Publicidad

Las Apple Store cumplen una década en España: ni los cambios de tendencia ni una pandemia pueden con ellas

Las Apple Store cumplen una década en España: ni los cambios de tendencia ni una pandemia pueden con ellas
15 comentarios

Publicidad

Publicidad

Sé que es un tópico infinitamente masticado, pero es que hay que ver cómo pasa el tiempo. Hace ya una década que la primera Apple Store en España abría sus puertas en el centro comercial La Maquinista de Barcelona. De repente, la compañía de Cupertino se convertía en algo mucho más cercano.

Por supuesto, estuvimos presentes en la inauguración. Un servidor se pasó haciendo cola toda la noche, con el decimoséptimo puesto si mal no recuerdo. A día de hoy jamás sacrificaría horas de sueño sólo para ver una tienda (la edad no perdona y las prioridades cambian), pero desde luego lo recuerdo como una experiencia irrepetible.

Diez años del acercamiento de Apple a los españoles

La inauguración estuvo acompañada de los ya clásicos aplausos de los empleados, con la prensa entrando primero y los primeros clientes después. Aunque no se distinguían demasiado, ya que todos visitantes iban cargados con cámaras para grabar el evento.

En aquella época las Apple Store eran muy diferentes a la carrera de espectacularidad que vemos hoy. La Genius Bar ya no existe como tal y se reparte en varias mesas de exposición, el aspecto metalizado de las paredes y estanterías ha cambiado por acabados en piedra y/o madera y se ha dado prioridad a un aspecto más natural en el que incluso se ha integrado algo de vegetación.

La llegada de las Apple Store también implicó la venta de los iPhone libres

La inauguración de la Apple Store de La Maquinista también dio lugar a otra noticia importante para la época: por primera vez, Apple empezaba a vender sus iPhone liberados. Ya no hacía falta que acudieses a una operadora y encadenarte a uno de sus contratos para hacerte con uno de los flamantes iPhone 4: podías pagar el precio completo del terminal o bien físicamente en La Maquinista o bien encargándolo desde la web.

Recuerdo que en la cola había algunos clientes interesados que preguntaban a los empleados, pero éstos no podían decir nada antes de la apertura. Eso sí: la sonrisa que intentaban ocultar era muy reveladora. Tanto, que recuerdo hablar con los compañeros sobre si avanzar trabajo y escribir en esa misma cola el artículo que daba esa noticia, por si acaso. Acabó siendo una buena decisión. Recuerdo, en plena noche y para que el tiempo pasara más rápido, escribir algunos artículos sentado en el suelo del centro comercial y con la ayuda de los cafés y dulces que Apple nos iba regalando.

Las Apple Store cambian de enfoque, pero su espacio físico sigue siendo esencial

Reapertura Apple Store Espana 02

Diez años son una eternidad en el mundo de la tecnología, y eso se ha podido notar en las mismas tiendas. Hasta antes de la pandemia, cada vez menos gente iba a las Apple Store para comprar productos. La prioridad ha cambiado hacia ofrecer servicio técnico a los clientes: a medida que cada vez más personas tienen un producto de Apple, las demandas de reparaciones crecen. Las ampliaciones del programa de reparadores independientes no son una coincidencia: en Cupertino necesitan que cada vez más personas reparen con garantías sus dispositivos para que no haya un colapso.

Y ahora, en plena era COVID-19, ¿qué futuro tienen reservado las Apple Store? Pues personalmente soy optimista. Siempre intento aprovechar para pasear por una Barcelona vacía de turistas estos días, ya que la capital catalana cambia completamente sin ellos. Muchas tiendas han cerrado pero otras siguen abiertas, aunque con una afluencia muy limitada. Adivinad qué tienda sigue estando llena hasta lo permitido con las restricciones sanitarias y con una cola perenne de personas que esperan su turno para entrar: la Apple Store de Passeig de Gràcia.

Apple sabe perfectamente que ahora mismo la espectacularidad de sus tiendas no cuenta y debe de haber frenado la apertura de nuevos locales hasta que lleguen tiempos mejores, pero al mismo tiempo sabe que en un futuro sus tiendas físicas seguirán siendo clave para su crecimiento como marca. Porque son el lugar donde los consumidores pueden hablar cara a cara con Apple, es donde mejor puedes probar sus productos, los compres donde los acabes comprando. Y cuando vuelvan, será el lugar en el que las sesiones de Hoy en Apple te ayudarán a utilizar mejor esos productos.

Será interesante ver qué habrá cambiado en esas mismas Apple Store dentro de los próximos diez años. Seguirán siendo el mismo punto de encuentro de todos los usuarios, pero los objetivos habrán cambiado y no me atrevo a imaginar qué productos habrá a la venta.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios