Publicidad

iOS 13.1 introduce la gestión de rendimiento y batería en los iPhone de 2018

iOS 13.1 introduce la gestión de rendimiento y batería en los iPhone de 2018
44 comentarios

Publicidad

Publicidad

ACTUALIZACIÓN: iOS 13.1 ya está disponible.

Apple actualizó hace unos días un documento de soporte en el que especifica la gestión del rendimiento y la batería de los iPhone. Entre los cambios del documento podemos ver cómo la actualización de iOS 13.1 introducirá las opciones de gestión de batería, su salud y el rendimiento de los iPhone de 2018. Es decir, que los iPhone XR, iPhone XS y iPhone XS Max podrán activar la reducción de potencia del terminal para evitar los apagones inesperados de una batería desgastada.

La gestión de la batería cuando se degrada llegará a los iPhone de 2018

iPhone 7 plus

Se trata de la misma gestión de batería que a finales de 2017 generó una gran polémica por no ser transparente al usuario. Apple aplicaba la reducción de potencia al terminal cuando su batería se desgastaba por el uso con la intención de evitar los posibles apagones. Pero lo hizo sin informar de este cambio en un terminal ni dar la opción al usuario de apagarlo. Esta función se implementó con iOS 11.2. Posteriormente, Apple acabó añadiendo con iOS 11.3 una sección de salud de la batería informando sobre su estado y la opción de desactivar la gestión de rendimiento en caso de estar encendida.

Esta función no se activaba hasta que el terminal sufría un apagón inesperado durante un pico de rendimiento. Apple solo incluye esta función en terminales que llevan al menos un año a la venta, en previsión de que sus baterías puedan mostrar los síntomas de desgaste normal (lo cual no quiere decir que las baterías se degraden en tan solo un año). Así, iOS 11.2 la activó para los iPhone 7 y modelos anteriores, iOS 12.1 para los iPhone 8 y iPhone X y ahora iOS 13.1 lo hará con los iPhone de 2018.

Es decir, que a partir de mañana con la salida de iOS 13.1, los iPhone XS y iPhone XR pasarán a activar la gestión de rendimiento pico en caso de sufrir un apagón repentino. Según se ha desvelado en las últimas horas, los iPhone recién lanzados cuentan con un sistema de gestión mejorado. En general, el deterioro de la batería que desencadena estos apagones se produce cuando su salud desciende del 80% o supera los 500 ciclos de carga. Por lo que puede traducirse en alrededor de dos años de uso del iPhone.

Temas

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir