Compartir
Publicidad
Apple y el fin de los compromisos de la familia "Air"
Apple

Apple y el fin de los compromisos de la familia "Air"

Publicidad
Publicidad

Tras más de ocho años entre nosotros, la línea de productos Air de Apple puede tener su punto y final en los próximos meses. Es un largo camino recorrido no sólo por el MacBook Air desde 2008 sino también por el iPad Air desde 2013. Ambas líneas de productos eran un reflejo del poderío miniaturizador de una compañía obsesionada con la delgadez y ligereza de sus productos.

El apellido Air determinó una época en la que los productos tecnológicos eran bastos y pesados. Una en la que nadie se fijaba en estos atributos, ni fabricantes ni usuarios. Pero la llegada del iPhone y el comienzo de la informática de bolsillo cambiaron las reglas de juego. Para siempre.

2008, el nacimiento del MacBook Air

Defectos
El MacBook Air original fue un verdadero golpe en la mesa que mostraba de qué era capaz Apple

El 5 de enero de 2008, Steve Jobs ponía en marcha sus mejores dotes de seducción para presentar su último proyecto: el MacBook Air original. Antes de desvelar su apariencia, repasó el mercado de ordenadores considerados "ligeros" en la época. Un Jobs en plena forma, destacó todo lo que él consideraba equivocado en estos ordenadores, poniendo de ejemplo un Sony VAIO TZ.

Peso de 1,4KG; grosor entre 2 y 3 centímetros; pantalla de 11 o 12 pulgadas; teclado diminuto; potencia limitada. Esos eran los puntos que Apple quería atacar y para ello, Steve Jobs demostró que un ordenador podía caber en un sobre. Fue en ese momento en el que la percepción de lo que podía ser un portátil cambió para siempre.

Sin embargo, por el camino Apple tuvo que hacer numerosos compromisos. Muchos de ellos no sentaron nada bien entre el público aficionado y las publicaciones tecnológicas. El más importante para esos tiempos, la ausencia de un lector de CD/DVD. Se podía conectar uno externo, del cual Apple vendía su propia versión por 99 dólares.

Mba Sobre

El siguiente compromiso fueron los puertos. Esta historia ya nos suena con los rumores del siguiente iPhone y su posible ausencia de jack de audio, pero es que el MacBook Air sólo tenía tres puertos: MagSafe, 1 puerto USB y 1 puerto jack de 3,5mm. Nada más. Los usuarios de entonces se sintieron ultrajados. Pero eso no fue todo.

El disco duro de este MacBook Air era el mismo que montaban los iPod Classic. Lento y con una capacidad de 80GB, podías sustituirlo por un SSD de 64GB y un aumento de precio de 999 dólares. ¿Y la batería? Otro compromiso: integrada en el cuerpo del portátil, no se podía cambiar por otra cuando se acababa. Además, no brillaba por su autonomía. Precio final: 1.799 dólares.

Este MacBook Air original fue más una declaración de intenciones de la compañía que un producto dedicado al mercado masivo. Pero a la compañía le sirvió para aprender hasta dónde se podía llegar y conocer la verdadera naturaleza de un portátil.

El compromiso entre movilidad y potencia

Mba

Dos años después de que Apple presentara el MacBook Air, este modelo sufrió su primer (y único) rediseño. Era 2010 y por fin la compañía pudo reducir su precio al tiempo que aumentaba sus prestaciones y los puertos ofrecidos.

Con esta nueva generación, Apple pudo posicionar mejor su propuesta en portátiles: Air para los que demandan movilidad (ligereza y batería), Pro para los que necesitan potencia bruta. La tecnología de entonces obligaba a alcanzar un compromiso entre ambos atributos. No se podía tener todo en el mismo paquete: diseño delgado, ligereza, mucha batería y mucha potencia.

Poco a poco, el MacBook Air acabó cerrando la brecha que le separaba de la potencia de un MacBook Pro

Sin embargo, en 2012 Apple rediseñó su oferta de MacBook Pro, siguiendo la línea inaugurada por el Air cuatro años antes. Desaparecen los lectores de CD/DVD y los HDD en favor de memorias de estado sólido. Además de incorporar la pantalla Retina por primera vez en un ordenador de Apple. Por su parte, el MacBook Air adquiere chips de Intel que le dotan de mayor potencia.

Mba1

El solapamiento entre ambas líneas de productos ha comenzado a ser más patente que nunca. El compromiso que se fraguó en 2008 con el MacBook Air ha quedado hecho trizas (a pesar de que fue actualizado con mayor memoria RAM para el modelo de 13 pulgadas). Ya no es necesario prescindir de potencia para tener un portátil ligero y con gran autonomía marca Apple. Los MacBook Pro ofrecen justo eso, con una pantalla muy superior a la del Air.

Por eso fue necesario un nuevo enfoque en el apartado de ultrabooks de la manzana. Es esa misma visión la que trae el MacBook del año pasado (actualizado hace unas horas), un ordenador que vuelve a los orígenes del MacBook Air y que todavía necesita recorrer su propio camino hasta recibir el reconocimiento que merece.

La breve historia del iPad Air

Ipad Pro 2

La historia del iPad Air es similar a la del MacBook Air. Inaugurado en 2013 con el primer iPad Air, trajo un diseño muy ligero, suficiente para ganarse este apellido. Un año después, adelgazó aún más y gano más potencia. Un producto que en tan sólo dos generaciones ya había dado todo de sí mismo, superado por el iPad Pro de 9,7 pulgadas.

La explicación a tan breve recorrido la da Jack March en su blog:

El lanzamiento del nuevo iPad Pro 9.7 ha sido el último clavo del ataúd de la marca "Air", ya que tiene las mismas dimensiones y peso que el Air 2, pero Apple le ha cambiado el nombre a "Pro". Entonces, ¿por qué molestarse con la marca "Air" en 2013 si ya no iban a utilizarla?

[...]

Es posible que durante esos meses [en referencia al rumor de un MacBook Air nuevo de 12 pulgadas y pantalla retina], Apple se diera cuenta de que históricamente "Air" señalaba un compromiso al consumidor. Eliminando la marca "Air", Apple puede contrastar su línea de MacBook como Buena vs Mejor (MacBook vs MacBook Pro) en vez de "Meh" vs Bueno (MacBook Air vs MacBook Pro).

Una percepción que al final también ha acabado alcanzando al iPad. El iPad Pro de 9,7 pulgadas es el heredero de la gama Air. Su compatibilidad con accesorios avanzados (Apple Pencil y Smart Keyboard) y mejores altavoces es lo que le ha ganado el apellido "Pro", acompañado de una subida de precio.

Ipad Pro 3

En el aire quedan varias incógnitas. ¿El rediseño de la gama MacBook Pro significará la desaparición de la gama Air? ¿Qué iPad va a ocupar el lugar del precio del iPad Air? ¿Habrá nueva generación de iPad Pro de 12,9 y 9,7 en otoño? ¿Cómo quedará la familia de tablets y ordenadores de Apple en unos meses?

Lo que es seguro es que la tecnología ha avanzado lo suficiente para dejar de hacer compromisos. 2016 promete ser un año movido para los productos de la manzana mordida.

En Applesfera | Análisis iPad Pro 9,7" y Así queda el nuevo MacBook frente a su antecesor y el nuevo MacBook Air de 13 pulgadas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio