Compartir
Publicidad
Por qué las apps se pasan al modelo de suscripción: éstas son las ventajas que aporta a usuarios y desarrolladores
General

Por qué las apps se pasan al modelo de suscripción: éstas son las ventajas que aporta a usuarios y desarrolladores

Publicidad
Publicidad

Recientemente hemos visto como Ulysses, una de las mejores apps y de las más veteranas en iOS y macOS, se pasó al modelo de suscripción. Un modelo que comenzó hace algo más de un año cuando Apple lo introdujo en la App Store y en el que poco a poco todas las apps importantes de pago están llegando. Un modelo que arrastra cientos de críticas y quejas por parte de los usuarios. Sin embargo, tiene más ventajas de las que pueda parecer.

Las ventajas del modelo de suscripción frente a los pagos únicos

Un desarrollo continuo de las aplicaciones

Si se trata de un pago único el desarrollador recibe sus ingresos únicamente de la compra de la app por parte del usuario al principio, se lo juega todo a los primeros días del lanzamiento, luego juega en la incertidumbre y en la confianza de que lleguen usuarios nuevos para tener un sustento. Y pos supuesto, el usuario espera recibir actualizaciones de la app, que para eso ha pagado por ella.

iMac

Que exista un pago continuo por la app significa que como feedback también exista un desarrollo continuo de la misma. El modelo de suscripción consigue unos ingresos constantes mensualmente y por lo tanto el desarrollador es capaz de dedicarle tiempo a crear nuevas características y actualizar la app.

  • Desarrollador: Puede trabajar en continuas mejoras y características para la app, pues es una app rentable no sólo durante su lanzamiento.
  • Usuario: Recibe actualizaciones constantes y a tiempo según el desarrollo de la plataforma.

Aplicaciones universales y demos en todas las plataformas

La introducción en la App Store de la suscripciones no significaba sólo eso, sino la llegada de nuevas formas de contacto con el usuario. Las suscripciones en cierto sentido unifican las dos plataformas: iOS y macOS. Si bien es cierto que el código no es universal, sí que se permite una única suscripción para las dos plataformas. De este modo, para el usuario es una aplicación universal en toda las plataformas. Por otro lado, gracias a los periodos de prueba ahora existen “demos” en iOS y en macOS directamente desde las App Store.

macOS y iOS
  • Desarrollador: Puede ofrecer planes flexibles para que el usuario pruebe la aplicación. Desarrolla todas las apps por igual, independientemente de cuál los usuarios están usando más.
  • Usuario: Pude probar una aplicación antes de comprarla tanto en iOS como en macOS.

Pagas por el tiempo que usas la app

No usamos las aplicaciones por igual a lo largo del tiempo. Un ejemplo claro nos lo ofrece los desarrolladores de Ulysses con su app. Los estudiantes no la usan todo el año, tan sólo en los meses de escuela. ¿Por qué pagar por ella en verano también? Con las suscripciones pagas tan sólo cuando estás usando la app. El desarrollador ofrece diferentes planes y tu escoges el que más se adapte a tus necesidades.

  • Desarrollador: Puede ofrecer diferentes pagos para una única app con diferentes condiciones para cada pago.
  • Usuario: Puede pagar por la app tan sólo lo que la utiliza, no tiene que hacer un pago enorme para luego desaprovechar la app.

El modelo del futuro en el software, nos guste o no

El problema del modelo de suscripción en software es que estamos acostumbrados al software de de hace 20 años, cuando Internet era algo del futuro y cuando los programas se vendían en CDs. En ese momento, el usuario pagaba por la app que venía en CD, pero no recibía prácticamente actualización alguna y nuevas características porque simplemente no había forma de recibirlas. El desarrollador no tenía que centrarse en mantener ni mejorar la app, ya estaba vendida. Ahora, con la App Store y en plena era de Internet, nos gusta pensar que ningún desarrollador se va a olvidar de nosotros, y que recibiremos actualizaciones constantes cada mes con novedades y mejoras en seguridad, sin ofrecer nada a cambio.

iOS

Pagar por Spotify o Netflix lo entendemos, porque hay que pagar a las discográficas y productoras. Además siempre llegan nuevos álbumes, películas y series. Pagar por una app cada mes no lo llegamos a entender, porque no nos damos cuenta que hay servidores que mantener, mejoras que llegan a la app y adaptación a las nuevas versiones de la plataforma.

“Netflix, HBO, Apple Music, Amazon, Dropbox, app 1, app 2, app 3… Es que al final se nos va a más de 100 euros mensuales con la tontería de que las apps ahora son por suscripción.” La realidad es que estás pagando por lo que usas, y tú mismo puedes cancelar y renovar una suscripción siempre que quieras, adaptándolas según tus necesidades.

En Applesfera | Cómo te afectan a ti como usuario los cambios de la App Store: todas las dudas resueltas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio