Compartir
Publicidad
Por qué el Apple Pencil 2 es el "ratón" que le faltaba al iPad Pro
iPad

Por qué el Apple Pencil 2 es el "ratón" que le faltaba al iPad Pro

Publicidad
Publicidad

Desde la aparición del iPad, numerosos entusiastas de la tecnología han cuestionado su existencia como ordenador. Una de las principales críticas se encuentra en la ausencia de un ratón que sirva para acomodar flujos de trabajo convencionales. Sin embargo, con el iPad Pro Apple ha creado un accesorio que, aunque no es imprescindible, sí que cumple ciertas funciones parecidas a las de un ratón.

Con el Apple Pencil 2, la compañía ha tomado esa idea y ha echado a correr con ella. Este es el ratón del iPad Pro, uno que puede cambiar para siempre nuestra forma de entender la visión de Apple para el ordenador del futuro.

"No hay evidencias de que la gente quiera utilizar algo así"

iPad

Quienes afirman que el iPad necesita un ratón para sustituir a un portátil convencional cometen dos errores. El primero es asumir que Apple quiere crear un sustituto perfecto del PC que replique todos sus usos, cuando ya hemos visto en otras ocasiones que lo que pretende es presentar al iPad como una alternativa para determinados usos.

La segunda es que Apple fue quien popularizó el ratón en los ordenadores. Y lo hizo junto con el primer Macintosh, aunque fuera un diseño heredado del Apple Lisa lanzado un año antes. Lo curioso es que los periodistas que analizaron ese ratón de Apple en 1984 con motivo del lanzamiento del Macintosh a comienzos de ese año, no tenían muy buena opinión sobre él:

No hay evidencias de que la gente quiera utilizar algo así - John C. Dvorak para el San Francisco Examiner, en febrero de 1984.

Raton Es Un Juguete

Pero el análisis más llamativo fue el realizado por George Vinall en abril de 1984, tan sólo unos meses después y que puede leerse al completo en la imagen superior (no tiene desperdicio). El párrafo final ilustra a la perfección el sentimiento de la época:

¿De qué ayuda puede servirme un ratón a la hora de realizar trabajos como hojas de cálculo, bases de datos y procesamiento de textos? ¿Voy a utilizarlo de verdad en vez de las flechas del teclado? ¿Seré capaz alguna vez de familiarizarme lo suficiente como para alternar mi mano entre el ratón y el teclado sin perder la concentración?

Por desgracia, el final del texto no se conserva en esta captura y tampoco he encontrado el artículo al completo. Pero podemos hacernos una idea de la respuesta del autor a esas preguntas. Un "no" rotundo, lo cual no deja de tener gracia ya que esas labores que comenta (y otras muchas) son cotidianas hoy en día con un ratón.

iPad Pro y Apple pencil
Las flechas del teclado de entonces eran vistas como muy superiores al ratón en aquella época

En aquella época, desplazarse por la pantalla de una línea de comandos e incluso de una interfaz gráfica sólo podía hacerse mediante las flechas del teclado. Decir en que un dispositivo ajeno a ellas podía ser superior era impensable.

Si estos argumentos suenan a actualidad es porque estamos viviendo una reedición del debate "flechas de teclado vs ratón" en formato moderno. Solo que ahora lo llamamos "ratón vs pantalla multitáctil". Ironías del mundo de la tecnología, supongo.

El Apple Pencil 2 es el ratón del iPad Pro

Steve Jobs introdujo el iPhone original desdeñando a los stylus de los smartphones de la época por una razón muy sencilla. En los Palm y Pocket PC de comienzos de siglo eran táctiles, sus sistemas operativos estaban pensados para ser manejados con un stylus. Era imposible controlarlos de manera eficiente mediante un dedo.

Por eso y aunque el iPad Pro rescata este periférico en forma de Apple Pencil, es totalmente opcional. Uno puede seguir utilizando el dispositivo sin un stylus, pero si quieres funcionalidades extra como la precisión necesaria para dibujar o tomar notas a mano, vas a necesitarlo.

Con la segunda generación del Apple Pencil, la compañía ha mejorado el accesorio de manera sustancial. Además de incorporar carga inalámbrica y sujeción magnética, así como un diseño más compacto y con una cara plana, este dispositivo es capaz de reconocer toques con un dedo sobre su superficie.

El Apple Pencil 2 y su reconocimiento de toques suponen un punto y aparte en el iPad Pro

Ayer estuve en la Apple Store de Sol probando por primera vez los nuevos iPad Pro con el Apple Pencil 2. Y debo decir que esta característica funciona francamente bien. En la app Notas mientras estás dibujando, puedes darle dos toques para alternar entre el rotulador y la goma. Pero esa era en una app oficial de Apple, ¿qué podrían hacer los desarrolladores de apps de iOS?

El desarrollador John Sundell ha estado experimentando con el gesto de seleccionar texto en el iPad y utilizar el toque del Pencil para copiar y pegar bloques. Personalmente, creo que estamos ante un momento clave para el iPad.

"El Pencil es más poderoso que el ratón"

pencil

Desde el punto de vista del uso, cuando necesitas una herramienta de input precisa, no hay demasiada diferencia entre levantar la mano del teclado y llevarla al trackpad que tomar el Pencil. Y afirmaría que lo que puede conseguirse con el Pencil, gestos y software llevará el input de precisión a un nivel imposible con un trackpad o ratón.

Quien escribe estas líneas es Ben Bajarin, uno de los analistas que atendió al evento de presentación del iPad Pro en Nueva York el mes pasado. El titular de su artículo hace referencia al tópico literario de "la pluma es más poderosa que la espada", con interesantes implicaciones.

El Apple Pencil, de nuevo, no es un sustituto del ratón. Para serlo, no tendría más remedio que engordar, acortarse, contar con un sensor óptico y añadir un botón físico. Pero entonces sería un ratón y no un stylus. Esto es otra cosa, una alternativa que replica algunas funciones similares al ratón pero que permite otras nuevas imposibles de hacer con un ratón.

El iPad Pro es la oportunidad de Apple para reimaginar el ordenador convencional. Es una idea demasiado valiosa para avanzar hacia la computación que la compañía considera que es el futuro y por eso sigue avanzando con ella. Podemos argumentar que no lo hace lo suficientemente rápido, no sin faltarnos razón. Aunque debemos tener en cuenta que el ratón tampoco alcanzó su estado actual en tan solo un puñado de años.

Querer que el iPad tenga ratón y sistema operativo de escritorio es ignorar que el Mac sigue estando ahí cumpliendo su propia función. Una que el iPad jamás le va a arrebatar.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio