Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué hacer si hackean tu cuenta de iTunes

Qué hacer si hackean tu cuenta de iTunes
Guardar
31 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede que llegado el momento nos encontremos con la nada agradable noticia que alguien ha hackeado nuestra cuenta de iTunes. Ojalá no ocurra nunca, pero el mundo está lleno de malhechores y el mundo virtual no es una excepción y a todo el mundo (valga la redundancia) le puede ocurrir.

Esta va a ser una entrada con gran contenido personal puesto que el que ha sufrido el ataque es el que os escribe estas líneas, así que si queréis experiencias de primera mano este es el sitio. Aunque ésta no sea precisamente una experiencia agradable, sí que vale la pena compartirla con todos vosotros, ya que además de cierta catarsis, me va a servir esta entrada para contaros el proceso que he seguido para notificar a Apple que mi cuenta ha sido hackeada y recuperar el dinero perdido en el camino.

Así que en la entrada extendida veremos todo el proceso y las principales recomendaciones que nos hacen desde Apple para que esta desagradable historia no vuelva a repetirse.

Me han robado ¿Qué hago?

Lo primero no perder los nervios. Comprobaremos que nos han sangrado la cuenta al recibir un correo, como si hubiésemos comprado algunas aplicaciones, sin embargo, nosotros nunca habremos hecho tal compra. Después de que se nos pase el mosqueo inicial, ya con la cabeza fría veremos que en cada una de las compras que el hacker ha hecho tendremos un link para “Reportar un problema”. Pero lo primero no es clicar el link, si no, irse directamente a nuestra cuenta y cambiar la contraseña si el hacker no ha tenido la amabilidad de hacerlo por nosotros, si lo ha hecho podéis saltaros este paso, ya que no conoceremos el nuevo password que nos han puesto y por tanto no podremos cambiarlo.

En mi caso, mi contraseña seguía intacta así que accedí vía iTunes clicando en la esquina superior derecha donde veréis vuestra cuenta, si pasamos con el ratón se nos desplega un combo y veremos la opción “Tu cuenta” que debemos seleccionar. Allí tendremos varias opciones pero el primer botón es “Modificar datos de mi cuenta” y accederemos a nuestra información básica donde podremos realizar el cambio de contraseña. Basta con cambiarla, verificarla y clicar en “Terminado”. Hecho, así limitamos el acceso al hacker una vez ya nos ha asestado el primer golpe. Ahora ya no podrá volver a acceder a nuestra cuenta puesto que no sabrá la nueva contraseña.

En Apple nos recomiendan algunas best practices de seguridad con nuestras contraseñas y que ésta no sea fácilmente adivinable y tenga mayor probabilidad de acabar siendo “hackeable”. Yo os recomiendo tener números, letras mayúsculas y minúsculas en a contraseña para dotarla de mayor robustez.

Reportando el problema a Apple

Ahora es el momento de clicar el enlace “reportar un problema” del correo de factura que hayamos recibido con las compras no deseadas, eso nos abrirá iTunes de nuevo con el link para reportar el problema. Clicamos por segunda vez y nos llevará a un formulario web donde pondremos nuestra queja a Apple. Y evidentemente, ahora que tenemos Apple Stores en nuestras tierras podremos acercarnos a uno de esos centros y en el mismo Genius Bar podremos intentar solucionar el problema, aconsejados por una persona que es un experto en todo lo que concierne a Apple.

Apple Support

Pero sigamos por la vía on-line que es más rápida, una vez notificada la queja a partir de aquí el proceso es la mar de sencillo: recibiremos varios correos de confirmación de nuestra petición hasta que un agente de soporte de Apple se pondrá en contacto con nostros vía mail. En este correo se nos indicarán con todo lujo de detalle los pasos a seguir a partir de ese momento.

En el caso de hackeo de cuenta, nos deshabilitarán la cuenta inmediatamente para que el hacker no continúe derrochando nuestro dinero. Además nos harán un reintegro del valor robado mediante el método de pago que hayamos usado para registrarnos en iTunes. Es decir que si usamos una tarjeta regalo (como es mi caso) seguiremos teniendo saldo y si tenemos vinculada nuestra tarjeta nos procederán a emitirnos el correspondiente abono.

Para volver a habilitar la cuenta nos solicitarán que confirmemos vía correo electrónico su activación mediante el envío de nuestra dirección de facturación ( todo aparece en el correo – factura que nos envían tras cada compra) y alguna de las siguientes informaciones: los cuatro últimos dígitos de nuestra tarjeta, el último código de compra buena que hayamos hecho con la cuenta o bien el nombre del último artículo que hayamos adquirido con nuestra cuenta.

Así, y en mi caso concreto, 24 horas más tarde de reportar el problema a Apple ya tenía la activación hecha de nuevo. Es el momento de cambiar nuestra contraseña si no lo hemos hecho antes.

Contactando con nuestra entidad bancaria

Si nos hemos registrado con tarjeta de crédito deberemos cancelar los pagos que el hacker nos haya hecho denunciando suplantación de identidad al departamento de fraude de nuestra entidad bancaria y de esta forma que a final de mes no nos los cobren.

Este no ha sido mi caso, que por suerte me fundieron todo el saldo de una tarjeta regalo que compré en una Apple Store pero la cosa no fue a mayores, es decir, no me desvalijaron la cuenta bancaria. Pero como digo, al recibir la factura debemos contactar con nuestro banco y notificar la cancelación de esos pagos, al ser una tarjeta de crédito podremos hacerlo sin mayor problema y estaremos a tiempo antes que nos llegue el pago.

La forma de pago más segura: las tarjetas regalo de iTunes

Tarjetas regalo de iTunes un metodo seguro
Reflexionando sobre la situación ocurrida, las tarjetas regalo de iTunes son quizás la forma de pago más segura ya que nuestros atacantes sólo podrán gastarse nuestro saldo, estarán topados, no tendrán vía libre como ocurre con otros métodos de pago como las tarjetas, Paypal o similares.

Podremos cambiar nuestra forma de pago en iTunes accediendo de la misma manera que os he comentado anteriormente y seleccionando la opción del método de pago, allí clicaremos en “Ninguno” y tras clicar en Terminado ya no podremos comprar aplicaciones de pago, salvo que adquiramos una tarjeta de iTunes mediante la cual dispondremos de esa cantidad (y solo esa cantidad) para gastar en lo que queramos. Y si un día tenemos un susto, como ha sido mi caso, al menos tenemos la seguridad que quién nos robe sólo podrá hacerlo hasta el tope de saldo que tengamos en ese momento y que el proceso de reembolso es fácil y rápido.

Así que ya sabéis, si os encontráis con esta desagradable situación, sabed que Apple dispone de procedimientos mediante los cuales podemos en la mayoría de los casos recuperar de forma rápida y ágil todo lo que nos hayan quitado.

Vía | una desagradable experiencia personal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos