Compartir
Publicidad
La oportunidad de iMessage en un futuro donde la mensajería instantánea gane a las redes sociales
Aplicaciones iOS

La oportunidad de iMessage en un futuro donde la mensajería instantánea gane a las redes sociales

Publicidad
Publicidad

Hace unos días vimos cómo Mark Zuckerberg declaraba algo que hizo incluso dimitir a algunos altos cargos de la compañía. El CEO de Facebook cambiaba el enfoque y admitía que las nuevas generaciones de usuarios se comunicaban más mediante grupos de mensajería instantánea. El concepto original de red social, en el que los usuarios publican contenido públicamente ante todo el mundo, deja de ser lo más usado.

Lo que interesa ahora para Zuckerberg es claro: las historias efímeras y esos grupos íntimos de pocas personas en clientes de mensajería. Instagram Stories, WhatsApp, Facebook Messenger, Telegram. Hay demasiado miedo en dejar contenido publicado permanentemente en una red social. Y Apple tiene un ingrediente muy interesante en este futuro que predice Zuckerberg: iMessage.

iMessage ya tiene muchos deberes hechos

Admitámoslo, Apple tiene un historial bastante desastroso con las redes sociales. Intentos como Ping acabaron por cerrar debido a su bajo uso. Y aquí en España iMessage es poco utilizado, pero en los Estados Unidos es el canal principal de comunicación para muchísima gente.

Las ventajas que tiene aquí iMessage empiezan por su seguridad. Todo se manda cifrado, y hay opciones ya establecidas para que el contenido de las conversaciones se elimine a los 30 días. Esta opción tan simple nos ahorra esos miles de tutoriales para limpiar espacio en el caso de WhatsApp o incluso Telegram, así que no hay que subestimarla porque nos podemos olvidar de esos problemas de espacio.

Mientras la competencia trabaja para ello, Apple ya tiene resueltos los pagos de persona a persona en iMessage con Apple Pay Cash

Además, iMessage ya cuenta con una plataforma de complementos que incluye los Memoji y un método de pago con Apple Pay Cash. Mientras WhatsApp, Instagram y Telegram aún trabajan en tener sus propios métodos de pago, Apple ya presume de tenerlo desde hace un tiempo (al menos en algunos países, estamos a la espera de poder disfrutarlo en España).

Así que tenemos privacidad, pagos y una buena gestión del espacio en iMessage. ¿Algo más? También mencionaría la intención de Apple de no utilizar el contenido que compartimos a través de iMessage como ocurre en la competencia, que por mucho que quiera promover la privacidad se basa en lo que nosotros escribimos para mandarnos publicidad en otros canales. Desde Cupertino sólo necesitan reafirmar su promesa de no hacer eso jamás para que iMessage gane puntos como herramienta básica de comunicación para centenares de millones de personas.

La compatibilidad como el principal escollo

¿Qué es lo que le puede faltar a iMessage para destacar como "red social" del futuro? Pues en primer lugar, compatibilidad. iMessage puede utilizarse sólo en dispositivos iOS, watchOS y macOS. No puedes enviar ni recibir mensajes de iMessage en Android o en Windows (oficialmente), y eso es posiblemente su punto más débil. Absolutamente todos los rivales de iMessage pueden utilizarse prácticamente desde cualquier plataforma, y empresas como Microsoft incluso han dejado caer que tienen voluntad de ser compatibles.

Además, como podemos ver en el tuit anterior, comunicarse mediante SMS con alguien que utilice las características propias de iMessage puede convertirse en un engorro. Es algo que se está intentando resolver a nivel global con un nuevo protocolo de mensajería móvil que sustituya al SMS llamado RCS, que de momento cuenta con el apoyo de Google y Microsoft pero no con el de Apple.

Lo más difícil para iMessage es y siempre será poder tener un hueco en países como España, donde los rivales han acaparado el mercado hasta tal punto en el que los usuarios que no utilizan WhatsApp son vistos como raros. Aún así, si desde Cupertino encuentran una forma de extender su protocolo hacia otras plataformas, lo cierto es que iMessage puede tener una posibilidad de arañar algo de cuota de uso en el futuro.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio