Compartir
Publicidad
Apple Watch y su papel en la modernización de la salud
Apple Watch

Apple Watch y su papel en la modernización de la salud

Publicidad
Publicidad

Durante la pasada presentación de watchOS 2 pudimos ver la presentación de una app que revela el potencial aún por explotar del Apple Watch. Se trata de Airstrip, una app desarrollada por la compañía homónima y co-fundada por el doctor Cameron Powell, responsable de su demostración. Con ella instalada en un Apple Watch, un doctor mejora la gestión de sus pacientes accediendo a resultados médicos y solicitando tests con rapidez y total seguridad.

Powell también mostró cómo funcionaría un Apple Watch junto con Sense4Baby, una app que permite al médico monitorizar desde la casa del paciente el pulso cardíaco tanto de la madre como del feto al mismo tiempo (es necesario un accesorio adicional). Según el doctor, no era posible tener este tipo de pruebas desde el hogar del paciente hasta ahora.

Airstrip es una compañía que comercializa soluciones tecnológicas móviles en las instituciones médicas de Estados Unidos. Según sus propias palabras:

Airstrip mejora la entrega de cuidados médicos con soluciones móviles interoperables que unen al personal médico y los pacientes a lo largo de las fronteras geográficas, tecnológicas y de trabajo. Nuestras soluciones proporcionan el compromiso, colaboración y conocimiento que el personal médico y los sistemas de salud necesitan para proporcionar cuidados centrados en el paciente. En cualquier momento y en cualquier lugar.

El Apple Watch como palanca de modernización

Airstrip

La propuesta que vimos durante la keynote del pasado día 9 suena casi a ciencia ficción. Para que esa interactividad entre el doctor y el paciente sean posibles, hace falta una infraestructura completa que le dé soporte. Más aún y en el caso de la sanidad pública haría falta involucrar a las instituciones públicas, lo cual parece que eternizaría la adopción de este tipo de plataformas.

Por fortuna, hay un caso reciente en el que los usuarios de dispositivos Apple nos vimos beneficiados. Es el fenómenos conocido como "trae tu propio dispositivo" al trabajo, o BYOD por sus siglas en inglés. Durante los primeros años del iPhone, miles de trabajadores decidieron que querían utilizar sus propios terminales también en el trabajo, rechazando el que ofrecía su empresa y obligando a sus departamentos de IT a darles soporte.

Bosque
Antes era frecuente tener dos terminales: uno personal y otro de uso empresarial

No hay datos oficiales sobre las ventas del Apple Watch, pero si se confirman las estimaciones de tres millones de unidades vendidas durante el trimestre pasado podríamos ver una situación similar. Si millones de personas tienen su información de ejercicio, actividad y ritmo cardíaco registrado en estos dispositivos mediante HealthKit, acceder a ellos se vuelve muy tentador por parte de los médicos.

Convencer al usuario final de que utilice una plataforma o servicio nuevo suele ser siempre la condición sine qua non para que funcione. Una mejor prevención, tratamiento y seguimiento de enfermedades es un gran punto a favor. Eliminaría numerosas citas y pruebas aumentando la comodidad y eficiencia de todos los implicados: paciente, doctor, hospital y administraciones.

En otras palabras, el Apple Watch puede hacer que seamos más conscientes del cuidado de nuestra salud. Un día podría hacer que la "demanda popular" obligara a instituciones y hospitales a integrar algún tipo de solución avanzada no sólo para el reloj de Apple sino para otras plataformas como Android Wear y Microsoft Health.

ResearchKit y la revolución de la investigación médica

Researchkit

ResearchKit posiblemente es una de las novedades relacionada con Apple que más ha pasado desapercibida en todo el año. Mi compañero Miguel Michán hizo una interesantísima entrada sobre ResearchKit en la que decía lo siguiente:

No son promesas de futuro como HomeKit o CarPlay, ResearchKit es una realidad que ya está contribuyendo a la investigación de las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, el asma, el cáncer de mama y la enfermedad de Parkinson. ¿Cómo? Nada mejor que un ejemplo: Hasta el momento, el mayor estudio realizado sobre el Parkinson comprendía un grupo de 1.700 personas. Seis horas después del lanzamiento de la app mPower para el estudio de la enfermedad se habían reclutado 7.406 voluntarios, un grupo cuatro veces mayor.
Estudio Researchkit

ResearchKit es un éxito desde su primer día en funcionamiento pero, ¿dónde estará dentro de 3 o 5 años e incorpore no sólo al iPhone en sus estudios sino al Apple Watch también? La información recopilada por estos estudios a gran escala incorporaría el sensor cardíaco que ya existe en su versión actual, pero también el resto de sensores que incorporen sus siguientes generaciones (¿sudor, azúcar en sangre, temperatura corporal?).

El Apple Watch ya nos está motivando para completar esos anillos día tras día. El futuro que le espera en combinación con HealthKit y ResearchKit podría acabar teniendo un impacto positivo aún mayor en la gestión de nuestra salud.

En Applesfera | El siguiente gran paso de Apple: recolectar nuestro ADN a través de ResearchKit.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio