La prueba de la cerveza de Steve Jobs: así rompía lo establecido para contratar a los mejores candidatos

La prueba de la cerveza de Steve Jobs: así rompía lo establecido para contratar a los mejores candidatos
10 comentarios

Steve Jobs tenía modos poco ortodoxos para hacer su trabajo o en ciertos aspectos de su vida personal, eso lo sabemos fruto de anécdotas como su Mercedes sin matrícula o sus métodos para poner a prueba a los responsables de prototipos de productos. Y al parecer, esto también ocurría en sus entrevistas de trabajo.

Varios medios han hablado de lo que se ha bautizado como "la prueba de la cerveza", una técnica que a pesar de su nombre no implica nada extraño. Jobs la usaba en sus entrevistas para observar la reacción de los candidatos y decidir si éstos podrían hacer su trabajo eficazmente dentro de Apple.

Además de profesional también hay que ser persona

Normalmente (y más cuando estamos hablando de altos cargos), los candidatos a una entrevista de trabajo pasan por salas de reuniones y despachos en un ambiente muy formal. Eso hace que se pongan nerviosos, tensos, y Jobs defendía que había que buscar una fórmula para que se sintieran más relajados y verles en su salsa.

Así que el cofundador de Apple se hacía siempre la misma pregunta: da igual la experiencia del candidato o candidata, y da igual su trayectoria profesional. "¿Me tomaría una cerveza con esta persona? Conversaría con ella relajadamente dando un paseo?"

Y eso es lo que ocurría: Jobs sacaba a los candidatos de los despachos y de las formalidades para ir a pasear o tomar algo juntos. Y eran en esos momentos donde se podía hablar con más candidez, más soltura y más honestidad. Las razones para contratar o no contratar al candidato se encontraban en ese momento. "No había respuestas buenas o malas", decía Jobs. Todo dependía de respuestas a peticiones tan simples como qué hizo el pasado verano, o cuándo fue la última vez que consiguió algo importante.

Hoy en día este tipo de preguntas son ya más comunes, pero en los años noventa dar esos paseos y hacer entrevistas de alto perfil en un bar rompían todos los protocolos. Es una lástima que no se puedan saber más detalles de esto, las entrevistas internas de Apple siguen estando cerradas bajo el más absoluto secretismo.

Imagen | Mattias Diesel

Temas
Inicio