Spotify o Rdio entre otras no siempre son la mejor idea. Principalmente porque requieren conexión a internet para su reproducción vía streaming y según el caso hasta de una suscripción mensual o anual.

Por tanto, si la capacidad de nuestro Mac no es elevada o la biblioteca de iTunes extremadamente grande podemos cambiar la ubicación de la carpeta iTunes Media al completo como ya vimos o sólo de algunos de los elementos para así ganar capacidad.

Unidades externas donde podremos crear la biblioteca de iTunes

En toda unidad de almacenamiento externo vamos a poder crear nuestra biblioteca de iTunes. Evidentemente algunas tendrán más opciones. Los diferentes dispositivos donde podremos crear la biblioteca de iTunes son:

  • Unidad USB conectada a nuestro Mac (también para unidades Firewire o Thunderbolt). Es la opción más sencilla y económica. Cualquier unidad de almacenamiento externa conectada a nuestro equipo podrá ser usada. El inconveniente es que siempre ha de estar conectada si queremos reproducir el contenido.
  • Unidad en red o unidad USB conectada a nuestro router. Opción muy funcional pues permite sacar la biblioteca de iTunes de nuestro Mac y tener acceso a ella con sólo estar conectados a la misma red local, incluso podríamos configurar el acceso remoto (desde fuera).
  • Dispositivo NAS. Posiblemente la opción más interesante. Su funcionamiento es similar a una unidad USB con conexión ethernet o conectada al router por USB pero que gana enteros gracias a aplicaciones que podremos instalarle como un servidor iTunes.

iTunes media, la ubicación por defecto

iTunes preferencias

OS X por defecto incluye una carpeta llamada Música. En dicha carpeta iTunes crea automáticamente todos los archivos que forman la biblioteca de iTunes. Desde el archivo XML que contiene toda la base de datos (canciones, álbumes, películas, etc…) hasta las subcarpetas con la música, aplicaciones, libros, etc que coloca en iTunes Media.

Esa estructura por defecto está genial pues permite tener todo el contenido bien organizado en una sola ubicación. Facilitando la localización así como copias de seguridad manual sin olvidar ningún archivo.

Separando el contenido de iTunes Media según nos interese

iTunes Podremos separar el contenido de iTunes en diferentes unidades

En las preferencias de iTunes, dentro de las opciones Avanzadas, podremos modificar el comportamiento de la aplicación cuando agregamos un nuevo archivo. Para ellos desmarcarmos la casilla Copiar en iTunes Media los archivos añadidos a la biblioteca.

Desmarcando esa opciones podremos controlar que contenido va en cada ubicación. Siendo capaces, por ejemplo, de separar la música de las películas. Eso sí, siempre que sea contenido no descargado desde la iTunes Store pues todas las compras van a la ubicación donde se encuentre iTunes Media (por defecto en el disco de nuestro Mac). Aunque podríamos, una vez descargada la compra, copiarla en la nueva ubicación, borrar de iTunes y volver a agregar aunque creo es demasiado lío.

¿Cómo separamos el contenido? Fácil, desmarcamos la casilla antes mencionada. Ahora en una unidad externa, en otra partición o disco duro adicional de nuestro Mac creamos una carpeta con la estructura que más nos guste o interese. Ahí colocaremos la música, películas, podcast, etc. Todo el contenido que queramos añadir a iTunes.

Desde iTunes vamos a Archivo -> Añadir a la biblioteca. Entonces seleccionaremos los archivos y estos se añadirán pero no se copiarán en la carpeta iTunes Media. Por lo que creo que ya podéis ver las ventajas. Si nuestro Mac no tiene mucha capacidad sólo vamos a tener en él el contenido que más nos interesa, a priori la música.

El resto de contenido como películas estará en una unidad externa. También podríamos tener la música que más escuchamos en el Mac y los discos menos reproducidos en una unidad externa. Las combinaciones ya dependen de cada usuario.

Ventajas en inconvenientes de usar una unidad externa

iTunes Disco USB

Usar una unidad externa para almacenar cualquier tipo de contenido pero sobre todo el de iTunes tiene sus pros y contras. A continuación las ventajas e inconvenientes según el tipo de unidad.

  • Unidad USB. Opción económica. La mayoría de usuarios contamos con una unidad de almacenamiento externo. Unidad que usamos para transportar datos o incluso copias de seguridad. Esa unidad podemos aprovecharla para contener junto a otros datos o copias de seguridad los archivos de iTunes o usarla de forma exclusiva para la biblioteca. Si decidimos usar una unidad USB podemos optar por dos opciones: que la unidad contenga únicamente los archivos, dejando la base de datos en nuestro Mac; o que lo tenga todo, archivos más base da datos.

    Si contiene la biblioteca al completo la única pega es que al iniciar iTunes sin que la unidad esté conectada nos mostrará un mensaje advirtiendo que no se ha encontrado biblioteca alguna. Por tanto, si queremos continuar tendremos que seleccionar una existente o crear una nueva. Además siempre tendrá que estar conectada a nuestro Mac para poder escuchar la música, ver las películas…

Unidad red iTunes

  • Unidad con conexión ethernet. Usar una unidad de este tipo es tan sencillo como hacerlo con una USB. Sólo tendremos que realizar una configuración previa, muy sencilla en la mayoría de las ocasiones y poco más. La ventaja es que da mayor libertad al usuarios, sobre todo de equipos portátiles pues no necesitaremos estar en una ubicación fija o trasladar el disco duro externo allá donde vayamos con sus cables, etc. La desventaja es que el precio sube un poco respecto a un disco USB.

    Si optamos por dicha opción es recomendable configurar OS X para que monte automáticamente la o las unidades en red que tengamos. ¿Cómo? De la siguiente forma:
    1. Montamos la unidad y guardamos la contraseña si la tiene en el llavero del sistema
    2. Abrimos las preferencias de usuario (dentro del panel Preferencias del Sistema)
    3. Accedemos a la opción Arranque
    4. Hacemos clic en el icono + y seleccionamos la unidad en red o la arrastramos desde el Finder a la lista de ítems.
    Listo, cada vez que inicie el Mac montará la unidad.

NAS

  • Almacenamiento NAS. Es una opción similar en cuanto a configuración a la de una unidad con conexión ethernet, y es que prácticamente es lo mismo. La ventaja es que un NAS admite la instalación de ciertas aplicaciones, según el fabricante, que pueden añadir ciertas funciones.

    Una de ellas es la posibilidad de instalar un Servidor iTunes. Por ejemplo, en el DS413 de Synology he creado un servidor y agregado la música. Esto permite reproducir dichos archivos sin necesidad incluso de agregarlos a la biblioteca pues funcionaría como si de la función Compartir en casa se tratase.

    La pega es que crear listas de reproducción, etc se tendría que realizar desde la interfaz de Disk Station Manager.

Conclusiones

    Lo mejor

  • Ganamos espacio de almacenamiento en nuestro equipo
  • Podremos usar el contenido para otros equipos. Sólo tendremos que realizar los mismos pasos de configuración de iTunes en el otro ordenador
  • Acceso remoto si conectamos la unidad en red

    Lo peor

  • En el caso de USB siempre debe estar conectado al Mac
  • En el caso de unidad de Red siempre debe estar disponible
  • No tendremos acceso a nuestra música si estamos fuera de casa si es unidad USB
  • En caso de unidad de Red la velocidad de transferencia debe ser buena para evitar cortes al reproducir películas


Como veis no todo es perfecto. Pero es cierto que con las características técnicas de las unidades en Red actuales, el precio de las mismas y que solemos llevar nuestra música en el iPhone u otro smartphone hacen que la experiencia resulte más positiva que negativa.

También, tener la biblioteca en una unidad USB de 2,5 pulgadas como podría ser Freecom Mobile Drive MG resulta también cómodo. Sobre todo porque por sus dimensiones no resulta nada molesto transportar. Lo único malo, lo de siempre, tener que conectar al Mac otro cable más.

En Applesfera | Una sola biblioteca de iTunes, todos los dispositivos conectados a ella

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios