Esta es la razón por la que Apple no vende televisores

Esta es la razón por la que Apple no vende televisores
19 comentarios

Antes era un lujo que costaba literalmente decenas de miles de euros. Sin embargo, ahora mismo tener un televisor 4K de 65 pulgadas o más te puede costar tranquilamente menos de 2.000. Que ya es dinero, pero supone una rebaja suficiente como para que mucha gente —y no sólo un millonario— se lo pueda permitir. En este escenario, ¿un televisor Apple es posible?

Todas las marcas, incluso Amazon, se han lanzado a tener televisores a precios prácticamente de derribo. Entonces, ¿por qué no ha hecho Apple lo mismo usando su modelo de negocio? Pues sólo tenemos que ver por qué el precio de todos esos televisores de gran diagonal ha bajado tanto.

No es sólo el televisor: es qué hace su sistema

El primer factor no tiene debate: los costes de fabricación de los televisores han bajado mucho gracias a una optimización de los procesos y del uso de materiales. Si te cuesta menos fabricar un televisor, puedes venderlo a menos precio para ser competitivo en el mercado. Si te da igual el panel, puedes conseguir uno a precio de ganga.

Aquí Apple podría haber aprovechado para vender su propio televisor, jugando con la mayor calidad de sus materiales y la optimización de sus componentes junto con su software. La misma estrategia que un Mac contra un PC. El problema por el cual podemos agradecer que Apple no venda televisores radica en el software. Pensemos en tvOS.

Lo que antes era un firmware muy simple para sintonizar y gestionar canales de la TDT ahora es todo un sistema operativo, con sus aplicaciones y servicios. Y claro, el negocio de recopilar datos para motivos publicitarios es demasiado tentador. A cambio de rastrearnos y obtener un beneficio con nuestras métricas, los fabricantes pueden bajar el precio de nuestro televisor. Dichosa publicidad.

Es por eso que muchos televisores han bajado de precio, hasta el punto en el que un iPad es más caro. Porque la pantalla puede ser más grande, pero el iPad no se dedica a rastrear nuestros hábitos. Y un Apple TV 4K de 190 euros puede colocarse en cualquier televisor, colocando tvOS por delante y anulando cualquier rastreo. Es una forma mucho más simple de estar presente en nuestros salones.

Imagen | Loewe Technology

Temas
Inicio