Tweetdeck para Mac dejará de funcionar. Twitter abandona su desarrollo en favor de la versión web

Tweetdeck para Mac dejará de funcionar. Twitter abandona su desarrollo en favor de la versión web
5 comentarios

Al final Twitter lo ha hecho. TweetDeck, cliente oficial alternativo del servicio y una de las mejores opciones para gestionar varias cuentas del servicio a nivel profesional, dejará de existir en macOS. A partir del 1 de julio sólo habrá un cliente oficial en la plataforma: Twitter for Mac.

La experiencia nativa de TweetDeck deja macOS

No es una desaparición completa de TweetDeck: el servicio como tal seguirá existiendo en formato web. Twitter ha decidido centrarse en ese formato y no en aplicaciones nativas, buscando unificar experiencias. De hecho, pronto habrá mejoras en la aplicación si leemos las promesas que el servicio ha hecho.

El gesto ha generado cierta polémica, no son pocos los usuarios que se han quejado de la decisión alegando que TweetDeck para Mac sigue siendo un cliente capaz que funciona muy bien. Pero los argumentos de Twitter con que prefieren "enfocarse en traer nuevas funciones para TweetDeck" que supuestamente no podrían funcionar en macOS (o su desarrollo supondría invertir demasiados recursos para lo que posiblemente es un grupo relativamente pequeño de usuarios).

Así pues, la única forma de usar Twitter nativamente a partir de julio va a ser Twitter for Mac, del que también hay quejas ya que el ritmo de su evolución no es el mejor que digamos. También podemos probar alternativas como Tweetbot o Twitterrific, aunque la experiencia de uso difiere de los clientes oficiales y conllevan una curva de re-aprendizaje. Además, hay que tener en cuenta que usar clientes alternativos conlleva pagos adicionales.

De momento la experiencia unificada más sencilla es reducirse a usar la web en ordenadores y el cliente oficial en dispositivos móviles. Twitter está atravesando una etapa muy convulsa con el intento de compra de Elon Musk, así que de momento no confiaría demasiado en su agenda a largo plazo. Depende mucho de las decisiones que un posible nuevo CEO pueda tomar cuando todo esté más afianzado.

Temas
Inicio