Compartir
Publicidad
Por qué los fabricantes de coches deberían temer (mucho) al Apple Car
Rumores

Por qué los fabricantes de coches deberían temer (mucho) al Apple Car

Publicidad
Publicidad

Lo hemos visto otras veces: Ed Colligan, el otrora CEO de la difunta Palm, se mofó abiertamente de Apple cuando presentó el iPhone: "que no se piensen que van a entrar por las buenas", dijo ridiculizando a los de Cupertino. Steve Ballmer, el entonces máximo responsable de Microsoft, tampoco perdió la oportunidad de protagonizar una de las mayores meteduras de pata, al reírse del iPhone por su precio y no tener teclado físico. Todo en su contexto: por aquel entonces el smartphone de los de la manzana era toda una incógnita en el mercado y resultaba difícil imaginar lo que después sucedió.

Viajamos en el tiempo hasta hoy y nos encontramos con el CEO de Porsche, Oliver Blume, refiriéndose a la relación de Apple con el mundo de la automoción de esta manera: "un iPhone tiene que estar en el bolsillo, no en la carretera", algo que nos ha recordado bastante a las célebres declaraciones con las que hemos abierto el artículo. Pero Blume no está sólo en este ninguneo al posible éxito de los de Cook en el mundo de los coches.

Image

El as en la manga de Apple

Más ácido se mostró todavía el mismísimo Elon Musk al menospreciar a los creadores del iPhone en su aproximación a este mercado: "los coches son mucho más complejos que un teléfono o un smartwatch, no puedes ir a Foxconn y decirle 'constrúyeme un coche'". Mucho más prudentes se mostraron desde Ford, donde sí vieron posibilidades a Apple en este mercado.

Todos ellos parecen ignorar que la firma fundada por Steve Jobs juega siempre con un as en la manga que le permite salir (casi) siempre victorioso de todas sus aventuras: el conocimiento del cliente y del mercado. Sí, es posible que Apple no supiera mucho del mercado de los móviles cuando lanzó el iPhone, pero en realidad no lo necesitaba: su baza es saber al detalle qué le gusta a su cliente y lo que es más interesante, qué le va a gustar.

Image

Apple no fabricará un coche: irá más allá

Los competidores del iPhone que lo ridiculizaron en su lanzamiento erraron en una premisa básica: pensar que el know how del producto o mercado suponía una barrera de entrada definitiva, cuando en realidad este elemento supone una parte más del mix que configura la relación de una empresa con sus clientes. Apple tiene otro arma definitiva, y no tiene mucho que ver con la ingeniería del producto.

La pregunta adecuada no es si Apple triunfará o no, sino cómo cambiará este mercado con su llegada

¿Cuál es entonces el punto fuerte de Cook y compañía? La clave está en el diseño y la experiencia de uso, tal y como explica Xavier Amatriain, responsable de ingeniería en Quora. Estos dos elementos le han llevado a Apple a cambiar para siempre el mundo tanto de la telefonía como el de los tablets, y ahora los relojes inteligentes.

El resto de las dificultades las supera contratando talento de otras marcas que ya llevan años en el mercado. Así las cosas... ¿Puede triunfar Apple en el mercado de los automóviles? La respuesta corta es, por supuesto que puede, pero la respuesta interesante vendrá de esta otra pregunta, mucho más centrada en materia: ¿cómo va a cambiar el mercado de los coches con la llegada de Apple?

En Applesfera | Todo sobre Apple Car

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos