Compartir
Publicidad
Porqué me gustaría pero no creo que Apple se cambie al USB-C para sus dispositivos iOS
Accesorios

Porqué me gustaría pero no creo que Apple se cambie al USB-C para sus dispositivos iOS

Publicidad
Publicidad

Viendo el rumbo que Apple está tomando en sus dispositivos, la jungla de cables que tenemos ahora mismo puede verse reducida a sólo dos conexiones: Lightning y USB-C. Especificaciones de ese puerto USB-C aparte, esto simplifica mucho las cosas y se agradece mucho para facilitar las cosas al usuario general.

Y muchos se preguntan: ¿por qué no simplificarlo todo todavía más y hacer que los dispositivos iOS tengan conector USB-C? De este modo Apple sólo necesitaría un conector para todo, ahorrándose confusiones. USB-C está lleno de ventajas, así que personalmente me gustaría. Y parece ser que al 75% de los lectores de 9to5Mac, también. Pero no creo que ocurra.

USB-C: flexible, estándar y rápido

Cable Usb

Miremos primero las ventajas del conector USB-C. Es un estándar, así que podríamos encontrarle muchísimas aplicaciones (algo ya comenté al respecto) que hasta ahora no nos habíamos imaginado para el móvil. Y la velocidad que ofrece el puerto es de como mínimo 5 Gbps, una mejora muy buena respecto a las velocidades USB 2.0 de 480 Mbps que ofrece el puerto Lightning.

Imaginad, por ejemplo, elevar la velocidad de un puerto USB-C a lo que es capaz de llegar Thunderbolt 3: 40 Gbps. Por cuestiones técnicas no creo que eso vaya a llegar jamás al iPhone (me da que consumiría demasiada batería), pero podría ser brutal si Apple quiere convertir el iPad en un sustituto perfecto del PC. Imaginad hacer el backup de un iPad Pro o trasladar las fotografías a esa velocidad.

Así que sí, por esas velocidades y su versatilidad, Apple tiene motivos para cambiarse al USB-C. Y repito: si lo hiciese, me gustaría. No obstante, hay también motivos para que Apple se quede con Lightning.

Lightning: delgado y puede que el último cable para el iPhone

cable lightning apple

En primer lugar, el conector Lightning es más delgado. Y aunque un servidor cree que buscar hacer iPhones más finos es algo exagerado a estas alturas, Apple siempre exprime hasta micras del interior de sus terminales móviles para poder decir que éstos han adelgazado. Técnicamente el USB-C cabría ahora mismo en los laterales de los dispositivos iOS, pero éstos no podrían adelgazar más.

Apple se dirige concienzudamente a un mundo sin cables

En segundo lugar, Apple va hacia un mundo sin cables. La compañía quiere que el iPad se convierta en el sucesor del PC, pero también quiere que la nube se convierta en el sucesor de guardar los archivos en el disco duro de esos ordenadores. iCloud Drive es el que tiene futuro con la ayuda de las redes Wi-Fi de alta velocidad.

Además, sabemos que Apple y el resto de grandes tecnológicas están metidas en una carrera para ver quién lanza un sistema de carga inalámbrica para dispositivos móviles que sea eficiente. No es una cuestión de si lo llegarán a conseguir, sino de cuándo lo conseguirán. ¿Qué pasará cuando podamos transferir datos y cargar los dispositivos sin cables? El conector ocupa mucho sitio en el interior del iPhone, de la misma forma que lo ocupaba el jack de auriculares...

Todo depende del enfoque que le quiera dar Apple al futuro de sus dispositivos. No descarto ningún escenario, pero no creo que veamos USB-C en los dispositivos iOS. Aunque me encantaría equivocarme.

Imágenes | Pestoverde, MiNe
En Applesfera | Belkin Lightning Audio + Charge Rockstar: ¿qué podemos hacer con este adaptador?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio