Compartir
Publicidad
El HomePod sigue al pie de la letra la estrategia de Apple para triunfar
Accesorios

El HomePod sigue al pie de la letra la estrategia de Apple para triunfar

Publicidad
Publicidad

Con el HomePod recién puesto a la venta y a la espera de que las primeras unidades empiecen a llegar a sus compradores, es el momento de preguntarse cuál es la estrategia de Apple con el HomePod. Cómo piensa hacer frente a competidores que según la narrativa actual le han adelantado hace tiempo.

En busca de la plataforma perdida

fire phone Este es el Fire Phone, el teléfono que Amazon lanzó y que acabó "ardiendo" de éxito. Aguantó 14 meses en el mercado.

No es casualidad que las dos compañías que más se están esforzando en la actualidad por lanzar altavoces inteligentes sean Amazon y Google. Para Amazon supone una forma de crear una nueva plataforma tras el fracaso de su Fire Phone y el escaso impacto de sus tablets Kindle Fire vendidas a precio de saldo.

Más allá del fracaso de estos productos, Amazon está totalmente fuera del mercado de tecnología de consumo más importante de la actualidad y del futuro próximo: el smartphone. Está limitado a ser una app o una página web dentro de estos dispositivos, a expensas del control de un tercero. En este caso, Apple y Google.

Screen Shot 2018 01 26 At 12 03 10 Cuota de mercado según el sistema operativo, fuente: IDC.

El caso de Google es similar aunque de forma diferente. Google cuenta con Android y su increíble cuota de mercado de smartphones. Pero ante esta aparente fortaleza se esconde un gigante con pies de barro. Google no tiene el control que le gustaría tener sobre su propia plataforma, librando una lucha constante y agotadora con sus propios socios fabricantes.

fidelidad Esta es la tasa de retención de usuarios de smartphone según la marca en EEUU, en 2017. Apple supera a Samsung en 15 puntos, es decir, que 9 de cada 10 usuarios actuales repiten con iPhone.
Tanto Amazon como Google están arrinconados en el mercado del smartphone por culpa del iPhone

Aún más importante, Android se enfrenta a un formidable competidor en la gama alta, que está dominada por Apple y su iPhone. Mientras que los usuarios del iPhone apenas cambian de plataforma y repiten terminal cuando toca renovarlo, la gama alta de Android es un cubo que no para de perder agua. Y esa agua cae en el cubo del iPhone.

Viendo el mercado del smartphone en su contexto, es más fácil comprender por qué Amazon y Google están deseosos de inaugurar uno nuevo. Uno que juegue sus propias fortalezas en la nube, inteligencia artificial y su modelo de negocio.

Uno como el de los altavoces inteligentes.

El problema del negocio de las impresoras y cartuchos de tinta

google home

En tecnología hay un modelo de negocio muy popular que puede denominarse como el de las impresoras y los cartuchos de tinta. El funcionamiento es este:

  • Una empresa crea una impresora que comercializa a un precio muy bajo, tal vez por debajo de coste.
  • Para que funcione, necesita un producto secundario cuyo precio y margen es mucho más elevado: la tinta.
  • De esta forma, el producto principal no tiene margen o éste es negativo, pero también favorece que se venda.
  • Con el paso del tiempo, la impresora va consumiendo recambios de tinta ad infinitum, convirtiéndose en una máquina de hacer dinero para la empresa. Solo tiene que sentarse y servir los recambios de tinta.

El problema con este tipo de negocios es evidente: que la empresa debe asumir una pérdida desde el principio bajo la dudosa promesa de que eso le servirá para vender más recambios con los que ganará dinero. Sin embargo, si el cliente rompe el ciclo del producto secundario, la empresa perderá dinero con ese cliente.

Amazon y Google venden sus altavoces a precio de coste, con la esperanza de recuperar el dinero mediante servicios indeterminados

¿Cuál es el peor enemigo del negocio de impresoras? Que no la utilices o, peor aún, que recargues tus cartuchos en otra tienda.

Amazon y Google están siguiendo la estela de las impresoras. Vendo un Amazon Echo mini o Google Home mini a 29 dólares (probablemente pierdan dinero), con las esperanza de recuperarlo y ganar a través de los servicios que ofrezco con él.

Para Amazon, la clave está en vender más productos de su tienda online, no en que electrodomésticos y duchas se enlacen a Alexa. Para Google, es una auténtica incógnita. Sólo recogen datos para enriquecer su algoritmo de anuncios. Algunos dirán que el negocio está en el espionaje voluntario del siglo XXI, pero ese es otro asunto.

Amazon Alexa Consumer Use Statistics 01 Tareas que los usuarios del Echo han utilizado al menos una vez, comprar en Amazon tan sólo tiene un 32,1%.

Sin embargo, adquirir productos a través de Alexa no es un uso tan extendido (ni rentable) como se pensaba. Hace falta un volumen inmenso para que el negocio compense. Pero también Amazon es la especialista en márgenes estrechos.

Apple Watch: el wearable ignorado

Amazon Echo

Un detalle que olvidan quienes argumentan la supremacía de Alexa y Google en el mercado del altavoz inteligente son los wearables. La imagen superior nos muestra dos escenas del material de marketing del Echo. ¿Cuál es el tema común?

En estas escenas no hay ni un sólo smartphone, tablet u ordenador convencional a la vista. Uno puede argumentar que en el día a día, se puede dejar estos dispositivos lejos porque tienes a Alexa. Y eso es todo lo que necesitas mientras estás en casa. Pero, ¿en este mundo ideal no hay sitio para los wearables?

Screen Shot 2017 09 24 At 5 36 09 Pm 768x329

En la actualidad, quien dice wearable o reloj inteligente en realidad se refiere al Apple Watch, ya que éste se ha encargado de acabar con sus competidores. Tras las dudas del principio sobre esta categoría y sobre el propio reloj de Apple, resulta que el Apple Watch ha vendido 33 millones de unidades y generado 12.300 millones de dólares hasta septiembre de 2017. 15 millones en los doce meses que acaban en esa misma fecha, según Horace Dediu.

El Apple Watch no existe en el mundo ideal de Amazon y Google

A diferencia de Alexa y sus secuaces en forma de altavoz (Amazon tiene la dudosa estrategia de licenciar Alexa, ya vimos que eso es una mala idea), el Apple Watch sigue al usuario allá donde vaya. Ya sea dentro o fuera de casa. Una cualidad fundamental, ahora potenciada por el Apple Watch LTE, que le da independencia del iPhone y además una versión hablada de Siri en toda la gama Series 3.

Tampoco nos olvidemos de que Siri ya lo utilizan 500 millones de usuarios de manera activa y está presente en cinco plataformas muy populares: Mac, iPhone, iPad, Apple Watch y Apple TV. Un detalle que se olvida con frecuencia cuando se habla de los altavoces inteligentes.

Con independencia de Siri, la realidad es que las imágenes nos transfieren mucha más información de golpe que el sonido. Girar la muñeca y ver el tiempo que va a hacer hoy y mañana es más rápido que si tengo que escuchar a que me lo dicten palabra por palabra. Un sol radiante y un par de números apoyados por lo que me diga Siri es más enriquecedor y rápido que lo que me dice una voz.

La interfaz voice-first como se denomina a Alexa no es tan eficiente para según qué tareas.

La historia se repite con el HomePod

Y llegamos al HomePod, el altavoz que Apple ha posicionado explícitamente como la mejor manera de disfrutar de nuestra música en casa. Un altavoz que combina un hardware con un diseño atractivo, software y servicios para cumplir su promesa y en el que Siri no es su protagonista principal. Forma parte de un todo. Y ese es su principal punto a favor.

Hifi 0 Png El iPod Hi-Fi fracasó porque se trataba de un altavoz que iba desnudo, sin software y sin servicios. Tenía el mismo precio que el HomePod pero aguantó 18 meses en el mercado.

A lo largo de la historia de Apple, sus nuevos productos son desdeñados por los aficionados a la tecnología por carecer de tal o cual función que consideran imprescindible. Daniel Eran Dilger escribió hace unos días acerca de cómo el iPod original fue recibido de la siguiente manera:

Los críticos situaban el nuevo dispositivo de Apple como absurdamente caro y al que le faltaban numerosas características. Slashdot, un portal web para aficionados a la tecnología lo recibió con una evaluación seca: "No es inalámbrico. Tiene menos espacio que un Nomad. Lamentable".

Otras críticas de la época fueron estas, a ver si nos recuerdan a algo:

Por la mitad de precio, puedes conseguir un MP3, suficientes pilas y tarjetas flash para que la mayoría de gente esté contenta.

¿399 dólares por 5GB? Que le den. Prefiero pagar 100 dólares por un Rio Volt. 700mb de canciones por CD con un número ilimitado de CDs, mientras los vayas cambiando.

Con el paso del tiempo, el iPod acabó incorporando nuevas tecnologías, desechando unas e ignorando otras. Hasta que llegó un momento en que Apple desplegó la categoría en varios modelos diferentes, con distintos precios de entrada, como el iPod nano o iPod shuffle. Modelos con una fracción del precio original.

"Por el precio de un HomePod puedo comprarme doce Amazon Echo mini" es un comentario habitual en las redes sociales estos días

El HomePod sigue el mismo patrón: producto caro comparado con su supuesta competencia y con falta de funciones como el multiroom (se espera para iOS 11.3) o el multi-usuario. Pero que con el tiempo solventa parte de sus carencias y acaba dominando una parte significativa del mercado. Recordemos que el iPod llegó a alcanzar un 82% de cuota del mercado de MP3 en EEUU tan sólo tres años después de su lanzamiento. Y eso que seguían existiendo MP3 mucho más baratos, pero no importó.

Curiosamente, Sonos acaba de lanzar una promoción de su altavoz One: dos altavoces por 349 dólares, el mismo precio de un HomePod. La carrera de precios en Alexa-landia ha comenzado.

La estrategia del HomePod

Homepod Availability Interior Placement 012218

La estrategia de Apple con el HomePod es la misma que ha utilizado en el pasado con éxito. Hacer un producto con un puñado de puntos clave para el usuario final que otros competidores han pasado por alto o no pueden hacer. Uno que se apalanque en una integración muy íntima del hardware, software y servicios. Con un diseño, el "cómo funciona", que lo separe del resto.

El HomePod no necesita más que convertir la música del hogar en una experiencia agradable para un usuario de iPhone. Desde el momento en que se enchufa en la corriente y se configura por primera vez hasta que comienza a reproducir nuestra música vía Siri. Con el añadido de la domótica de por medio.

El HomePod no llega tarde. La fiesta del altavoz acaba de comenzar

Quienes infravaloran al HomePod están subestimando su aportación al ecosistema de Apple. Un usuario con varios de sus productos tiene más probabilidades de acabar orbitando alrededor de este altavoz. Porque con el tiempo, evolucionará y podría añadir:

  • Nuevas funciones están anunciadas, como la compatibilidad con multiroom para poder controlar varios HomePod en la misma o diferente habitación.
  • Soporte para más de un usuario, al igual que se pueden añadir usuarios tanto permanentes como invitados a HomeKit.
  • Continuity con el resto de plataformas de Apple. Llego a casa escuchando un podcast o música con mis AirPods y se transfieren al salón en cuanto entro.
  • Conseguir un sonido surround con varios HomePod conectados con el Apple TV al ver una película compatible.
  • Nuevos modelos, como uno más pequeño por 149/199 dólares para habitaciones menos importantes. E incluso uno que comparta nuestra conexión de datos automáticamente, con batería integrada y cargada mediante inducción para llevar donde queramos.

Cuando Apple lanzó el iPod, la compañía no se conformó con ese dispositivo de 399 dólares. A los pocos años, lanzó el iPod mini, después el iPod nano y el iPod shuffle (vendidos a 199, 149 y 49 dólares respectivamente). Apple iteró añadiendo funciones que nadie esperaba, otras que sí se demandaban e ignoró unas cuantas más. No se quedó quieta.

El HomePod va a seguir esa misma estrategia, igual que la han seguido el resto de dispositivos de Apple. El HomePod no llega tarde. La fiesta del altavoz acaba de comenzar.

En Applesfera | El HomePod ya tiene fecha de llegada: esto es todo lo que sabemos de él.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio