Publicidad

En 2010 este prototipo de coche despertó el interés de Steve Jobs

En 2010 este prototipo de coche despertó el interés de Steve Jobs
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

En 2010 y posiblemente mucho antes también, Steve Jobs tenía un especial interés por los coches propios, por eso durante la primavera de ese mismo año decidió echar un vistazo a un nuevo prototipo de coche que se había diseñado, el V-Vehicle. Un coche de bajo costo, ligero y con gasolina, donde destacaba por realizarse con materiales baratos.

Un coche adelantado a su tiempo en el que se han inspirado otros

Cuenta Bryan Thompson a The Guardian que había trabajado con los diseñadores Tom Matano y Anke Bodack para realizar una carrocería a base de polipropileno y fibra de carbono. Esto, a diferencia de las carrocerías convencionales de acero, sería un 40% más ligera y se reducirían un 70% los costes de producción.

El diseño y los materiales del V-Vehicle despertaron el interés de Steve Jobs por el coche

En cierto momento, Bryan recibió un correo que le decía que Steve Jobs quería ver ese prototipo que tenían. A pocas horas de haberlo recibido se presentaron en Palo Alto, en la casa de Steve Jobs para enseñarle qué habían creado.

Uno de los principales consejos que Steve Jobs le dio a Bryan Thompson fue el de no ocultar los materiales con los que estaba hecho el coche. Es decir, nada de disimular y engañar al comprador. Además, durante el tiempo que estuvieron juntos, Steve no paró de darle ideas para mejorar el coche.

Interior del V-Vehicle

Lamentablemente el prototipo del V-Vehicle nunca llegó a despegar, por lo que finalmente el diseño y algunas ideas han sido compradas por una empresa dirigida por el ex director de NeXT, Tony Bonidy. Su idea es construir este coche en Italia, manteniendo algunas de las ideas originales y algunas de las propuestas que hizo Steve Jobs.

Algunas fabricantes de coches actuales utilizan ideas del V-Vehicle para su desarrollo

Actualmente, algunas grandes empresas sí que utilizan ideas similares, por ejemplo el BMW i3 utiliza un interior de fibra de madera similar al del V-Vehicle, por otro lado, el Tesla Model 3 tiene una carrocería lo suficientemente ligera como para compensar el peso de la batería.

A pesar de que resulte tentadora la pista como para pensar por dónde se dirigirán los tiros con el Apple Car, es una idea cuanto menos ingenua. No entra en la filosofía de Apple ni el utilizar materiales de bajo coste ni competir en el mercado de gama baja ni por supuesto utilizar la gasolina en su vehículo.

Vía | The Guardian

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir