Publicidad

Por qué Apple nunca lanza una tecnología sin más

Por qué Apple nunca lanza una tecnología sin más
84 comentarios

Publicidad

Publicidad

Peter Molyneux es un genio. A lo largo de su carrera en el mundo de los videojuegos encontramos títulos como Populous, Black & White, la saga Fable, o más recientemente para iOS y Android, el interesante Godus. Pero Molyneux también es conocido por ser "demasiado efusivo" (y aquí estoy conteniéndome yo) al hablar sobre sus proyectos en desarrollo hasta el punto de no poder cumplir con las expectativas.

Así que cuando Molyneux, alguien que además ha trabajado durante seis años para Microsoft, habla sobre la última pirueta publicitaria de la compañía de Redmond en términos como los que los ha hecho, nosotros escuchamos.

"Lo más extraño es la enorme cantidad de tiempo, esfuerzo y dinero necesaria para investigar una tecnología, como la de Kinect para escanear cuerpos, y la frase que los fabricantes de hardware como Microsoft o cualquier otro siempre utilizan diciendo "no podemos esperar a ver lo que ocurre cuando la pongamos en manos de los desarrolladores". Ahora bien, si Apple la hubiese dicho cuando presentó el iPhone, ¡no creo que nunca hubiésemos terminado con un iPhone! Lo que realmente deberían hacer es poner la misma cantidad de dinero en investigar aplicaciones del mundo real que sean impresionantes y que funcionen de un modo robusto, suave y delicioso."
"Deberían gastar tanto dinero haciendo esto en lugar de simplemente crear el hardware y conformarse con decir, "Desarrolladores, lo dejamos en vuestras manos". Si nos fijamos en los casos en que una tecnología ha funcionando bien -la tecnología táctil es una de ellas-, vemos que por ejemplo, Nintendo no presentó el control de movimiento hasta que tuvo Wii Sports. No estabas jugando simplemente a unas pocas demos. Tan solo espero que en el caso de Holo realmente elijan una aplicación y la hagan brillar."
HoloLens

Tres años después de mi artículo ¿Soñar con el futuro o hacerlo realidad? Una sencilla lección que aprender de Apple, Microsoft sigue prometiendo en exceso con vídeos que parecen sacados de la última película de Iron Man para vendernos tecnologías que aún está por ver cuándo llegarán al mercado (si es que lo harán), a que precio y con qué rendimiento y aplicaciones reales. No sé vosotros, pero yo no suelo diseñar motos en mi salón.

Soñar con el futuro es importante, pero hacerlo realidad lo es más.

No me entendáis mal, os juro que me encantaría jugar a un Minecraft holográfico, pero igual que nunca llegamos a jugar con Milo, recordad cómo se las pintaba Google Glass en 2012 y cómo ha terminado. Pues por más que me pese, y ojalá me equivoque, HoloLens está condenada al mismo destino. Ni mi casa está tan recogida y es tan espaciosa como para andar por ella con las gafas sin partirme la cabeza, ni los hologramas de Microsoft son para empezar hologramas (no importa lo que prometa el vídeo promocional, todas las imágenes que se proyectan en nuestros ojos tapan también nuestras extremidades, acabando instantáneamente con la ilusión).

Y claro, luego está lo de hacer gestos en el aire, algo sobre lo que Molyneux también tiene algo de decir...

"Para mi, algunas de las demos que tienen son mágicas, como en la que construyen drones en el escenario, pero entonces empiezas a recordar tus días con Kinect y lo extenuante que sería mover tu brazo en el aire haciendo pulsaciones con los dedos. Y este es el problema con la realidad virtual, las aplicaciones que pensamos van a ser geniales a menudo son agotadoras y desafiantes."

Por eso Apple no tiene ninguna prisa en que el Mac y el iPad converjan, porque a día de hoy y por muy enamorados que estemos de las interfaces táctiles, el ratón sigue siendo para según que cosas el sistema más rápido, preciso, y añado, cómodo, existe. Soñar con el futuro es importante, pero hacerlo realidad lo es más.

En este sentido, puestos a fijarnos en el cine, no es Minority Report o el Universo Compartido de Marvel Studios a donde deberíamos apuntar, sino esa maravilla de Spike Jonze que es Her y sus interfaces por voz. Siri o Cortana están lejos de parecerse a Samantha, la inteligencia emocional a la que pone voz Scarlett Johansson, pero al menos están ya en el mercado y siguen mejorando versión tras versión.

Vía | Game Industry
En Xataka | En vídeos siempre queda bien: siete demos que todavía esperamos que funcionen como prometían

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Inicio
Compartir