Compartir
Publicidad
Publicidad
The Rock o el incómodo camino hacia el servicio de video en streaming de Apple
General

The Rock o el incómodo camino hacia el servicio de video en streaming de Apple

Publicidad
Publicidad

Que Apple tiene ambiciones en el sector audiovisual no debería ser algo nuevo para nadie a estas alturas. Como muestra, tenemos la contratación de dos altos ejecutivos de Sony provenientes del mundo de la televisión y el cine. Parece evidente que Apple va a intentar crear contenido propio exclusivo para sus plataformas, de manera similar a como lo hace con Apple Music. Pero el camino es totalmente diferente y lleno de retos. En especial uno: nosotros, los seguidores de la tecnología y aficionados a los productos Apple.

Esto ya lo hemos vivido

El domingo supimos por el propio Dwayne Johnson, alias The Rock, que había estado trabajando en algo especial con Apple. Primero pensamos que se trataba de un largometraje en toda regla, aunque resultaba extraño que no se hubiera filtrado nada teniendo en cuenta el calibre de la película que se planteaba.

Pero después conocimos la verdadera historia, un anuncio largo acerca de las capacidades de Siri. Contado en clave de humor y con algunas escenas bastante graciosas, este cortometraje llama la atención por la cantidad de esfuerzo y recursos que ha debido de emplear la compañía. Aunque lo cierto es que esta historia nos debería sonar de antes. Porque es una especie de déjà vu.

Apple está sintiéndose muy cómodo a la hora de crear y producir pequeños cortometrajes propios

Diálogos rápidos de una frase tras otra sin descanso, un ayudante que apenas muestra emoción con frases como "¡Bingo! Boom, me ha encantado la última", escenas que parecen imprevistas pero que molan. Y, sobre todo, una velocidad de vértigo para contar una historia simple pero bastante compleja al mismo tiempo y en apenas 225 segundos.

No sé a vosotros, pero a mí me ha recordado al video introductor de la WWDC de 2016:

Y es que en los últimos años, en cada WWDC, Apple presenta un nuevo corto de este tipo para inaugurar su conferencia de desarrolladores. No hace falta fijarse en la WWDC para ver que Apple tiene un interés muy avanzado en la creación de contenido audiovisual propio. Desde documentales sobre artistas en Apple Music hasta programas de producción propia como Carpool Karaoke u originales como Planet of the Apps.

Apple está poniéndose cómodo con la creación y producción de contenido propio. Con la incorporación de talentos como los de Sony (responsables de éxitos como Breaking Bad) y de pesos pesados de Time Warner, Viacom, Hulu y YouTube, la compañía pretende poner el pie en la puerta de Hollywood. Netflix y Amazon han cambiado el panorama y ya no basta con tener una escaleta de contenido propio, necesitas contactos y un trato cercano al corazón de la industria.

Esto responde a una estrategia muy concreta que aspira a un público muy amplio. Y por eso numerosos usuarios veteranos van a sentirse incómodos.

La incomodidad del usuario de "toda la vida"

carpool

Hace muchos años, cuando salió el iPhone recuerdo ver una serie de comentarios en MacRumors que me llamaron la atención. Mientras había un entusiasmo generalizado, unos pocos usuarios se quejaban de que Apple se estaba desviando con el iPhone y había olvidado actualizar los Mac, OS X y el iPod.

Más allá de la queja puntual (algo así se ha escuchado en los últimos meses), lo que me interesaba era el hecho de que los usuarios veteranos mostraran su malestar con una compañía de la que se consideraban salvadores. Y, en cierto modo, lo eran, porque Apple aguantó al borde de la quiebra y resurgió gracias a su confianza.

El problema es que esta especie de "deuda" choca con las aspiraciones que siempre ha tenido Apple. La de popularizar la tecnología y hacerla más accesible a un usuario medio. Eliminar obstáculos, derribar puertas y echar abajo muros para que un número mucho más amplio de personas puedan utilizarlas, no sin antes hacer negocio levantando los suyos propios.

Pota

Pero esto último no quita para que la compañía siempre empuje en esa dirección. El iPod hizo fácil la obtención y escucha de canciones en una época en la que se perdía el tiempo descargando música y lidiando con carpetas. El iPad ha hecho mucho más cómodo y sencillo realizar tareas que antes requerían un ordenador con demasiadas opciones e interfaz compleja.

Apple busca de manera constante el mercado "mainstream", uno capaz de movilizar a todo el mundo

Y ahora, con el contenido audiovisual, Apple busca enriquecer su ecosistema tecnológico siguiendo la misma receta. Llegar a un público mucho más amplio que el del usuario hardcore de toda la vida. Porque sus gustos son muy especiales pero también son un nicho demasiado pequeño como para marcar la diferencia en este campo cultural.

The Rock es una persona muy conocida del mundo del cine de acción. Dr. Dre es famoso en el del rap. Las estrellas que acuden a Carpool Karaoke también lo son. Y la tan criticada Planet of the Apps rema en esa dirección, la de los shows o realities de personas con talento. En este caso, emprendedores en busca de financiación y apoyo para su app.

Pota2

Sobre este último, resulta llamativo la cantidad de desarrolladores que muestran su incomodidad con el programa. Más cuando se tiene en cuenta el acceso a inversores y la extraordinaria visibilidad en la App Store que se les da a las apps seleccionadas. Algo muy difícil de conseguir hoy en día.

Este tipo de rechazo por parte de usuarios veteranos ha estado siempre presente en la historia de la compañía. Ahora el toca el turno a las producciones de video. Viendo el largo camino que aun tiene que recorrer Apple, tendremos debate para rato.

En Applesfera | Apple crea un espacio para el Primavera Sound de Barcelona en Apple Music.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos