Ya es oficial: Corea del Sur será el primer país que obligue a Apple y a Google a ofrecer pagos alternativos en la App Store y la Play Store debido a una ley recién aprobada [Actualizado]
App Store

Ya es oficial: Corea del Sur será el primer país que obligue a Apple y a Google a ofrecer pagos alternativos en la App Store y la Play Store debido a una ley recién aprobada [Actualizado]

Hemos Añadido la declaración de Apple a Applesfera al final del artículo

Corea del Sur ha aprobado una ley por la que las tiendas de aplicaciones no podrán obligar a las apps que se venden en ellas a utilizar un método de pago específico. Una legislación que afecta principalmente a Apple y a Google, que verán cambios importantes en el App Store y en la Google Play Store.

Sin una pasarela de pago estándar

Hace ya varias semanas que estamos siguiendo de cerca la propuesta de ley que Corea del Sur estaba elaborando para que las tiendas de aplicaciones no definieran el método de pago a utilizar dentro de las mismas. Tras varios retrasos, hoy el país ha dado luz verde a esta ley, convirtiéndose en el primero en experimentar con la posibilidad de ofrecer métodos de pagos alternativos en las tiendas de aplicaciones.

La nueva legislación es, de hecho, una enmienda a la actual Telecommunications Business Act, que busca que los propietarios de las tiendas de aplicaciones no "fuercen a un proveedor de contenido móvil, etc., a usar un método específico de pago".

Con este movimiento las aplicaciones podrán elegir si dejar de pagar la comisión del 15% que Apple aplica a las transacciones. Un 15% que incluye el procesado de los pagos con la tarjeta, la seguridad, la privacidad, la gestión de devoluciones y la asistencia técnica, así como toda la gestión de impuestos y tasas que las empresas deben pagar de cada una de las ventas o suscripciones. Quedará, pues, a discreción de los desarrolladores decidir si les compensa más acogerse al servicio que Apple ofrece o montar o contratar su propia infraestructura de gestión de pagos.

Ahora serán los desarrolladores los que decidirán si quieren utilizar el método de pago de Apple y los usuarios si confiar en los desarrolladores que no lo hagan.

Aquí entrará en juego el tamaño de la empresa o del estudio de desarrollo detrás de cada aplicación. Apps como Netflix o Spotify, por ejemplo, tienen la suficiente capacidad para gestionar un sistema así y probablemente se beneficiarán de esta ley. De eso los pequeños estudios pueden salir perjudicados por el consecuente establecimiento de un App Store a dos velocidades, donde los más grandes tienen ventajas frente a los más pequeños.

En torno al asunto también entra en juego la reputación de cada entidad, pues al no utilizar una plataforma de pago unificada, gestionada por una sola empresa en la que confiamos, somos nosotros, los clientes, los que debemos decidir si confiamos nuestros datos de pago a una app concreta. A efectos prácticos esto significará que tendremos que pensárnoslo dos veces antes de suscribirnos a un servicio, buscar la reputación del desarrollador, leer reseñas y tomar una decisión informada sin la garantía que ofrece una entidad que actúa de intermediaria y que, si algo sucediera, nos devolvería el importe de una compra fácilmente.

Está claro que el movimiento en Corea del Sur será estudiado cuidadosamente por otros países que están planteando legislaciones similares. Al final, este caso será una especie de experimento para ver si a largo plazo la economía de las aplicaciones sale beneficiada de un movimiento así por la mayor competitividad, como argumentan algunos sectores, o por el contrario sale perjudicada al ver que los clientes no confían sus datos de pago tan a la ligera como se espera.

A continuación la declaración oficial de Apple realizada a Applesfera:

La Ley de Empresas de Telecomunicaciones pondrá a los usuarios que compren bienes digitales desde otras fuentes en riesgo de fraude, socavará sus protecciones de privacidad, dificultará la administración de sus compras y funciones como “Solicitar la compra” y los controles parentales se volverán menos efectivas. Creemos que la confianza de los usuarios en las compras del App Store disminuirá como resultado de esta legislación, lo que generará menos oportunidades para los más de 482.000 desarrolladores registrados en Corea que han ganado más de 8,55 billones de wones surcoreanos hasta la fecha con Apple.
Temas
Inicio