Ahora podemos darnos de alta en Netflix desde su app. Pero no son tan buenas noticias como parecen

Ahora podemos darnos de alta en Netflix desde su app. Pero no son tan buenas noticias como parecen
13 Comentarios

Llevábamos tiempo esperando este momento, en que pudiéramos darnos de alta desde la app de iPhone de Netflix usando el navegador. Fue uno de los cambios que se anunciaron hace un año. En él, Apple llegó a un acuerdo con la JFTC para permitir a las apps de "lectura" enlazar a su web. Apple abrió la App Store para poder ir a la web el pasado marzo, pensando en apps como Netflix y Spotify. Y ahora ya lo tenemos aquí: Netflix ya permite suscribirse a través de la app de iOS con un link externo.

Aunque a simple vista puede parecer una buena noticia, en realidad hay otras consideraciones a tener en cuenta desde el punto de vista del usuario. Veamos por que no son todo buenas noticias.

Más allá de la comisión: qué pasará con la experiencia de usuario

Dejemos a un lado el debate sobre la comisión de la App Store y centrémonos en el usuario, que es al final lo que más nos importa. El caso de Netflix es probablemente el más sonado de este asunto, aunque también Spotify va a beneficiarse si lo desea. Antes, lo que el usuario se encontraba cuando descargaba Netflix por primera vez, era un "frontón": no había más que un botón para introducir credenciales, sin forma de darse de alta como usuario nuevo. Esto, a todas luces, es una mala experiencia de usuario.

Netflix eligió hace años retirar la posibilidad de darse de alta en la app para no tener que pagar un 30% de comisión por estos usuarios a la App Store el primer año, un 15% al año siguiente y sucesivos. Y con ella, se llevó la posibilidad de gestionar las suscripciones de la App Store en un único sitio dentro de los ajustes del iPhone. Con este cambio, el usuario debe acudir a la web de Netflix para ver qué hace con su suscripción, en vez de hacerlo desde el iPhone.

proceso alta

Con este último cambio, vemos cómo Netflix ha añadido el enlace que lleva al usuario a su web para gestionar su suscripción. Desde luego, es un paso adelante en usabilidad, pues el usuario ya no se encuentra con el frontón y tiene la opción de darse de alta ahí mismo. Pero el resultado es peor que la experiencia original, pues no se puede gestionar la suscripción desde el propio iPhone.

Como usuario, prefiero tener las suscripciones en un mismo sitio para no llevarme sorpresas. Suelo darme de alta a EuroSport o Movistar+ para ver partidos de tenis. Mientras que el primero te permite gestionarlo desde el iPhone (porque utiliza la plataforma de pago de la App Store), el segundo debes hacerlo desde la web (que es una tortura). Si Movistar+ añadiese la opción de gestionar la suscripción desde la propia app, sería un paso adelante. Pero si EuroSport decide hacer lo mismo, será un paso atrás. Y el ejemplo de Netflix puede llevarnos a los usuarios a estar en una situación global peor.

Apple decidió ceder en este aspecto por los riesgos legales en todo el mundo. Y es una prueba de lo que sucede cuando los políticos entran a legislar algo que no terminan de entender: puedes querer modificar un comportamiento, pero no puedes evitar que surjan otros que no tenías previstos. Y, al final, perjudicas al usuario que decías querer favorecer.

Temas
Inicio