Francia empieza a solicitar la Tasa Apple pese a posibles represalias desde Estados Unidos
Apple

Francia empieza a solicitar la Tasa Apple pese a posibles represalias desde Estados Unidos

Francia ha empezado a solicitar a las grandes tecnológicas estadounidenses una tasa que ha recibido el apodo de Tasa Apple. Este impuesto está específicamente diseñado para las grandes corporaciones que el gobierno de Francia considera que evitan pagar impuestos. Ante esta situación caben esperar represalias por parte de Estados Unidos.

Una tasa que no menciona a Apple, pero lleva su nombre

Bexbv8js5ovy

El año pasado el presidente Macron acusó a Apple de estar en un "paraíso fiscal permanente" en Europa. Inicialmente se esperaba que Francia esperara a un acuerdo global en los impuestos de las grandes compañías, pero ahora Francia ha decidido proceder de forma unilateral. Con la que recibe el nombre de Tasa Apple, el país pretende imponer una tasa del 3% de sus ingresos a compañías como Apple, Google, Facebook o Amazon.

"No podemos esperar más y las empresas tecnológicas son las grandes ganadoras de la pandemia", dijo un funcionario francés, añadiendo que el plan europeo era "una punto de presión" en las negociaciones en curso. "Su volumen de negocios está en auge y no pagaban impuestos justos incluso antes de la pandemia."

Inicialmente la propuesta de una reforma en materia de impuestos se consideró a nivel europeo, posteriormente con una propuesta del G20 alcanzaría a 47 países y finalmente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD) anunció que adoptaría las nuevas reglas globales y se aplicarían en 137 países. Desde Apple, el CEO Tim Cook respaldó la aproximación de la OECD y el organismo empezó a desarrollar las nuevas reglas a principios de este año.

Una acción unilateral que puede conllevar represalias desde Estados Unidos.

Francia tenía intención de esperar al acuerdo a nivel global, pero ahora parece haber cambiado de opinión anunciando que tomará la iniciativa de forma individual. Según reporta el Financial Times, las autoridades francesas han empezado a solicitar los impuestos:

Las autoridades fiscales francesas han comenzado a exigir millones de euros a los grupos tecnológicos de EE.UU., mientras lanzan un nuevo impuesto sobre los servicios digitales que ha enfurecido a Washington.

Facebook y Amazon están entre las empresas que han recibido en los últimos días un comunicado de las autoridades francesas exigiendo el pago del impuesto para el año 2020, según los funcionarios franceses, líderes empresariales y asesores.

Desconocemos las cifras que el gobierno francés está exigiendo, pero en todo caso seguramente desde Estados Unidos emprendan represalias contra el país. En el pasado se consideró una subida del 100% en los aranceles del Champagne y el queso francés, y ahora también se considera una subida del 25% a los aranceles de los bolsos, maletas y maquillaje.

La posición de Apple al respecto, como ya ha expresado Tim Cook en varias ocasiones, pasa por unificar y simplificar el sistema de impuestos en los diferentes países. La propuesta de la OECD parece la mejor posicionada para que se llegue a un acuerdo global que simplifique la contabilidad y la claridad de los impuestos que las empresas multinacionales deben pagar a cada país.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio