Compartir
Publicidad
La adquisición de Eero por Amazon vuelve a poner el foco en Apple y sus routers AirPort
Accesorios

La adquisición de Eero por Amazon vuelve a poner el foco en Apple y sus routers AirPort

Publicidad
Publicidad

Amazon anunció ayer la adquisición de Eero, la startup dedicada a la fabricación de routers Wi-Fi con tecnología mesh. Esta compra se suma a las de Blink y Ring el año pasado y supone un paso más del gigante naranja hacia su visión de un hogar conectado. Casi de inmediato, las preguntas han comenzado a girar en torno a Apple tras su reciente abandono del mercado de routers el año pasado.

¿Cómo es posible que un gigante apueste fuerte por este mercado mientras otro lo abandona? ¿Qué está pasando? ¿Está perdiendo Apple una oportunidad aquí? Intentaremos responder a estas y otras preguntas a continuación.

AirPort, poniendo el contexto de los routers Wi-Fi de Apple

AirPort

AirPort fue introducido originalmente por Steve Jobs en la Macworld celebrada en Nueva York en julio de 1999. En aquel entonces, la tecnología inalámbrica estaba dando sus primeros pasos y Apple sintió que debía proporcionar soporte Wi-Fi no solo en el Mac, sino soporte Wi-Fi en general, incluyendo los routers, de cara a convertirlo en algo popular.

A lo largo de los años, conforme avanzábamos hacia estándares Wi-Fi más robustos como 802.11n y 802.11ac, Apple sintió que debía permanecer en el mercado y ayudar a empujar esos estándares hacia adelante.

Así rememoraba Rene Ritchie en iMore los orígenes de los routers AirPort de Apple. Ritchie continúa diciendo que los AirPort no cumplían solo la función de facilitar la conexión a internet de los nuevos Mac con conectividad Wi-Fi. Era una manera de empujar otras cosas como el sonido inalámbrico y la realización de copias de seguridad con Time Machine de forma remota.

En otras palabras, la gama AirPort de Apple cumplía una función en aquel entonces bastante amplia y esencial en la línea de productos de la compañía. No tenía mucho sentido uno de los primeros iMac o incluso el iBook, el primer portátil con Wi-Fi integrado, sin contar con internet inalámbrico en el hogar (u oficina). Para conectarte mediante el puerto ethernet no hacía falta adquirir estos equipos.

Los routers AirPort tuvieron su última generación en 2013. Y a partir de entonces, lo único que hemos visto han sido actualizaciones de software, incluyendo una para los AirPort Express que los hacía compatibles con AirPlay 2. Muchas cosas han cambiado desde 1999 y ahora hay multitud de soluciones de decenas de empresas distintas.

Mercados que explotan y mercados de nicho

amazon ring

Hay otra ocasión en la que Apple introdujo su propio accesorio para suplir la falta de alternativas en el mercado: las impresoras. La impresión de documentos a través de la interfaz gráfica de los Macintosh en los años 80 y 90 requería necesariamente de una impresora que aprovechase estas posibilidades. Y Apple decidió tomar cartas en el asunto desde el principio con multitud de modelos, generaciones y una progresión constante de características.

Los routers han pasado de ser un producto inexistente pero esencial para Apple a ser ubicuo en los hogares de millones de personas. De hecho, podríamos argumentar que la inmensa mayoría de los usuarios utilizan el que le entrega su operador de internet. Y para los que no se conforman con estos modelos y buscan algo más exigente, como ocurre con los routers con tecnología mesh o en malla, existen multitud de opciones.

Ahora todos los servicios de Wi-Fi doméstico incluyen un router de serie, convirtiendo este mercado en un nicho poco atractivo para Apple

Seamos honestos: el mercado para este tipo de routers es pequeño. Un nicho que resulta poco atractivo para Apple, una compañía que se caracteriza por diseñar productos masivos. El iPhone ocupa un pequeño espacio en el mercado del smartphone en términos porcentuales, pero mueve más de doscientos millones de unidades al año.

Apple no cree que el mercado de los routers mesh alcance cierta relevancia o que su trayectoria futura indique que vaya a tenerla. Y por eso se contenta con señalar a algunas alternativas en su tienda online, como los routers Velop de Linksys.

El caso de un router de Apple: domótica y privacidad

HomePod

Volvemos al comienzo de este artículo, con la noticia de la adquisición de Eero por parte de Amazon. Como sabemos, la compañía de Seattle lleva tiempo empujando su visión domótica con Alexa como principal gancho. Poco a poco, está montando un ecosistema propio en el hogar con varias categorías principales como los altavoces inteligentes, cámaras de vigilancia y ahora los routers. Pero también con otras menores como los microondas o los relojes de pared. En apariencia, no hay nada a lo que Amazon pueda resistirse a integrar en él.

El interés de Amazon por el hogar nace de su fracaso en los móviles, cuyo máximo ejemplo es el incinerado Fire Phone. Como suele decirse, en el mercado de smartphones el pescado estaba vendido hace muchos años, entre Google y Apple. A raíz de esto, la compañía decidió centrarse en el hogar como una forma de fortalecer su negocio online. En otras palabras, no le ha quedado más remedio.

Apple de momento se conforma con dejar los accesorios de HomeKit a otras empresas, aunque se ha reservado acceso a las dos piezas más importantes del puzzle: los altavoces con el HomePod y las televisiones inteligentes con el Apple TV y el acuerdo con los fabricantes de televisores. Sonido y video, dos mercados bastante grandes e influyentes cuando tenemos en cuenta los servicios asociados de música y video bajo demanda.

La salida de Apple del mercado de routers es una cuestión de prioridades y la compañía no tiene recursos infinitos

Al final, es una cuestión de prioridades y Apple no tiene recursos infinitos para ejecutar todas las categorías del hogar conectado. Ya tiene bastante con sus otros productos, que sí se venden en millones de unidades. Amazon y Apple no podrían ser dos compañías más diferentes, más incluso que Apple y Google. Pero ese es un tema que trataremos en otro momento.

Personalmente, me gustaría ver un router de la manzana renovado y con la intención de volver a ser mainstream. Mi principal interés sería el de proteger la privacidad y seguridad de los datos que entran y salen de mi hogar. Una preocupación que aumenta con movimientos como el de Amazon sobre Eero y la entrada de Google en este mercado en 2016.

Un router de Apple supondría una tranquilidad adicional para los usuarios preocupados por la seguridad y privacidad de sus comunicaciones. Algo que por otra parte, está protegido bajo un cifrado end-to-end cada vez más frecuente. Tal vez por eso ya no sea necesario el papel de Apple.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio