Publicidad

Desmontando el futuro papel del iWatch en nuestra salud

Desmontando el futuro papel del iWatch en nuestra salud
23 comentarios

Publicidad

Publicidad

A veces las compañías tecnológicas mueven sus fichas en el tablero a plena luz del día. Puede que lo hagan de manera pública para demostrar que su innovación sigue estando en marcha o porque no tienen más remedio. Son estos los puntos que los apasionados de la tecnología podemos recoger como si se tratase de migas de pan. Con ellos podemos intentar averiguar cuáles son sus planes en el futuro. Un ejercicio que no deja de ser adivinación y que siempre he encontrado fascinante.

Hoy vamos a echar un vistazo a las migas que nos ha ido dejando Apple sobre sus intenciones alrededor de la salud y cómo encajaría con un wearable de Apple. Creo que tenemos suficientes para deducir al menos una parte de los planes que tiene en mente esta compañía tecnológica. El primer paso es identificar el problema que hay en la gestión de la salud hoy en día y es el siguiente: nuestros datos personales están fragmentados y no son movibles.

Las mismas regulaciones y burocracia que protegen los datos de nuestra salud para que no vean la luz pública y el perjuicio que nos supondría a todos, son a la vez un obstáculo para una mejor gestión de los mismos. Esas regulaciones hacen que incluso coordinar los esfuerzos de doctores de diferentes disciplinas sea una odisea. Los distintos equipos médicos no comparten información entre sí con facilidad. Diagnóstico, tratamiento, resultados de análisis y la evolución de un paciente están compartimentalizados. No pueden cooperar todo lo bien que podrían si compartieran la misma información sin barreras pero en un entorno seguro.

El reto de centralizar nuestra salud

650_1000_wwdc14_healthkit_epic_systems-100305512-large.png
¿Cómo podría centralizarse toda la información sobre nuestra salud? La respuesta que nos viene a la mente es con un wearable, un iWatch (o como se llame) que llevaríamos encima de manera constante. Una variedad de sensores se encargarían de medir todo aquello que sea posible encajar dentro de un dispositivo vestible. Hasta aquí no es nada muy especial que destaque especialmente.

Si hacemos caso a la historia de Apple y nos fijamos en cómo fueron los lanzamientos del iPod, iPhone y iPad, podemos sacar unas cuantas ideas más. Antes de que el iPod fuera presentado, Apple había estado formalizando contratos con discográficas para proveer de música a su futuro reproductor. Posteriormente y conforme se fue popularizando, creó un programa "made for iPod" con el que terceros fabricantes podían crear accesorios como altavoces con el iPod en mente. Estos son los ingredientes necesarios para la creación de una plataforma.

Si ahora retrocedemos en el tiempo hasta la WWDC pasada, veremos cómo Apple nos mostró dos pilares relacionados con una plataforma de salud. El primer pilar sería Healthkit, del que Manuls nos contaba:

Apple busca unificar todos los datos de salud en un mismo lugar y que las aplicaciones de terceros puedan acceder a todos nuestros datos para realizar una correcta valoración de nuestra salud

Por si esto fuera poco, en agosto Reuters afirmaba que en Cupertino se encontraban en conversaciones con un puñado de clínicas estadounidenses. De ser cierto, estas instituciones se unirían al grupo de más de una veintena con las que la propia empresa afirmó estar ya trabajando. Unos acuerdos que al igual que las discográficas no habrán sido sencillos y que podrían haber tardado años en fraguarse. Esto tiene un parecido tremendo con la creación de una plataforma de salud.

Privacidad y seguridad, condiciones imprescindibles

109993995_e11519bcdf_o.jpg
Creo que estos son los cimientos visibles que Apple ha ido colocando alrededor de su nueva iniciativa en la salud. Pero queda uno pendiente, probablemente el más difícil de todos. Se trata de la privacidad y seguridad de los datos almacenados en esta plataforma. Si Apple quiere que su nueva plataforma de salud triunfe necesita tener a ambas de su lado.

Es por esto que creo que el proceso no tendría que darse de golpe sino en varias etapas. En la primera, toda la información podría guardarse bajo llave en el mismo enclave de seguridad de Touch ID. Según la documentación aportada por la manzana mordida acerca de la seguridad de Touch ID:

Realmente estamos hablando de un procesador dentro de otro procesador, y es [...] dentro del chip A7 donde se almacena realmente toda la información de nuestra huella dactilar. Está tan “aparte” del sistema que incluso tiene un software propio que nada tiene que ver con iOS.

Si ha funcionado con nuestras huellas dactilares, también podría almacenar de la misma manera una información tan sensible como nuestra salud. De esta forma, seríamos nosotros los encargados de gestionar nuestros datos personales. Iríamos al médico con todo nuestro historial médico, pruebas y análisis y le diríamos "doctor, me pasa esto, aquí tiene el historial en mi iPhone".

12141523624_fd63f9fdc6_o.jpg

Es la segunda fase en la que todo podría complicarse. Tras haber creado un entorno en el que el "paciente" se sienta cómodo y seguro, el paso lógico sería proporcionar algún tipo de inteligencia a los datos e información recogidos. Algo así como un doctor personalizado que nos aconseje y vigile nuestra salud en función de toda la información proporcionada por los sensores y los propios hospitales. ¿Dónde debería hacerse ese procesado, dentro del iPhone o en iCloud? ¿Qué tipos de seguridad proporcionan uno y otro? ¿Serían suficientes para proteger toda la información recopilada a lo largo de nuestra vida?

Si Apple consiguiera resolver estos problemas bien podría convencer a las autoridades para que den su visto bueno a futuros proyectos más ambiciosos. Si el usuario confía en la solución que proponen ya tiene medio camino recorrido. Una confianza que es cada vez es más difícil de mantener.

En Applesfera | Tim Cook visita el hospital de veteranos de Palo Alto para ver de primera mano cómo utilizan el iPad y Apple advierte a los desarrolladores: nada de vender los datos de salud de los usuarios.

Imágenes | iWatch concept by Todd Hamilton de Wolf Gang, Privacy de Frédéric Poirot y HealthKit-tecnomovida de Tecnomovida Caracas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir