Compartir
Publicidad
Jony Ive recuerda a Steve Jobs
Curiosidades

Jony Ive recuerda a Steve Jobs

Publicidad
Publicidad

El jefe de diseño de Apple, Jonathan Ive, ha sido uno de los invitados al New Establishment Summit de Vanity Fair para hablar sobre el escenario junto al director de Star Wars: El Despertar de la Fuerza J.J. Abrams y el productor Brian Grazer de temas como la creatividad. Por supuesto, en el ambiente actual y siendo la semana que es, la conversación terminó derivando en Steve Jobs, el recuerdo que Ive conserva de él y su opinión sobre el estreno de la enésima película centrada en la vida del cofundador de la manzana, Steve Jobs, de Aaron Sorkin y Danny Boyle, basada en la biografía de Walter Isaacson.

Pensando en cómo era él entonces, en la increíble complejidad de sus diferentes características y atributos... realmente ha sido bastante sorprendente... debería haberlo esperado, pero a lo largo de estos cuatro años desde su muerte, gran parte de ese ruido, de estos atributos han desaparecido quedando lo que verdaderamente lo hacían ser él, su esencia, lo que importa en términos de mi recuerdo de él.

Honestamente lo que ha quedado... nunca lo habría predicho cuatro años atrás. Lo que ha quedado casi no es especial, y es el sencillo enfoque que tenía en tratar de hacer algo realmente hermoso y grande, eso es lo que permanece. Y realmente era simple. No había un gran plan para ganar, o una agenda muy complicada. Esa simplicidad parecía casi infantil en su pureza. Y es verdadera.

No creo haber visto jamás a nadie tan feliz como lo vi a él, ese tipo de sencilla alegría, cuando descubría "Esto está realmente funcionando. Esto es realmente bueno. Podría ser grande". Era sólo la simplicidad de eso. Y eso contrasta enormemente con el modo en que era visto públicamente.

Ive aseguró que todos hemos discutido en alguna ocasión con cualquiera de nuestros conocidos y compañeros de trabajo, pero que sin la presión de Jobs "No tendríamos los teléfonos que tenemos ahora". Al ser preguntado sobre si le supone un reto seguir innovando, el jefe de diseño de la compañía de Cupertino respondió entre risas: "El término tortura ni tan siquiera se le aproxima". Aún así, no todo es tan malo, parece. "No me he sentido tan feliz y creativo en años".

No he visto la película aunque he hablado largo y tendido con amigos míos y de Steve que sí la han visto y... no se, creo que tengo una especie de terror primario a que lo que te define y retrata pueda ser secuestrado por personas con agendas que realmente son muy diferentes a las tuyas y las de tus familiares o amigos cercanos.

Realmente no sé qué más decir. Hay hijos, hijas, viudas y amigos muy cercanos que están increíblemente molestos. De nuevo, estamos recordando la vida de Steve, y al mismo tiempo, estamos viendo el increíblemente coreografiado lanzamiento de una película sobre él, y no reconozco a ese hombre en absoluto. Te rompe el corazón. Siento sonar tan gruñón, pero es algo que me entristece.

Él tenía sus triunfos y sus tragedias como todos, pero a diferencia de la mayoría de nosotros, él esta teniendo... su identidad descrita, desafiada por un montón de otras personas.

Según las últimas noticias, la viuda de Jobs, Laurene Powell, estaba tan determinada a acabar con la película de Sorkin que incluso llegó a llamar personalmente a Leonardo DiCaprio y Christian Bale, dos de los nombres que llegaron a estar sobre la mesa para el papel de su marido, para convencerlos de que lo rechazasen. Powell también habló con posibles inversores cuando el proyecto estaba en manos de Sony y atravesaba problemas de financiación. Boyle, admite que Powell y Apple "no han ayudado", añadiendo que "han pasado por algunos momentos difíciles. No voy a entrar en ellos.".

Pero no todas las personas cercanas a Jobs le han cerrado la puerta al equipo de la película. Según Sorkin, Lisa Brennan-Jobs, la primera hija de Steve, sí que accedió a pasar un tiempo con él hablándole de su padre y la relación que mantenían.

"Al principio no sabía lo que estaba buscando. Lisa no habló con Walter Isaacson cuando Walter estaba escribiendo el libro porque su padre seguía con vida en ese momento. Pero ella accedió a hablar conmigo. Pudo contarme historias sobre su padre que aunque no eran necesariamente halagadoras, me mostraban como realmente la quería."

Por lo que sabemos, Lisa juega un papel principal en los tres arcos que componen la trama de la película, cada uno durante los momentos previos a la presentación del primer Mac, de la estación NeXT y del iMac. Jobs negó la paternidad de Lisa durante años, aunque curiosamente fue ese precisamente el nombre que escogió para el pionero ordenador de 1983. Steve aseguraba que el nombre procedía de Local Integrated System Architecture aunque sus compañeros en Apple bromeaban diciendo que en realidad era Let's Invent Some Acronym (Vamos a inventarnos algún acrónimo). Jobs admitía a Isaacson años después "por supuesto que se llamó así por mi hija".


Vía | Vanity Fair
En Applesfera | Un video inédito muestra el lado más humano de Steve Jobs

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio