Compartir
Publicidad

Apple quiere seguir quemando puentes con los estándares de la industria

Apple quiere seguir quemando puentes con los estándares de la industria
133 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las luchas más famosas por conseguir imponer un estándar en una industria fue la que libraron los formatos VHS de JVC y Betamax de Sony. Cada una tenía sus ventajas e inconvenientes y poseían distintos apoyos dentro de la industria. Al final y resumiendo mucho, una de las ventajas del VHS que le ayudaron a imponerse sobre la propuesta de Sony era una duración de grabación superior. Eso y un fuerte apoyo en forma de ventas al consumidor.

Salir victorioso de una guerra de estándares es un negocio muy lucrativo. Pero también beneficia a toda una industria puesto que ahora pueden enfocar sus esfuerzos en una única solución, optimizarla y reducir los costes. Un estándar empuja a todos los fabricantes en la misma dirección y les obliga a cumplir unos mínimos. De esta forma, se garantiza el funcionamiento y la intercambiabilidad de dispositivos entre diferentes fabricantes.

Como consecuencia, nosotros los consumidores nos vemos beneficiados en comodidad, calidad, variedad de productos y un precio que se reduce con el tiempo. Entonces y si los estándares son tan buenos, ¿por qué Apple tiene ese desdén por ellos? ¿A qué viene eso de dejar de dar soporte a ciertos estándares? ¿Lo hacen por chulería, porque pueden hacerlo? ¿O hay algo más detrás?

Cuando un estándar se convierte en un obstáculo

Cadenas del estándar.jpg

No puedo darte la mejor respuesta de Apple sobre por qué no hay un [lector] floppy. Pero te puedo dar mi respuesta. Cuando te mueves, dejas cosas atrás. El lector floppy, y lo diré hasta que se me ponga la cara azul, es tecnología muy anticuada. He oído las quejas pero es que si no hay cierta fricción en un movimiento hacia adelante, tu paso no tiene las mismas consecuencias que habías creído que tendría - Jony Ive sobre la eliminación del floppy en el iMac original en 1998.

Cuando salió el iMac original al mercado, los expertos en tecnología y las revistas especializadas lo criticaron sin piedad. Llegaron a decir que el iMac sería comprado sólo por aquellos clientes más fieles. Que era una opción limitada y que nadie querría tener uno. En ese momento, el floppy era un estándar en la industria y no existían alternativas fiables. Como ahora sabemos, el iMac pasó a ser el ordenador que devolvió a Apple a la vida y le dio el oxígeno suficiente para pensar en el futuro más allá del ordenador personal.

Con el paso de los años nadie se acordaría ya del floppy. Más recientemente, Apple decidió quitar su Superdrive de todos sus ordenadores. Empezó con el Macbook Air, siguió el Macbook Pro retina, el iMac, el Mac Mini, el Mac Pro. Ahora, el único superviviente es el Macbook Pro de 13 pulgadas de la generación anterior, el cual presumiblemente tiene los días contados. Hace poco desmonté un Macbook blanco del 2010 para subirle la RAM y me quedé sorprendido del espacio que ocupaba la Superdrive. En ese momento no me sorprendió que Apple decidiera suprimir algo con tanto protagonismo por dentro y con tan poco uso por fuera.

Los estándares están bien, pero sólo te ayudan a llegar hasta cierto punto del camino. Llega un momento en que se convierten en un estorbo para lo que quieres hacer. Para el futuro. Empiezas a chocarte con la misma pared e imagino que los de Cupertino habrán acabado preguntándose qué hacía esa pared ahí y cuál era su función.

Adiós conector jack, hola nuevo Lightning

Lightning para todos
¡Lightning para todos!
Hace unos días, Miguel López nos contaba que Apple había lanzado una especificación para los auriculares con el conector Lightning. Debo reconocer que me intriga este movimiento pero lo cierto es que encaja a la perfección con la lógica de Apple. Desde que Apple lanzara su iPhone 5 y colocase el nuevo conector Lightning abajo junto al jack, unir ambos conectores en uno solo parece un movimiento natural.

Lo que a muchos parecerá una locura (¿cómo vamos a escuchar música al mismo tiempo que cargamos nuestros teléfonos?) Apple lo ve como un paso adelante. La fricción surgirá como en todas las ocasiones anteriores. Habrá gente que no quiera tener ningún producto de Apple más sólo por este cambio de conector. ¿Dónde quedarían todos esos auriculares carísimos que funcionan con el jack actual?

Las ventajas que supuestamente podrían surgir de este nuevo conector, aparte de la simplificación de los puertos de entrada (¿resistencia al agua y polvo a la vista?) estaría la posibilidad de dotar de mayores funcionalidades a los cascos. Cancelación activa del sonido e incluso auriculares que midan nuestro pulso cardíaco desde el oído al hacer deporte. Tampoco podemos ignorar la compra de Beats hace unas semanas.

¿Casualidad? No lo creo, es posible que un cambio de estándar en los auriculares esté a la vuelta de la esquina. Nuevos iPhones, iPads y iPods en el horizonte, veremos si confirman la actitud de Apple hacia los estándares que considera anticuados. ¿Estás nervioso ante este posible cambio? Ahí está la fricción de la que hablaba Ive.

Imágenes | Fire de will g, iPhone 5 Lightning Connector USB Cable de William Hook y Got Links? de Alan Levine.

En Applesfera | Apple lanza una especificación para conectar los auriculares con el cable LightningPoniendo los puntos sobre las íes: la Unión Europea, Apple y el cargador universal.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio