El AirTag viajero: 120 kilómetros de ruta por correo para volver hasta casa

El AirTag viajero: 120 kilómetros de ruta por correo para volver hasta casa
13 comentarios

El nuevo AirTag lleva una semana entre nosotros y ya hay quien lo ha utilizado en un aeropuerto. Fuera de este uso previsto y perfectamente acotado, un usuario decidió salirse un poco de los cauces, enviarse a sí mismo un AirTag por correo y ver qué pasaba. El resultado es un rastreo de la ruta de lo más curioso.

Un paseo por Holanda de 120 kilómetros para volver a su dueño

En el video del usuario AirtagAlex vemos cómo se manda a sí mismo un AirTag envuelto en papel de burbuja y dentro de un sobre, también con recubrimiento deburbuja. Al mismo tiempo, configura con Automator una captura automática en la app Buscar. En el proceso, vemos cómo se cambia automáticamente el nombre de la captura e inicia el proceso de nuevo cada dos minutos.

recorrido 120 kms

Con esto hecho, AirtagAlex acude a un buzón de PostNL, la empresa de correos de Holanda. A las cinco de la tarde, deja el paquete en el buzón situado en una calle residencial con cierto tránsito. Un aspecto clave para que la detección del AirTag sea más probable a través del iPhone o cualquier dispositivo Apple que pase por ahí.

A eso de las 18:45, el AirTag comienza a moverse. En un primer momento, el AirTag aparece al sur de la ciudad cuando tan solo ha pasado un minuto, algo que el autor afirma que es imposible por estar muy alejado de la zona. En cualquier caso, pasó allí la noche hasta que al día siguiente viaja a una ciudad a unos 30 kilómetros al norte.

Posteriormente, se pone en marcha a primera hora de la mañana y en dos horas aparece en otra ciudad para después ser entregado en su buzón. De este viaje vemos que en algún punto puede producirse un salto entre ubicaciones. El rastreo no ha sido continuo, sino que ha dado saltos de ubicación en ubicación. Desde luego, hacer un recorrido total de 120 kilómetros hasta volver a su punto de partida es muy llamativo.

Temas
Inicio